POLÍTICA

Podemos: de proyecto político a tercera fuerza del país, en ocho meses

04/08/2014 22:07 CEST | Actualizado 04/08/2014 22:07 CEST
EFE

Tan sólo 198 días después de nacer y 146 días desde que se registró como partido político para las elecciones europeas, en las que logró cinco escaños, Podemos ya se ha convertido en la tercera fuerza política del país, según el último barómetro del CIS.

Los datos de la encuesta indican que el partido de Pablo Iglesias lograría un 15,3% de los sufragios si hoy se celebrasen elecciones, por detrás del PSOE (21,2%) y del PP (30%). Pero la intención directa de voto muestra que Podemos superaría a los socialistas con un 11,9% frente al 10,6%, por detrás del 12,8% del PP.

(Sigue leyendo después de la tabla...)

voto

¿Cómo ha sido posible este giro a la política española en apenas ocho meses? En declaraciones a El Huffington Post, Carolina Bescansa, responsable de la Unidad de Análisis Político de Podemos y una de las fundadoras de la formación, valora con "prudencia" la encuesta del CIS aunque advierte del "deseo de cambio" que se percibe en los datos.

"Una de las cosas que está pasando es que la crisis de legitimidad del Gobierno parece un proceso difícilmente reversible, ya que existe un rechazo en la encuesta al presidente, a los miembros del Gobierno y al partido del Gobierno", explica Bescansa. "Otro es que la sanidad aparece como tercer problema más mencionado por detrás del paro y la economía, lo que demuestra que los recortes están haciendo efecto y mucho daño a la sociedad".

Todo esto está afectando especialmente a los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, cuyos niveles de apoyo siguen bajando barómetro a barómetro. Y, pese a que Bescansa considera que a la encuesta del CIS "le faltan preguntas básicas" como percepción sobre qué partido lo haría mejor en la gestión de los problemas, la valoración de todos los líderes o los deseos de cambio, desde Podemos creen que los datos apuntan "al fin del bipartidismo".

"El sistema de partidos de ahora no es el mismo que en 1978 y a partir de ahora los cambios van a dar lugar a una realidad cualitativa y cuantitativa distinta. Cualitativa, porque no van a ser los mismos actores, y cualitativa, porque los viejos actores no van a tener el mismo peso", explica Bescansa.

"NO ES ALGO COYUNTURAL"

La respuesta de PP y PSOE a este barómetro ha sido escéptica. Desde el partido en el Gobierno, su portavoz adjunto en el Congreso, Rafael Merino, ha apuntado a la necesidad de dos partidos mayoritarios para dar "estabilidad" al sistema político, en la línea de lo que planteó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su balance del curso antes de las vacaciones.

El PSOE, por su parte, cree que el barómetro está "desfasado" porque se hizo antes de la elección de Pedro Sánchez como nuevo secretario general de los socialistas y su número dos, César Luena, ha asegurado que la "remontada" de su partido es sólo "cuestión de tiempo".

"Mucho me temo que no es una cuestión de coyuntura que se modifique por lo que pasa en los últimos días", responde Bescansa. "Es una transformación muy profunda que está empezando a canalizarse hacia el ámbito de lo político e institucional", indica.

La realidad es que, desde que la formación de Pablo Iglesias lograra en las pasadas elecciones europeas cinco eurodiputados con casi un millón y medio de votos, Podemos no ha dejado de recibir ataques, especialmente desde el PP, cuyos dirigentes han dedicado todo tipo de calificativos, desde "comunismo casposo" hasta "ultraizquierdista".

(Sigue leyendo después de la galería...)

Cosas que Podemos es para el PP

Bescansa no se atreve a indicar si los ataques ayudan o no al ascenso de su formación. "Es difícil de calibrar, no tenemos ninguna encuesta que vaya en esa dirección", indica la analista política de Podemos, quien sí observa "un crecimiento significativo y continuo" del partido y que "se está empezando a materializar la voluntad de llegar a los espacios políticos por parte de una gran mayoría de la sociedad".

"UN APOYO TRANSVERSAL"

Para ello, desde Podemos aluden a otros indicadores al margen del CIS, como los casi 800 círculos repartidos por todo el país o las 75.000 personas inscritas a la formación en apenas un par de días. "En nuestro país se ha puesto en marcha un proceso de cambio político que, más pronto que tarde y gracias a la unión de millones de personas, nos va a permitir, como pueblo, recuperar la democracia, la soberanía y la dignidad", asegura Bescansa, quien no cree que Podemos vaya a quedar como una fuerza "testimonial" con tan sólo un 15% de los apoyos. "No tiene pinta de que vayamos a ser testimoniales", añade.

Otro de los aspectos interesantes de la encuesta del CIS es la edad de quienes se decantan por el partido de Pablo Iglesias. Según el barómetro, una mayoría de votantes de entre 18 y 45 años prefieren a Podemos frente a los partidos tradicionales, un electorado considerablemente más joven que el de PP y PSOE, cuyos principales nichos de electores se sitúan por encima de los 55 años.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

podemos

Sin embargo, Bescansa no cree que Podemos reciba apoyos sólo de la gente joven sino que "recaba apoyos de carácter transversal". "Es transversal porque la gran mayoría social lo es: las mareas, las marchas de la dignidad, las protestas contra la troika, los recortes, la corrupción... No están vinculadas a grupos de edad ni a posición ideológica, sino que atraviesan a toda la sociedad y forman una gran mayoría de cambio", asegura.

Habrá que ver si el fenómeno que ha eclosionado y que se está instalando con fuerza en la sociedad, consigue luchar los espacios de poder público a los dos principales partidos. De momento, Podemos no desvela si se presentará o no en todas las provincias o si lo hará en coalición con otras formaciones. Eso se verá en otoño, tras la Asamblea Ciudadana que decidirá la forma de organización del partido y de donde saldrán las estrategias de cara a un futuro cada vez más favorable.

Es3033mar A by El Huffington Post

OFRECIDO POR NISSAN