INTERNACIONAL

EEUU comienza su ataque a los yihadistas de Irak

08/08/2014 17:47 CEST | Actualizado 08/08/2014 18:46 CEST

Dos aviones de guerra de Estados Unidos han disparado bombas guiadas por láser contra piezas de artillería de los yihadistas del Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, según el Pentágono.

A las 11.45 hora española, dos aviones Hornet F/A 18 que habían despegado del portaaviones George H.W. Bush, a más de 1.000 kilómetros al sur en el Golfo Pérsico, han lanzado bombas de 220 kilos contra una pieza de artillería móvil cerca de Erbil.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el portavoz del Pentágono, el almirante John Kirby, ha asegurado que antes del bombardeo, la artillería de los insurgentes había disparado contra las fuerzas kurdas que defienden esa ciudad, "donde hay personal estadounidense".

La acción militar ha tenido lugar menos de 12 horas después de que el presidente Barack Obama autorizase el uso de la fuerza para proteger a sus compatriotas en Erbil. "El presidente dijo claramente que Estados Unidos seguirá emprendiendo la acción militar directa contra el Estado Islámico cuando sus miembros amenacen a nuestro personal y nuestras instalaciones", ha puntualizado Kirby.

El presidente de Francia, François Hollande, ha mostrado su apoyo a los bombardeos estadounidenses y ha llamado a la Unión Europea (UE) a "desempeñar un papel activo" en respuesta a la "catastrófica" situación.

El Ministerio de Exteriores del Reino Unido ha recomendado a sus ciudadanos que abandonen "inmediatamente" las poblaciones al suroeste de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, por el avance de los yihadistas. Los británicos han anunciado que fletarán aviones de ayuda humanitaria para los desplazados por los yihadistas, pero ha rechazado intervenir militarmente.

AYUDA A 200.000 REFUGIADOS

El bombardeo ha ocurrido horas después del comienzo de una operación del Pentágono para auxiliar a decenas de miles de personas que han huido de los milicianos hacia una montaña en el noroeste del país. Un avión Hércules C-17 y dos C-130 de carga, custodiados por dos de combate, han distribuido entre los refugiados agua y alimentos, sin incidentes.

Según informaciones procedentes de Irak, hay casi 200.000 desplazados, en su mayoría kurdos y cristianos que huyeron en los últimos días de la ofensiva y que están aislados en el monte Sinyar sin agua, comida, refugio ni medicinas, lo que ha generado una emergencia humanitaria.

El gobierno iraquí había pedido la ayuda de Estados Unidos para atender a esos desplazados y, por su cuenta, ha llevado a cabo vuelos para la descarga de suministros, según un funcionario del Pentágono. "Estados Unidos no puede mirar para otro lado" cuando se está fraguando un genocidio y existen los recursos militares para impedirlo, ha manifestado Obama.

TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA