POLÍTICA

Pere Navarro dimite como primer secretario del PSC

11/06/2014 16:35 CEST | Actualizado 11/06/2014 17:59 CEST
RTVE

Pere Navarro dimite como primer secretario del PSC. Los malos resultados de las pasadas elecciones europeas del día 25 de mayo provocaron que convocara un Consell Nacional extraordinario con el que pacificar las diferentes corrientes internas de la formación, pero Navarro deja el cargo tres días antes de su celebración.

"Los resultados de las elecciones europeas lanzaron una señal fuerte de la sociedad catalana y he llegado a la conclusión de que la mejor manera de contribuir a los cambios que necesita el PSC es renunciar a la secretaría", ha explicado Navarro durante la rueda de prensa que ha convocado para explicar sus motivos.

Navarro ha relatado que ya tenía hace días tomada la decisión y que este miércoles ha hablado con Alfredo Pérez Rubalcaba, aún secretario general del PSOE, para comunicarle su renuncia.

El hasta ahora líder de los socialistas catalanes insta a la nueva dirección del PSC a abordar un "proceso sólido de cambios profundos en un clima de libertad". "Es una nueva etapa del partido a la que pienso contribuir en la medida de mis posibilidades y estoy a disposición de los militantes, del partido y del conjunto de la sociedad catalana".

La nueva etapa comenzará el próximo sábado, durante el Consell Nacional, donde Navarro presentará oficialmente su dimisión. Entonces será cuando se abran dos posibles escenarios: la creación de una comisión gestora que convoque un congreso o que sea el propio Consell el que convoque el congreso que decida la nueva dirección del PSC.

VARIOS REVESES ELECTORALES

Navarro convocó dicho Consell Nacional con la idea de recoser el partido introduciendo nuevas caras en la Ejecutiva e intentando un acercamiento a los sectores críticos. La convocatoria buscaba visualizar estos cambios, pero la falta de apoyos le ha hecho dimitir.

Navarro asumió el cargo de primer secretario en un congreso del PSC en diciembre de 2011. Al asumir el liderazgo del socialismo catalán, Navarro recibió el encargo de recuperar el PSC después de que este perdiera las autonómicas de 2010 y fuera desalojado de la Generalitat tras siete año de gobierno.

El dirigente socialista no ha logrado este objetivo, y la suma de reveses electorales ha fracturado el partido en numerosas ocasiones, surgiendo varios movimientos críticos con la dirección.

CHOQUES IDEOLÓGICOS

Durante su gestión al frente del PSC, Navarro tuvo que hacer frente a una profunda división ideológica ante el desafío independentista planteado por el Ejecutivo de Artur Mas y sus socios de ERC.

Algunos miembros de la formación quieren que el partido apoye el derecho a decidir, mientras que otros, en línea con la dirección nacional del PSOE, rechazan esa idea.

Esta fractura interna ha provocado que Navarro haya ido perdiendo paulatinamente la confianza de los suyos ante la carencia de liderazgo para dominar el PSC.

SE SUMA A RUBALCABA Y PATXI LÓPEZ

La de Navarro se suma a las renuncias del aún secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el pasado 26 de mayo, y del secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, el 27 de mayo.

Un día después del varapalo electoral a los socialistas en las elecciones europeas. El líder de los socialistas convocó un congreso para el mes de julio en el que se elegirá la nueva directiva. Una convocatoria que abrió el melón por la secretaría general y por una futura candidatura a la Presidencia del Gobierno.

Tras Rubalcaba llegó el turno de Patxi López, quien también propuso la celebración de un Congreso extraordinario en septiembre al que renunció acudir como candidato. Sin embargo, muchos interpretaron este movimiento como el primer paso para optar a la sucesión de Rubalcaba al frente del PSOE o, quizás, como candidato a jefe del Ejecutivo.