POLÍTICA

Esperanza Aguirre: "Parece que en España no hay problemas más importantes que mi multa"

08/04/2014 11:02 CEST | Actualizado 08/04/2014 11:02 CEST
EFE

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha lamentando este lunes "la desproporción" que, a su juicio, ha rodeado a todo lo relacionado con la multa que le pusieron la semana pasada por aparcar en el carril bus de la Gran Vía.

"Todo lo que ha rodeado esto me ha parecido desproporcionado. Parece como si en España no hubiese problemas más importantes, como si no existieran Eguiguren, los seis millones de parados, la Gürtel, los EREs o el desafío catalán", ha subrayado Aguirre en una rueda de prensa.

Tras tres días dando su versión de los hechos en los diferentes medios de comunicación, la dirigente 'popular' únicamente ha respondido a una pregunta sobre su multa. "Ya sabía yo que iban a ustedes a insistir. He dicho que no voy a contestar más preguntas", ha respondido ante la insistencia de los periodistas.

En lo que sí ha insistido Aguirre ha sido en sus críticas al presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, quien este fin de semana aseguró que "en Madrid con ETA se vivía mejor."

La presidenta del PP de Madrid ha recordado que Eguiguren fue condenado por malos tratos a su pareja. En concreto, el dirigente socialista fue condenado en 1992 a 17 días de arresto por golpear a su mujer con las manos, un paraguas y un zapato.

NO QUIERE RESPALDO

Por otro lado, Aguirre ha insistido en que "todos los papeles del coche estaban en regla" y que todo fue un "incidente" de su vida privada que "no es extraordinario" en "la vida de cualquier ciudadano". "Nada más ocurrirme este incidente y al empezar la repercusión mediática, me apresuré a reconocer públicamente que había cometido un error", ha remarcado.

"He cometido un error, una infracción, he aparcado donde no hay que aparcar y pido excusas por ello", ha asegurado. "Además de reconocerlo, pedí públicamente excusas por ello", ha subrayado. Asimismo, ha sostenido que no espera el respaldo de su partido porque quiere que en sus errores, no le respalde "nadie".

Agentes de movilidad -responsables del tráfico- denunciaron el pasado jueves a Aguirre por huir en su coche de la Gran Vía de Madrid cuando iba a ser multada tras aparcar en un carril bus, lo que además de una sanción administrativa podría conllevarle otra por desobedecer a la autoridad.

Tras reconocer los hechos, la presidenta del PP de Madrid acusó a los agentes de mostrar una actitud machista y de actuar condicionados por su perfil público, una declaraciones a las que contestó la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, defendiendo la "presunción de veracidad" de estos.

ADEMÁS: