TENDENCIAS

8 tribus que pueden sacar pecho en el Día del Orgullo Friki (FOTOS)

25/05/2014 10:38 CEST | Actualizado 25/05/2014 10:38 CEST

Seguro que has oído hablar de los hipsters, los rockers o los skins, e incluso puede que te suenen los emos, los visual kei o los gopnik. Pero es muy probable que no conozcas a tribus más nuevas y desconocidas, como los fans adultos de Mi pequeño pony o los dandies del Congo.

Este domingo 25 de mayo se celebra, como todos los años, el Día del Orgullo Friki, y aquí tienes ocho subculturas que pueden sacar pecho en este día, cada una con sus propios y extraños fetichismos.

  • Bebés adultos
    GETTY
    La vida puede ser muy estresante, y algunas personas encuentran formas muy curiosas de relajarse. Es lo que pasa con los Adult Babies o bebés adultos, que cuando llegan a casa del trabajo se dejan en manos de otros, que les ponen un pañal y les dan de comer, juegan con ellos y los cuidan. "Entré en esta comunidad cuando era adolescente porque tenía problemas de incontinencia", revela Mike, un estadounidense de 37 años que trabaja desde casa en redes sociales y ha fundado Dailydiapers. En declaraciones a El Huffington Post explica que otros Adult Babies le ayudaron a descubrir "que podía disfrutar llevando pañal". La mayoría de los bebés adultos son hombres, pero la edad varía. "Creo que muchos niños son presionados para convertirse en hombres demasiado pronto y no reciben tanto afecto como las niñas, y por eso lo buscan de nuevo una vez que son adultos", reflexiona.

    Mike se considera asexual, lo que en sus propias palabras "dificulta las relaciones", pero asegura que no tiene que ocultarse porque sus padres, con los que vive, le apoyan. "Llevo pañales casi siempre porque me hacen sentir seguro y más sociable, y si estoy deprimido el chupete me ayuda a relajarme". Pero otros llevan el tema más lejos: "Algunos tienen cunas gigantes y mesas para cambiar el pañal. Otros viven como bebés todos los días y a todas horas, incluso abiertamente en público". Mike expresa el deseo de adquirir una cuna algún día pero, de momento, se contenta con sus juguetes y con tener la habitación siempre preparada para dormir una siesta.

  • Muñecas vivientes
    FACEBOOK (Valeria Lukyanova/Anastasiya Shpagina)
    El culto a la belleza femenina ha llegado al extremo de querer alejarse del aspecto humano para ser más "perfecta". Las living dolls (o muñecas vivientes) son mujeres que se someten a cirugía para parecer muñecas; se agrandan los ojos, afinan la cara y adelgazan de forma extrema para adquirir proporciones imposibles. Son iconos de estilo, con miles de seguidores en las redes sociales y, generalmente, un contrato como modelo. Por el elevado coste de perseguir esta estética, no está al alcance de cualquiera, pero el estilo se está extendiendo: hay hombres que han decidido buscar el look Ken para las Barbies humanas y, en varios países asiáticos, los ulzzang (jóvenes de ambos sexos) se maquillan los ojos de forma exagerada y tratan de agrandarlos con unas lentillas dañinas para la visión.
  • Otherkin
    BALTASAR VISCHI (FLICKR)
    Los otherkin ("otra especie") creen que, en espíritu, son un ser no humano, que puede ser desde un lobo hasta un unicornio. "Es algo con lo que se nace y genera mucha confusión", revela el argentino Raúl, de 31 años y conocido en la comunidad como Jamiroth. Él siente que su verdadero ser es un dragón antropomórfico rojo que se le reveló en un sueño en 1996. Junto a Golden Spirit, una andaluza de 26 años que no desea revelar su nombre, han fundado la comunidad Otherkin Hispano, que cuenta con más de 600 miembros. "Yo desde que tenía 5 o 6 años, ya jugaba a ser otro ser", recuerda ella. "Un perro, un zorro, un velocirraptor...cualquier bicho, mientras no tuviera nada que ver con el ser humano", asegura. Golden Spirit se identifica como un "ser energético", es decir, no se reconoce como algo en concreto, sino que ha tenido experiencias como todo tipo de criaturas.

    Los primeros otherkin se reunieron alrededor de Elfinkind Digest, una lista de correo de principios de los 70, pero ahora se encuentran en todos los países del mundo. Suelen ser adolescentes y uno de los subgrupos más populares son los vampiros. La mayoría se alimenta de energía de los que le rodean pero algunos llegan al extremo de beber sangre, a veces comprada pero otras veces obtenida de donantes voluntarios.

    Los fundadores de Otherkin Hispano advierten que hay miembros de su subcultura que desean transformarse en su verdeadero ser en la vida real para "resolver su vida mágicamente" y evadir la realidad. "Siempre que entra alguien nuevo amargado con su humanidad les digo que hay que buscar ser humanos. Físicamente somos humanos y tenemos una vida humana. Hay que buscar un equilibrio. El descubrirte y aceptarte, quererte y comprenderte como el ser que eres, ayuda mucho", manifiesta Golden Spirit.
    Con la colaboración de Ángel Luis Sucasas.
  • Faeidismo
    GETTY
    Los neopaganos más extremos no sólo creen en la existencia de hadas y duendes en una dimensión aparte, sino también que han sido elegidos para familiarizar a la Humanidad con sus costumbres y existencia de cara al Gran Despertar, cuando elfos y demás criaturas atraviesen los portales místicos y entren de nuevo en nuestra dimensión. El faeidismo debe ayudarlos a abrir por medio de rituales y magia, y sus miembros aseguran estar en contacto frecuente con estos seres.
  • Bronies
    GETTY
    Los bronies son una comunidad de fans formada por hombres de más de 18 años que se reúne tanto en Internet como en persona para compartir su afición. ¿Lo que les une? Mi pequeño pony, una serie que muchos consideran "para niñas". "Hay que reconocer que es raro, como reescribir las leyes de género", afirma a El Huffington Post Guillermo Fachal, de 25 años y presidente de la asociación Iberbronies. "En mi familia levanta risa". Aunque la serie le atrae por "los chistes con doble sentido y referencias a cultura pop que los niños no van a pillar", asegura que lo que le atrajo a esta comunidad fueron sus miembros. "La cosa empezó con ironía, como una coña", recuerda. Poco a poco empezaron a involucrarse más en el fandom y hoy Iberbronies tiene ya 20 miembros, que se reúnen frecuentemente y crean mucho material de fans de la serie (dibujos, historias inventadas, disfraces). "Somos pocos, comparado a Estados Unidos y Canadá", sostiene Fachal que destaca la intensa actividad creativa de esta comunidad. "Hay horas y horas de música creada por fans sobre la serie", asegura. Él lleva siempre el mp3 lleno.
  • Yamanba
    YOUTUBE
  • Furries
    GETTY
    Estos fans están obsesionados con animales antropomorfos de ficción. Les gusta convertir (a través dibujos, historias y foros) a personajes humanos o personas reales en animales humanizados. Los furries son uno de las subculturas más activas de Internet (hasta el punto de que tienen su propio Wiki) y con más miembros, ya que son muy gregarios y crean mucho material sobre su afición. A la mayoría les gusta el manga y el anime, cuyos personajes convierten en animales con características humanas (expresiones, bipedismo, habla). ¡Y disfrazarse de peluches gigantes! Algunos lo llevan a un punto sexual.
  • Sapeurs
    GETTY
    Los integrantes de La Sape - Société des Ambianceurs et des Personnes Élégantes (una traducción aproximada sería 'Sociedad de Creadores de Estilo y de Gente Elegante') son varones africanos que se rebelan contra su Gobierno y su situación adoptando la estética y modales de los dandies colonizadores de antaño, especialmente contra líderes nacionalistas. Siempre van impecablemente vestidos, aunque no tengan dinero para nada más. Los sapeurs no pertenecen a la élite, o no todos: hay de todas las profesiones, edades y procedencias, aunque el origen del movimiento tuvo lugar en la capital de la República del Congo, Brazzaville, a finales de los años 80. El estilo es, a la vez, una evidencia de la imposición cultural de la metrópoli pero también una interpretación propia que responde al exhibicionismo de la cultura actual. Los sapeurs acapararon recientemente la atención de Guinness, que los dedicó un spot y exploró las vidas de varios de ellos en un documental.


Padres frikis molones

OFRECIDO POR NISSAN