NOTICIAS

Amazon lanza un Spotify de libros electrónicos

18/07/2014 19:31 CEST | Actualizado 18/07/2014 20:15 CEST

Poco a poco, Amazon va haciendo realidad el sueño de los amantes de la lectura.

El gigante del comercio electrónico ha anunciado este viernes el lanzamiento de una tarifa plan de libros electrónicos, al estilo de lo que hace Spotify con la música o Netflix con las películas.

El servicio, denominado Kindle Unlimited, tiene un coste mensual de 9,99 dólares y permite acceder a un fondo de 600.000 títulos en el formato de lectura que utilizan los Kindle.

Además de en los dispositivos de la compañía también podrán reproducirse en tabletas o teléfonos móviles que tengan instalada la aplicación de Kindle (disponible para iPads, iPhones, dispositivos con Windows y Android).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El catálogo es vastísimo desde un punto de vista cuantitativo, aunque no tanto cualitativo. Y es que se entre esas 600.000 opciones de lectura no figuran muchas de las novedades que atestan las librerías o los best-seller que tanto tirón tienen en ventas. La oferta está compuesta fundamentalmente por libros autopublicados y obras de editoriales independientes.

Aun así en la oferta figuran grandes sagas como Los Juegos del Hambre, Harry Potter, Diarios de Greg o El Señor de los Anillos.

SÓLO EN EEUU

El servicio, por el momento, sólo está disponible en EEUU y el primer mes será gratuito de prueba. En el catálogo también hay disponibles 2.000 audiolibros, un género muy popular en Estados Unidos, aunque no tanto en España.

Según Collin Gillis, de BGC Partners, el movimiento de Amazon entra dentro la lógica según la cual los usuarios no necesitan poseer un libro, sino leerlo. “Lo vemos con la música y las películas. Tiene sentido que sucediese también con los libros”, apunta.

Es muy probable que las editoriales más relevantes del sector, en disputa contínua con Amazon, desprecien el nuevo servicio de suscripción de la compañía estadounidense, ya que supondrá de facto un abaratamiento del precio de los libros y, como consecuencia, de los derechos de autor.

“Si eres una gran editorial no quieres que todo el mundo crea que la nueva novela de Dean Koontz es gratuita”. señala McQuivey.