NOTICIAS

El presidente del Bayern de Munich dimite e irá a la cárcel

14/03/2014 12:00 CET | Actualizado 14/03/2014 12:17 CET
AFP

El presidente del Bayern Munich, Uli Hoeness, se ha negado a recurrir la sentencia que le condenaba a tres años y medio de cárcel por evadir al menos 18,5 millones de euros en impuestos.

La decisión, que implicará la entrada en prisión del mandatario club que entrena el español Josep Guardiola, va acompañada de la renuncia a su cargo "con efecto inmediato" al frente del club alemán para "evitar más daño".

"Después de discutirlo con mi familia, he decidido aceptar la sentencia del Tribunal del Distrito de Múnich. He dado instrucciones a mis abogados para que no recurran. Esta decisión se corresponde con la comprensión de la decencia, la actitud y la responsabilidad personal. La evasión de impuestos ha sido el error de mi vida y debo asumir las consecuencias", ha escrito Hoeness en la web del Bayern.

"El Bayern es el trabajo de mi vida y que siempre estará ahí. Le doy las gracias a toda la gente del club, amigos y simpatizantes del club por su apoyo", ha agregado.

DE 18,5 A 27,2 MILLONES DE EUROS

El lunes, el presidente del Bayern explicó al tribunal que había evadido 18,5 millones de euros en impuestos, más de cinco veces la cantidad por la que había sido acusado.

Sin embargo, una inspectora fiscal dijo el martes al tribunal que había documentos que mostraban que la cantidad real era de 27,2 millones de euros y que su oficina había esperado más de un año a que Hoeness entregase sus registros bancarios.

El fiscal del caso, Achim Engel, había solicitado una pena de cinco años y medio, pero el tribunal redujo en dos años el castigo en su veredicto.

ELECTRIFY THE WORLD