POLÍTICA

El IPC sigue a la baja por la caída del precio de alimentos y bebidas

11/07/2014 11:39 CEST | Actualizado 11/07/2014 11:44 CEST

La tasa interanual de inflación se situó en junio en el 0,1%, una décima por debajo de la registrada en mayo y continúa en senda bajista por segundo mes consecutivo, según el índice de precios de consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta evolución a la baja de la inflación se debió principalmente al descenso de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

En mayo el IPC se situó en el 0,2% en tasa interanual después de que en abril se hubiera recuperado hasta el 0,4%.

Por otra parte, en tasa mensual los precios de consumo se mantuvieron respecto a mayo.

Los grupos que más influyeron en el IPC en tasa interanual fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas que disminuyeron siete décimas.

BAJAN LAS PATATAS, ACEITES Y AVES

El INE destaca los precios de las frutas frescas y legumbres y hortalizas que subieron menos que en el mismo mes de hace un año, así como las bajadas de las patatas, sus preparados y aceites y carnes de ave, que cayeron frente a la subida de junio de 2013.

También influyó la disminución del precio de la electricidad, debido a la devolución de los consumidores de la cantidad facturada en exceso en los seis primeros meses.

En sentido contrario, en la tasa anual del IPC de junio repercutió de forma positiva el aumento del sector de otros bienes y servicios, sobre todo la subida de precios de los seguros del automóvil frente a la estabilidad que registraron hace un año.

Asimismo, el incremento de los precios del transporte impulsados por el alza de los carburantes y lubricantes.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (que no tiene en cuenta alimentos elaborados ni productos energéticos) se mantuvo en el 0%, por lo que se situó una décima por debajo del índice general.

En cuanto a la evolución mensual, las bajadas de precios del vestido y calzado motivadas por las rebajas de la campaña de verano así como de la vivienda, a causa de la disminución de la electricidad, influyeron en el mantenimiento de la inflación.

No obstante, en la tasa mensual tuvieron repercusión positiva las subidas de los precios de los carburantes, de los viajes organizados, de otros bienes y servicios y del sector de hoteles, cafés y restaurantes.

La estabilidad del IPC en tasa mensual suma dos meses consecutivos, ya que en mayo también se mantuvo en el 0% después de que repuntara en abril hasta el 0,9%.

Por otra parte, la inflación interanual consolida la senda bajista que mantiene desde noviembre de 2013 cuando la tasa se situó en el 0,2 %, llegando a presentar un signo negativo del -0,1% en marzo de este año.

Aunque repuntó en abril hasta el 0,4 %, en mayo volvió a bajar al 0,2% para descender de nuevo el mes pasado al 0,1%.