POLÍTICA

Huelga Renfe y Adif: Los pasajeros se arman de paciencia ante los retrasos

31/07/2014 14:23 CEST | Actualizado 31/07/2014 14:23 CEST
EFE

La tranquilidad reinaba esta mañana en la estación de Chamartín a pesar de la huelga convocada para esta jornada en Renfe y Adif,ç fundamentalmente porque los servicios mínimos se están cumpliendo y porque los viajeros se han armado de paciencia cuando les ha tocado retraso o cancelación.

El transporte ferroviario, incluidas las Cercanías, se está viendo afectado hoy jueves por un paro de 23 horas convocado por CCOO en Renfe y por la primera de las dos jornadas de huelga convocadas por los sindicatos que integran el comité general de empresa de Adif excepto UGT.

El Ministerio de Fomento ha decretado unos servicios mínimos para las Cercanías de Renfe del 75% en las horas punta de la mañana y de la tarde y del 50% el resto del día.

Esos mínimos no serán efectivos en la línea C-9 (Cercedilla-Puerto de Navacerrada-Cotos), cuyos trenes no circularán mañana ni pasado con motivo de la huelga.

En el AVE y en los trenes de larga distancia los servicios mínimos son del 77% en trenes AVE y en los de media distancia se han fijado entre el 65 y el 63%.

Entre los no muy numerosos viajeros que aguardaban esta mañana en Chamartín, algunos como Roberto, que iba a Valladolid en el tren de las 9,55; María del mar, que viaja con sus dos hijos en el de Oviedo y Gijón de las 11,05 o Emilia, que había llegado puntual desde La Coruña con tiempo de sobra para trasladarse al aeropuerto a coger un vuelo para Polonia, han tenido suerte.

Otros, en cambio, no, como Sophie, una joven de Liverpool, que debía haber subido al tren de la mañana para Bilbao pero va a tener que esperar cinco horas al siguiente, hasta las cuatro de la tarde, para llegar a un curso.

O Mónica, que tenía que esperar hora y media para tomar otro tren a León, a pesar de que había comprado el billete ayer mismo para un viaje de trabajo, y además va a llegar a las 17 horas en lugar de a las 13 porque su nuevo trayecto es, dice, "de los que van recogiendo flores".

A ambas, les han informado en Atención al Cliente de que no necesitaban cambiar el billete sino que podían subir con él a su nuevo tren, aunque Sophie no se lo explicaba y a Mónica esto le sonaba a "overbooking" -sobreventa-.

Juncal ha hecho cola esta mañana en Chamartín para que le devolvieran el dinero porque pensaba viajar a Almería a las 8 para dar una sorpresa a una amiga pero la sorpresa se la ha llevado ella al ver que lo habían cancelado y que el siguiente salía a las 14,30.

Otra joven, Sofía, ni siquiera pudo comprar ayer el billete para viajar hasta un funeral porque, según le explicaron, como hoy había huelga se habían vendido con antelación todos los asientos para ayer.

DIFERENCIA DE CIFRAS DE SEGUIMIENTO

La huelga de Renfe y Adif está teniendo un seguimiento en esta primera jornada de huelga entre el 75% y el 80 %, cifra que sería más alta en talleres y más baja en los trabajadores encargados de la circulación, según los sindicatos SFI Y CGT.

Desde las compañías sin embargo reducen el impacto de la huelga. Renfe asegura que ha tenido un seguimiento del 4,29 % en los turnos de noche y de mañana, 384 trabajadores de unos 9.000.

Desde Adif señalan que en el turno de noche han secundado huelga el 5,5% de los trabajadores y en el de mañana el 7,79%.

Las fuentes consultadas en ambas compañías han destacado la "total normalidad" con la que se está desarrollando el paro, con cumplimiento de los servicios mínimos y sin incidentes de ningún tipo.