NOTICIAS

Rouco: Los terroristas pretendían "matar inocentes a fin de conseguir oscuros objetivos de poder"

11/03/2014 14:34 CET | Actualizado 11/03/2014 14:34 CET

Los atentados los cometieron personas "dispuestas a matar inocentes a fin de conseguir oscuros objetivos de poder". Así lo cree el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que este martes presidió el funeral de víctimas del atentado del 11-M.

En su homilía ante los casi 900 asistentes a esta ceremonia, el cardenal ha reflexionado asimismo sobre el fin del terrorismo y ha advertido de que "hay que estar abierto al perdón siempre, aunque sólo se pueda hacer efectivo cuando se muestra arrepentimiento sincero por los crímenes cometidos y se reparan los daños causados".

"No sabemos exactamente cuáles fueron los propósitos e intenciones últimos de los que pensaron, programaron y ejecutaron los atentados de Atocha", ha afirmado, antes de rememorar la reacción "heroica" de los españoles aquel 11 de marzo de 2004 y los días siguientes, con la idea de que "el terrorismo podía ser vencido".

Tras animar a un "examen de conciencia" sobre el comportamiento mostrado con los familiares de las víctimas, Rouco Varela ha subrayado que murieron porque individuos y grupos "sin escrúpulo alguno" subordinaron el valor de la vida humana a "la obtención de sus intereses económicos, sociales y políticos; ¡siempre tan mezquinos!".

"Murieron, sufrieron y sufrimos porque hubo alguien, hubo personas, que con una premeditación escalofriante estaban dispuestas a matar inocentes, a fin de conseguir oscuros objetivos de poder", ha recalcado el arzobispo, y ha alertado contra aquellos a quienes no les importa hacer del terrorismo "un medio para fines de la naturaleza que sean".

"Sin un previo arrepentimiento, profundo y radical, no podrán nunca -¡no serán capaces de serlo!- instrumentos o autores de caminos de verdadera justicia y de paz", ha concluido esta reflexión.

TE PUEDE INTERESAR...





Recordando a las víctimas del 11-M

10 años del 11-M