POLÍTICA

Los jueces critican la reforma judicial de Gallardón: "Es un retroceso"

05/04/2014 12:08 CEST | Actualizado 05/04/2014 12:08 CEST

El Anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) presentado este viernes por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, está dando mucho de qué hablar. Y no precisamente para bien.

El Sindicato de Secretarios Judiciales (SISEJ) ha criticado que esa reforma es un conglomerado de modificaciones "claramente conservador", con una "visión estrecha y corporativista" de la justicia y que supone un "retroceso de la garantía de los derechos" para los ciudadanos.

En un comunicado, el SISEJ ha valorado el anteproyecto de Ley aprobado este jueves por el Consejo de Ministros, una norma que cambiará el actual mapa judicial español mediante la creación de tribunales de instancia (TPI) en las capitales de provincia y el reforzamiento del Tribunal Supremo, que contará con jurisprudencia que vinculará de forma obligatoria al resto de órganos.

El sindicato ha calificado el anteproyecto de "copia maquillada" del borrador de la comisión institucional de expertos de 2012, que "no justifica por su contenido", una nueva Ley reguladora de la justicia en España. Además, según el SISEJ " consolida un modelo de administración de justicia fosilizado en el pasado, que no está pensado para el estado actual de la tecnología, y con un trato desigual para los ciudadanos".

"MILITARIZAR" LA JUDICATURA

El portavoz de la asociación judicial Jueces para la Democracia (JpD), Joaquim Bosch, ha asegurado que Gallardón, "pretende militarizar la judicatura" mediante el anteproyecto.

En declaraciones a Efe, Bosch ha afirmado que la reforma ha causado un "profundo descontento" en la asociación, que considera que el Gobierno apuesta "por un nuevo sistema muy jerarquizado" y por una "estructura piramidal" permeable a "las interferencias del poder político en la independencia judicial".

Bosch ha agregado que la eliminación de los jueces decanos y su sustitución por la figura del presidente del tribunal de instancia, que será nombrado por el Consejo General del Poder Judicial, es una muestra de cómo se podrían producir "vinculaciones con el poder político".

"UN BRINDIS AL SOL"

También la Unión Progresista de Secretarios Judiciales (UPSJ) ha tildado de "trasnochada" y "decimonónica" la reforma. A su juicio, es un "brindis al sol" puesto que no se desarrollará hasta que entre en vigor la nueva Ley de Demarcación y Planta.

El portavoz de la asociación, Carlos Artal, ha denunciado en declaraciones a Europa Press que el anteproyecto arrebata competencias propias de los fedatarios públicos, como la organización de la oficina judicial, para entregárselas al juez a través de acuerdos gubernativos.

Ha mostrado su malestar por que los secretarios judiciales pasen a denominarse 'Letrados de la Administración de Justicia' ya que transmite la idea equivocada de que son "asesores jurídicos" con un carácter administrativo, frente al "resolutivo y directivo" que realmente tienen. Según dice, sería más favorable al nombre de "letrado judicial".