NOTICIAS

Muerte de Alfredo Di Stéfano: Miles de personas acuden a visitar su capilla ardiente (FOTOS)

08/07/2014 17:05 CEST | Actualizado 08/07/2014 18:05 CEST

Miles de personas han brindado este martes su último adiós a Alfredo Di Stéfano, el legendario jugador del Real Madrid, que falleció ayer a los 88 años tras dos días en coma por una parada cardiorespiratoria.

La relevancia y la huella que Alfredo Di Stéfano ha tenido en el Real Madrid se ha notado con la gran expectación y respeto que su muerte ha generado en la familia blanca desde primera hora de la mañana, ya que antes de que se abrieran las puertas del palco de honor del Santiago Bernabéu a las 10:40 horas, varios cientos de personas ya aguardaban impacientes para brindar su despedida a Di Stéfano.

El primero en llegar al estadio fue el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que fue ejerciendo de anfitrión con todos las personalidades que han acudido e incluso se fotografió con algunos aficionados que se lo pidieron. Junto a Pérez estuvo también Emilio Butragueño, exfutbolista y actual director de Relaciones Institucionales del club.

De los primeros en llegar, antes de las once de la mañana, fueron la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, el entrenador de fútbol José Antonio Camacho, el exsecretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco.

Todos ellos dieron un emocionado pésame a la familia de Di Stéfano y compartieron unos minutos con sus allegados junto al féretro tapado con una gran bandera blanca y situado en una sala en la que lucen dos fotografías de gran tamaño, una reciente y otra antigua, junto a las cinco Copas de Europa logradas en su etapa de jugador.

CARVAJAL, EL NIÑO DE LA 'PRIMERA PIEDRA'

Emocionante fue el momento del último adiós para el actual jugador madridista Dani Carvajal, que el 12 de mayo de 2004 colocó junto a Di Stéfano la primera piedra de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Poco después de marcharse Carvajal hicieron acto de presencia Sergio Ramos y el capitán Iker Casillas, que aparcó sus vacaciones para acercarse al estadio Santiago Bernabéu y despedirse de un hombre que, según dijo, "todo de él recuerda al Real Madrid".

Según pasaban los minutos, siguieron desfilando por la capilla ardiente personalidades del mundo del deporte como los exfutbolistas Iván Helguera y Pirri o el actual presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales.

José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte, llegó al estadio a las 11:25 y, tras dar el pésame a la familia madridista por la pérdida del mito blanco, declaró ante la prensa que Di Stéfano ha sido "el futbolista más grande que se ha conocido". En la misma línea se mostró la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que destacó que Di Stéfano "llevó el nombre de la ciudad por el mundo" y avanzó que en uno de los próximos plenos municipales propondrá dedicar un espacio público en Madrid en su nombre.

A las 13:00 horas llegaron al estadio madridista Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid; Gabi, capitán del primer equipo, y José Luis Pérez Caminero, director deportivo del club. Los tres fueron recibidos por Florentino Pérez y departieron durante unos minutos con los familiares de Di Stéfano.

"GRATITUD ETERNA"

Todas estas personalidades se mezclaron en el palco de honor del Santiago Bernabéu con los numerosos aficionados que desde que se abrió la capilla no pararon de entrar, formándose durante algunos momentos filas realmente largas a las afueras del estadio.

Emilio Butragueño agradeció pocos minutos antes de las 14:00 horas las muestras de cariño de la familia madridista hacía Di Stéfano y declaró que su "gratitud hacía él será eterna".

Algunos compañeros de vestuario en el Real Madrid como Amancio Amaro o José Emilio Santamaria se mostraron emocionados al recordar la figura de Alfredo di Stéfano, destacando ambos la "generosidad" que transmitía.

Pasadas las dos de la tarde, el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, acudió a mostrar su pésame a la familia de parte de "todo el deporte español" y aseguró que Alfredo di Stéfano fue "un jugador de leyenda, irrepetible y el mejor de la historia".

Entre tanto, el goteo de aficionados madridistas y admiradores de Alfredo di Stéfano sigue sin cesar y así seguirá hasta las 21:00 horas en que se cierre hoy la capilla ardiente. Mañana miércoles se abrirá desde las 9:30 horas hasta las 15:00 horas.

El madridismo despide a su leyenda