TENDENCIAS

Cambio de hora 2014: este domingo hay que adelantar el reloj

26/03/2014 16:24 CET | Actualizado 28/03/2014 13:18 CET
GTRES

El domingo toca cambiar la hora para dar comienzo al horario de verano. ¿Hay que atrasar o adelantar el reloj una hora? Aunque lo vivimos cada año no todos lo tienen claro: en primavera toca adelantar.

Con el cambio de hora, el próximo domingo, 30 de marzo, a las 02.00 serán las 03.00 (hora peninsular), con lo que ese día habrá una hora menos. No somos los únicos: unos 1.500 millones de personas de casi 80 países mueven las agujas del reloj dos veces al año con la finalidad de ahorrar energía.

ADEMÁS: ¿Por qué cambiamos la hora? ¿Merece la pena?

El Congreso barajó el año pasado adoptar la hora británica para acabar con una anomalía histórica. De momento, parece que ese reloj está parado. El informe con la propuesta de cambio de horarios que se elevó al Gobierno no es vinculante, pero el ministro de Economía Luis de Guindos aseguró que el Gobierno estudiaría el informe completo y, en especial lo relativo al cambio de huso horario.

El cambio de hora para distinguir horario de invierno y de verano sigue generando debate. También ocurre con el huso horario de España. Según una encuesta realizada por el Instituto de Estudios Opinea a 1.019 españoles, el 68,4% de los españoles está a favor de cambiar el huso horario en España y volver a la hora que marca el meridiano de Greenwich, es decir, el horario de Londres y Portugal, que tiene una hora menos que el horario actual en España peninsular y Baleares.

Desde los años 40 del siglo pasado, a decisión del dictador Franco, el horario en España está vinculado al meridiano por el que se rige la hora en Berlín.

Sería "una medida a priori sin coste y con sólo beneficios", explicaba el pasado septiembre El Huffington Post Nuria Chinchilla, académica y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE Business School. Con la hora ya cambiada, según sugería esta experta, en vez de comer a las 14 o 15 horas, los españoles deberían hacerlo a las 13.00 durante una hora. "Entraríamos a trabajar a las 9, pero saldríamos a las 17 o 18, como ya pasa en algunas multinacionales, teniendo tiempo para la vida social, personal, para dormir", recomendaba.

Cansancio y alteraciones en el estado de ánimo son los efectos que puede tener el cambio de hora, como si fuera un mini jet lag. Ajustar el 'reloj interno' le lleva al organismo un par de días.

ADEMÁS