POLÍTICA

Las 'Marchas de la dignidad' rodean parlamentos autonómicos en toda España

21/06/2014 16:18 CEST | Actualizado 21/06/2014 21:10 CEST
EFE

Las Marchas de la Dignidad, que el pasado 22 de marzo reunieron a miles de personas en el centro de Madrid para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y denunciar una situación de "emergencia social", han llamado a rodear este sábado los 17 parlamentos autonómicos el sábado y reclamar de esa manera "pan, trabajo y techo".

Según han explicado las distintas plataformas en sus webs y en las redes sociales, las cámaras legislativas regionales son, "al igual que el Gobierno del Estado, cómplices y partícipes en las medidas ya no de austeridad, sino de supresión de derechos y libertades", refiriéndose por ejemplo a la detención de algunos de los participantes en actos de protesta.

La convocatoria del sábado, aprobada en la Asamblea estatal celebrada en Barcelona el pasado 12 de abril con la participación de unos 300 colectivos sindicales, sociales y políticos, es la continuación de la "jornada de lucha" por el empleo digno llevada a cabo el 30 de abril.

ARAGÓN: 2.000 PERSONAS

Cerca de 2.000 personas, según los organizadores, han 'rodeado' pacíficamente este sábado la sede del Gobierno de Aragón en Zaragoza contra las políticas de recortes y para reclamar trabajo digno, vivienda y servicios públicos para todos.

La protesta ha empezado con varias columnas, de una treintena de mareas y colectivos, que han salido de distintos puntos de la capital aragonesa para converger ante el Edificio Pignatelli.

En declaraciones a los medios de comunicación, una de las portavoces de Marchas por la Dignidad, Maribel Martínez, ha reclamado "trabajo digno, vivienda y acceso a servicios públicos de calidad para todos". Asimismo, ha afirmado que la Plataforma lucha por la creación de una renta básica, que no se modifiquen los criterios de acceso al Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) y por "el derecho al aborto".

GALICIA: 2.000 PERSONAS

Unas 2.000 personas han rodeado las instalaciones del Parlamento de Galicia en una protesta convocada para advertir de que esta institución ya no les representa y reclamar que vuelva a ser un medio al servicio de la ciudadanía.

Bajo el lema 'Pan, trabajo y techo', la protesta salía pasadas las 12.15 horas de la estación de tren compostelana para recorrer las calles de la ciudad y rodear de forma simbólica el edificio de la Cámara gallega, de manera simultánea a otros territorios del Estado.

'Aquí está, aquí se ve, la clase obrera gallega en pie 'En la movilización está la solución', han sido algunas de las consignas coreadas por los ciudadanos en una protesta secundada por fuerzas políticas como AGE y organizaciones como CUT, STEG, Sindicato Ferroviario y Bomberos de los parques privados de Galicia.

CATALUÑA: CIENTOS DE PERSONAS

Unas 800 personas según la Guardia Urbana, miles según la organización, han recorrido este sábado el centro de Barcelona bajo el lema 'Pan, trabajo, techo y dignidad' en una protesta que ha finalizado rodeando simbólicamente el edificio de la Generalitat.

La marcha ha comenzado a las 17.30 horas con dos puntos de encuentro, en las plazas Catalunya y Urquinaona, y los manifestantes han recorrido la Via Laietana para acabar en la plaza Sant Jaume.

MADRID: MIL PERSONAS

Alrededor de un millar de personas ha rodeado la Asamblea de la Comunidad de Madrid en una marcha pacífica para exigir "pan, trabajo y techo".

Los manifestantes han partido sobre las 18:00 horas del metro Pacífico para llegar, cerca de una hora después, a la sede de la Asamblea madrileña, situada en Entrevías, y que estaba acordonada por un fuerte dispositivo policial.

Al llegar la columna de la protesta, los manifestantes han dado una vuelta al recinto luciendo banderas republicanas, de Brigadas Internacionales, del Partido Comunista y de Podemos, entre otras, así como pancartas alusivas a sus reivindicaciones.

PAÍS VASCO: 300 PERSONAS

Alrededor de 300 personas han participado este sábado en una sentada frente al Parlamento vasco convocada por ESK,CNT, CGT, asambleas de aparados de Euskadi y colectivos sociales vascos, para reclamar "pan, trabajo y techo" y solicitar al Gobierno vasco medidas "acordes" a la situación actual de pobreza que padece la ciudadanía vasca, con consecuencias como la malnutrición de los niños y la exclusión social de pensionistas, parados y mujeres.

En la manifestación no se ha producido ningún incidente y se han portado pancartas en las que se podía leer 'La alternativa está en nuestras manos', 'Renta universal e incondicional', 'Contra el paro y la pobreza , reparto de trabajo y riqueza' o los derechos están en venta. Dignidad, defensa y lucha'.

En declaraciones a los medios de comunicación, el portavoz de la convocatoria y miembro de la coordinadora de asambleas de parados y colectivos de desempleados de Bizkaia, Javier Alonso, ha recordado que esta movilización es una continuación de la Marcha por la dignidad celebrada el pasado 22 de marzo en Madrid.

ANDALUCÍA: MILES DE PERSONAS

Miles de personas han realizado una marcha por la calles de Sevilla, partiendo desde diferentes puntos hasta llegar todos al Parlamento andaluz, que ha sido rodeado por "completo" para protestar por la actual clase política.

Así se lo han indicado a Europa Press fuentes del sindicato CGT-A, que han destacado que ha sido una marcha "reivindicativa y pacífica", que además ha contado con varios bloques que se han concentrado con "total normalidad" y "sin ningún problema reseñable". En este sentido, han lanzado un mensaje "alto y claro" también a la Junta de Andalucía, porque "no pueden decir que son de izquierdas y hacer políticas de derechas, siguiendo a la Troika".

A esta acción han acudido representantes de toda Andalucía, procedentes de decenas de organizaciones sociales y sindicales, así como de partidos políticos tales como IULV-CA, que ha formado parte de la manifestación que ha partido de la estación de Santa Justa, en la que también ha participado el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), entre otros colectivos.

CASTILLA Y LEÓN: MEDIO MILLAR DE PERSONAS

Más de medio millar de personas, según fuentes policiales, de Castilla y León se han reunido este sábado en la manifestación convocada por la Plataforma de la Dignidad en Valladolid para solicitar al Gobierno 'Pan, trabajo y techo para todos'.

La manifestación ha comenzado a las 12.30 horas en la Plaza Mayor y ha discurrido por la calle Santiago, Plaza y Paseo de Zorrilla, el Puente Adolfo Suárez y la Avenida Salamanca hasta llegar a las Cortes de Castilla y León, entre gritos de "Ni un parado más", "La próxima parada que sea diputada" y "Mariano (Rajoy) deja la tijera, que en vez de presidente pareces peluquera".

Asimismo, los manifestantes, encabezados por una pancarta que rezaba 'Las marchas de la dignidad rodean las cortes', portaban estandartes en los que se podían ver imágenes irónicas del equipo de Gobierno estatal, como los ministros de Trabajo y Educación y Cultura, Fátima Báñez y José Ignacio Wert, respectivamente, el presidente, Mariano Rajoy, con mensajes del programa electoral del Partido Popular y análisis de la situación social.

CASTILLA-LA MANCHA: CENTENARES DE PERSONAS

Una cadena humana -formada por unas 700 personas según los manifestantes y 370 según la Delegación del Gobierno- ha recorrido las calles de Toledo desde la Plaza de Zocodover a las Cortes regionales, lugar en el que les han permitido entregar una urna con sus reivindicaciones, entre las que piden "pan, techo y dignidad", así como la retirada de la reforma de la Ley Electoral en Castilla-La Mancha.

Ha sido sobre las 12.00 horas cuando la marcha ha partido de la céntrica plaza toledana para recorrer las calles de la ciudad llenas de turistas. Cada participante llevaba una pegatina en la que se podía leer 'Reservado el Derecho de Admisión', y han gritado consignas como "No a los recortes" o "Se va a acabar la paz social".

Uno de los momentos más curiosos se ha producido cuando la cadena humana ha pasado por delante del Arzobispado de Toledo coincidiendo con el arzobispo, Braulio Rodríguez, que ha tenido incluso que agacharse para pasar a través de la cadena. Una coincidencia que alguno de los manifestantes ha aprovechado para gritar "No nos mires, únete".

NOTICIA PATROCINADA