POLÍTICA

Pedro Sánchez, día 1: primarias, barones, el poder de Díaz y Cataluña

14/07/2014 21:46 CEST | Actualizado 12/12/2014 19:37 CET
FLICKR / PSOE

En Ferraz soplan aires nuevos. Tras ganar la histórica consulta directa a los militantes, Pedro Sánchez ha comenzado su era al frente del PSOE este lunes llamando a la unidad, abogando por un partido solvente y escenificando su estrecha relación con la potentísima federación andaluza.

Más de 125.000 socialistas tomaron este domingo la palabra y colocaron a Sánchez como el sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba, gracias a un apoyo del 48,6%. Ahora es el turno de la estrella de emergente, la hora de empezar a reconstruir un partido herido casi hasta la muerte en las dos últimas contiendas electorales (las generales de 2011 y las europeas del 25 de mayo) y profundamente dividido tras el fallido congreso de Sevilla de 2012 -donde Rubalcaba se impuso a Carme Chacón-.

"Quiero ser el secretario general de la unidad y me voy a empeñar en ello", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser ya como virtual secretario general del PSOE (oficialmente será nombrado en el congreso extraordinario de los días 26 y 27). Después de una guerra interna -con más patadas en privado que en público- su principal reto es conformar una Ejecutiva “integradora” y que aúne las diferentes almas que pasean por el socialismo español.

Aspira a llevar de nuevo al PSOE a la casilla de “ganador”, según confesó la misma noche de su victoria, pero antes tiene que poner orden en su casa. Por eso, sus primeros movimientos en Ferraz han sido reunirse con el líder saliente, Alfredo Pérez Rubalcaba, y comenzar una ronda de contactos con los barones.

Entre las preocupaciones que reinan en las mentes socialistas, destaca el pulso por las primarias para elegir al candidato de partido a La Moncloa. El calendario previsto por la anterior dirección fija en noviembre la cita. Eduardo Madina forzó a su contrincante a comprometerse a la celebración de las mismas, pero Sánchez ha avisado de que lo va a consultar con el partido y que tendrá que ser ratificado por el Comité Federal.

La duda entre los socialistas es si noviembre es el mejor momento para abrir una batalla interna o si hay que esperar a después de las elecciones municipales y autonómicas de la primavera de 2015.

El flamante ‘número uno’ del PSOE ha hecho hincapié que va a proponer el mes de noviembre como fecha de estas primarias, pero que debe ser “el comité federal y todos los territorios, junto con la nueva Ejecutiva, la que decida ese nuevo calendario”. “Las primarias se van a hacer sí o sí”, ha comentado.

EL PODER ARROLLADOR DE ANDALUCÍA

La primera audiencia con un líder territorial ha sido con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Paseo ante las cámaras en la calle Ferraz y reunión de 50 minutos. Esta comunidad ha sido la gran catapulta de Sánchez, a la federación verdiblanca le debe su holgada victoria ante Madina.

Díaz ha ganado con la victoria de Sánchez una nueva contienda dentro del PSOE. El nuevo secretario general ha salido a recibirla a la puerta y juntos han posado ante los fotógrafos. Ella no ha hablado ante los periodistas, pero él posteriormente ha confesado que ha ido todo “muy bien” durante el encuentro.

La voz del PSOE andaluz la ha puesto este lunes su ‘número dos’, Juan Cornejo, hombre de la máxima confianza de Díaz y conocedor de todos los resortes del socialismo patrio. Su mensaje: la fecha de las primarias se fijará “entre todos” en el Comité Federal y la opinión de los candidatos a las municipales y autonómicas tendrá un “peso importante”.

El socialismo andaluz lleva meses planeando esta cita vital. El poder y la fuerza del partido residen ahora en el PSOE andaluz, que a su vez tiene su principal caladero de votos en las ciudades medias y en los pueblos de Andalucía. El motor de la maquinaria.

Horas más tarde se ha visto con el otro presidente autonómico socialista, Javier Fernández (Asturias). El barón ha admitido que tanto Sánchez como él tienen clara la voluntad de integración tras la consulta. El asturiano es firme partidario de las primarias de noviembre, un tema que ha tocado con el nuevo líder. No obstante, ha asegurado tras el encuentro que no le ha trasladado “nada específico”: “Ese es un compromiso que tenemos; ya veremos cómo se dilucida”.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

psoe

Javier Fernández y Pedro Sánchez

CAMINO DE LA NUEVA EJECUTIVA

Primarias y equipo. Tiene quince días ahora para oír a los compañeros y conformar el equipo que le acompañará durante este periplo. Por ahora no ha desvelado ningún nombre. Ni siquiera el de su número dos, el del secretario de Organización.

Durante la campaña ofreció un puesto en la Ejecutiva a Madina y a José Antonio Pérez Tapias, el tercer candidato en liza. Desde Extremadura, Guillermo Fernández Vara ha cerrado filas en torno a Sánchez, a pesar de que en su federación ganó el candidato vasco, y le ha pedido que haga una Ejecutiva “integradora, pero la suya”. “Eso lo tenemos que entender el resto de la organización”, ha apostillado el que fuera presidente autonómico.

Muchos barones han salido a defender a su nuevo líder. La mayoría de los secretarios generales apostaban por la victoria de Sánchez y este lunes tocaba por fin evidenciarlo en público. Durante la campaña, los poderosos del partido no han querido pronunciarse directamente sobre sus preferencias para no influir en las bases y ante el temor de que se identificara a un candidato con el ‘aparato’.

Otro de los grandes retos que tendrá Sánchez es la situación de Cataluña. La relación entre los anteriores líderes del PSOE y del PSC, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro, fue tormentosa por este asunto hasta que firmaron la paz a través de la propuesta federalista recogida en la ‘Declaración de Granada’. El nuevo primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha afirmado que va a insistirle a Sánchez en la necesidad de hacer una consulta legal.

LA LLEGADA AL ESCENARIO DE LA GRAN POLÍTICA

La elección del líder del PSOE sobrepasa los muros de la sede de Ferraz. Sánchez habló tras su victoria con el rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quienes le desearon suerte, según ha revelado él mismo. Todavía no ha solicitado formalmente una reunión en La Moncloa a la espera de que el congreso extraordinario ratifique su puesto.

Desde la calle Génova, la ‘número dos’ de los populares, María Dolores de Cospedal, le ha dado la bienvenida y ha dicho que espera poder hablar y pactar cuestiones "importantes". En concreto, aguarda contar con él para "garantizar los principios básicos sobre los que se sustenta el país". Eso sí, ha lanzado un mensajito contra el líder de oposición in pectore al decir que debe contestar "quién quiere ser" y "cuál es el modelo que quiere para el país".

Desde el otro lado del arco parlamentario, el líder de IU, Cayo Lara, se ha unido las felicitaciones, pero le ha trasladado a través de los medios -no han hablado aún- que tiene que decir si está dispuesto a tomar medidas como la derogación del artículo 135 de la Constitución y las dos reformas laborales.

Sánchez ganó este domingo la primera batalla. Ahora se le abren muchos frentes. El ‘sanchismo’ arranca su andadura en Ferraz con la vista puesta en las primarias, la presión de los líderes territoriales por las autonómicas y las municipales y el otoño caliente que vivirá Cataluña. Nada más y nada menos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La victoria de Sánchez


Las votaciones del PSOE


Pedro Sánchez

NOTICIA PATROCINADA