ECONOMÍA

España se queda a una décima de cumplir el objetivo de déficit

28/03/2014 15:12 CET | Actualizado 28/03/2014 15:41 CET

España cerró 2013 con un déficit público del 6,62% del PIB, doce centésimas por encima del objetivo pactado con Bruselas (6,5%), según ha anunciado este viernes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Tras el Consejo de Ministros que ha estudiado estas cifras, Montoro ha explicado que cuando se revise el cálculo de PIB en septiembre, según las reglas de la oficina de estadística comunitaria Eurostat, España quedará incluso por debajo del objetivo.

"España en su conjunto ha cumplido los objetivos que tiene marcados", ha dicho el ministro, que ha especificado que el déficit final del Estado y Seguridad Social ha sido de 5,49% (frente al 5,2% estipulado); el de las CCAA de 1,54% (frente al objetivo de 1,3%), mientras que los ayuntamientos han cerrado con un superávit de 0,4%, cuando lo previsto era 0,0%.

Si se añaden las ayudas que se han dado a los bancos, que no cuentan a efectos de déficit excesivo para Bruselas, el desequilibrio de las cuentas alcanza el 7% del PIB, ha añadido Montoro.

(Sigue leyendo después del gráfico...)

MONTORO Y SANTAMARÍA SACAN PECHO

El ministro de Hacienda ha subrayado, además, que "estas cifras" son la prueba de que "ha cambiado el ciclo económico" porque "tienen detrás la recuperación económica". "Hay un cambio de la situación económica del país. El Gobierno nunca ha tirado la toalla. Si no hubiéramos tenido un cambio de ciclo facilitado a la prima de riesgo, no se hubieran corregido las cifras".

Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, estas cifras confirman que las reformas y esfuerzos de España "dan resultados", el país "camina por la senda de la consolidación fiscal" y se consolida el "clima de confianza" propio de un "socio fiable", lo que ayudará a la recuperación económica y la creación de empleo.

La Comisión Europea había adelantado en sus previsiones económicas de finales de febrero que el déficit público español cerraría en el 6,7% del PIB, en tanto que esta semana el Banco de España pronosticó que se terminaría una décima por encima del objetivo (en 6,6%).

Desde que consiguió cerrar en superávit en 2007 (1,97% del PIB), un año antes de que comenzara la crisis, España ha venido incurriendo en déficit, y siempre por encima del valor de referencia del 3 % del PIB que establece el Pacto de Estabilidad de la Unión Europea.

Así, en 2008 tuvo un déficit de 4,51% del PIB; en 2009 de 11,12% del PIB; en 2010 de 9,61%; en 2011 de 9,07% y en 2012 de 6,98% (estos dos últimos sin contar las ayudas a la banca).