POLÍTICA

Sáenz de Santamaría subraya ante Mas: "Está en nuestras manos limar lo que nos separa"

12/06/2014 08:57 CEST | Actualizado 12/06/2014 09:00 CEST
EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado este miércoles al presidente catalán, Artur Mas, que "está en nuestras manos esforzarnos para defender lo que nos une y limar lo que nos separa", a lo que Mas ha respondido defendiendo el proceso soberanista abierto en Cataluña.

La vicepresidenta ha hecho esta alusión al debate soberanista y al desencuentro entre el Gobierno y la Generalitat en la cena anual con motivo de aniversario del diario Expansión en Barcelona. En este evento, Sáenz de Santamaría ha coincidido con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en un acto que ha reunido también a buena parte de la cúpula empresarial española.

"Avanzando juntos podemos llegar mucho más lejos que separados", ha afirmado la vicepresidenta en su discurso. El presidente catalán, que ha cerrado el acto, le ha contestado que esa alusión a ir "juntos" Cataluña la entiende ahora "a nivel europeo". "Si economías pequeñas como Dinamarca, Finlandia o Suecia son capaces de ser grandes en eficiencia y de tener los mejores estados del bienestar de toda la UE, es porque hoy la palabra juntos ya la tenemos que interpretar todos a nivel europeo", ha sentenciado Mas.

En la misma dirección, Mas ha asegurado que "Cataluña fue en la Marca Hispánica un territorio íntimamente vinculado al corazón de Europa", y ha agregado que "ese cordón umbilical que nos une íntimamente a Europa lo llevamos metido en las venas hace muchos siglos".

La vicepresidenta del Gobierno ha aprovechado el acto en la capital catalana para hacer un discurso conciliador y para subrayar que Cataluña es "un activo de nuestro país, pero sobre todo dentro de nuestro país", ha dicho, y ha resaltado que esta comunidad siempre ha sido parte de un "gran proyecto compartido" y debe seguir siéndolo. Además, ha añadido que la pluralidad es un "valor" en España y la unidad "una fortaleza", mientras que Mas, por su parte, ha recordado el carácter confiado de los catalanes, pero ha sentenciado: "Cuando la confianza se rompe y alguien no ha correspondido a esta confianza, algo queda resentido".