INTERNACIONAL

Fin de una ley que discriminaba a los homosexuales en Arizona

27/02/2014 10:26 CET | Actualizado 27/02/2014 10:26 CET
REUTERS

La gobernadora del estado de Arizona (EEUU) Jan Brewer, ha vetado este miércoles un controvertido proyecto de ley por el que los dueños de los negocios se podrían negar a dar servicio a clientes gays. La ley fue aprobada la semana pasada en la Cámara de Representantes de Arizona, por 33 votos a favor y 27 en contra.

Según la normativa, el empresario podría vetar a un cliente homosexual "siempre y cuando vaya en contra de sus creencias religiosas", una propuesta que ha sido duramente criticada por los senadores demócratas y los miembros del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) de Estados Unidos.

Estos grupos consideran que se trata de una "licencia" para discriminar a los homosexuales en nombre de la religión. Sin embargo, la medida ha sido denegada después de que una serie de importantes organizaciones empresariales y algunos políticos republicanos hayan recomendado a Brewer recular.

En las redes sociales y medios de comunicación se insinuaba que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) consideraba seriamente retirar la Super Bowl de 2015 del estado de Arizona. Además, el pasado viernes, organizaciones LGTB llevaron a cabo una marcha de protesta a la que acudieron unas 200 personas. Algunos de los asistentes portaban carteles en los que se podía leer: "Dios nos creó a todos iguales" y "Vergüenza en Arizona".

LA CELEBRACIÓN DE LA COMUNIDAD HOMOSEXUAL

Una vez anunciado el veto, la comunidad homosexual, representantes de negocios y activistas han celebrado la decisión ondeando banderas y aplaudiendo.

"No esperábamos una respuesta tan pronto, pero me alegra que la gobernadora tomara esta decisión, es la mejor que pudo haber tomado, nadie tiene el derecho a juzgar ni discriminar a nadie", ha declarado Mary Johnson, una de las docenas de manifestantes que se habían concentrado a las afueras del capitolio estatal.

HUMAN RIGHTS WATCH PEDÍA EL VETO DE LA LEY

Por su parte, Human Rights Watch pedía en un comunicado que Arizona vetase "la ley contra LGBT" y afirmaba que "la invocación de creencias religiosas no justifica la discriminación".

Según Graeme Reid, director de derechos de LGBT de Human Rights Watch, “la legislatura de Arizona ha posibilitado un retroceso sin precedentes". “Si la gobernadora Jan Brewer no veta esta ley, las consecuencias no solo serían desastrosas para Arizona, sino que además posiblemente propiciarían la adopción de este tipo de leyes nefastas en otros estados".

El comunicado de HRW afirmaba que, en caso de promulgarse, esta ley sería la primera norma en Estados Unidos que permitiría que las empresas nieguen servicios a personas LGBT invocando una “sincera creencia religiosa". Brewer ya vetó el año pasado una medida parecida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA