POLÍTICA

Más de 200 personas se concentran en Plaza de Castilla para pedir la libertad de los detenidos el 22M

24/03/2014 14:52 CET | Actualizado 24/03/2014 14:52 CET
EFE

Más de 200 personas se han concentrado este lunes por la mañana frente a los juzgados de Plaza Castilla para reclamar la puesta en libertad de los detenidos el pasado sábado durante las Marchas de la Dignidad al grito de "Libertad, libertad, detenidos por luchar", o "La voz del pueblo no es ilegal".

El portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores, Diego Cañamero, que ha señalado que el motivo de la concentración es "pedir la libertad de los chavales que están detenidos", ha asegurado que todo el mundo que se ha concentrado esta mañana frente a los juzgados "está de acuerdo" en que deben ser puestos en libertad.

Según Cañamero, a los detenidos se les acusa de delitos como "desórdenes públicos o desacato a la autoridad", aunque confía en que sean puestos en libertad.

La Policía, que se ha acercado a los manifestantes para recordarles que la concentración no estaba comunicada, ha sido contestada por Doris Benegas, quien ha señalado que estaba "absolutamente comunicada", y que se está desarrollando con "tranquilidad". Benegas ha dicho que lo que no estaba comunicado es que "iba a haber 27 detenidos" y que está "absolutamente justificado" que se produzca una concentración para pedir su libertad.

Por los juzgados ha pasado también una de las madres de los detenidos el sábado, que visiblemente afectada, ha explicado a los periodistas congregados que su hijo, que había participado en la manifestación junto con su padre y otros miembros de la familia, fue detenido cuando volvía a casa. "Iba caminando, tranquilamente, nada más, se iba a casa, no había disturbios alrededor, no había nada, están las imágenes grabadas", ha detallado a los periodistas.

Ante los juzgados se ha desplegado un gran dispositivo policial con más de treinta furgones antidisturbios.

Los detenidos han salido en libertad pasadas las 14:45 horas.

WILLY TOLEDO DA SU APOYO

El actor Willy Toledo, que ya participó en la marcha del sábado, se ha acercado hasta el lugar para mostrar su apoyo a la concentración y pedir también la libertad de los detenidos, asegurando que no se iría "hasta que no salgan".

El actor ha denunciado que la Policía ejerció una "violencia brutal y desproporcionada" contra una manifestación en la que había "desde bebés de tres meses hasta ancianos de 90 años". Sobre las marchas, ha dicho que "lo fundamental" es que se consiguió reunir a casi dos millones de personas "sin la participación" de los grandes sindicatos.

Respecto a las críticas vertidas sobre su participación en la manifestación, el actor ha ironizado con que "Cuba no tiene otra cosa que hacer que enviar actores alrededor del mundo para que inicien luchas sociales". Toledo ha señalado que esto no lo ha iniciado él, "sino el pueblo', y que él "forma parte del pueblo".

Manifestación a favor de los detenidos