POLÍTICA

Más de una veintena de inmigrantes, encaramados durante horas en la valla de Melilla

03/04/2014 11:12 CEST | Actualizado 03/04/2014 20:23 CEST
EFE

Más de una veintena de inmigrantes han permanecido encaramados durante horas en la valla de Melilla, dónde se han subido este jueves tras un intento de entrada masiva junto a otros 150 subsaharianos.

Los inmigrantes se han ido bajando paulatinamente de la valla, que tiene una altura de unos seis metros. Uno de ellos ha sido rescatado tras sufrir una lipotimia, por lo que ha sido trasladado al Hospital Comarcal.

Visiblemente cansados y con los músculos entumecidos, los subsaharianos han puesto fin a una aventura de muchas horas, que han comenzado con fuerza, coreando gritos de "Libertad, libertad" o "España, España".

Dos de ellos se habían subido a una farola situada junto al perímetro fronterizo, ya en territorio español, una acción que el pasado viernes ya llevó a cabo un subsahariano en la última entrada a la ciudad autónoma.

Según han informado fuentes policiales, el intento de entrada se ha producido por la zona norte de la ciudad autónoma, próxima a los Pinares de Rostrogordo.

A ambos lados de la frontera, tanto en la parte española como en la marroquí, hay un fuerte dispositivo policial. Miembros de la Guardia Civil en varios momentos se han subido en una escalera para dar agua a los inmigrantes.

TRASLADOS A MÁLAGA DESDE EL CETI

Un total de 61 inmigrantes subsaharianos, entre ellos once mujeres, han llegado al puerto de Málaga desde Melilla como medida para aliviar la situación que vive el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que sigue muy saturado tras los últimos saltos a la valla.

Los inmigrantes que han llegado a Málaga proceden de países como Gabón, Camerún, Malí, República Centro Africana, Guinea Bissau, Senegal o Liberia, y todos presentaban aparentemente un buen estado de salud, salvo uno de ellos que tenía varias heridas y una fractura ocasionada por el salto a la valla fronteriza.

Cruz Roja no descarta que se haya trasladado a más inmigrantes a los Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras o Madrid, y han confirmado que continuarán viniendo más en las próximas semanas.

La medida se toma tras los numerosos saltos de inmigrantes que se han producido en los últimos meses en la ciudad autónoma, que han desbordado el CETI de Melilla, que alberga a casi cuatro veces su capacidad idónea, que es de 500 plazas.

ADEMÁS:

NOTICIA PATROCINADA