POLÍTICA

El Gobierno atribuye al buen tiempo y el fin del ramadán la llegada masiva de pateras

13/08/2014 08:35 CEST | Actualizado 13/08/2014 14:11 CEST
EFE

Al buen tiempo, más pateras. A eso atribuye el Gobierno el repunte de la inmigración. En tan solo un día han llegado por mar alrededor de un millar de inmigrantes ilegales, marcando una cifra récord en tan poco tiempo desde que se tienen registros.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que "con el buen tiempo siempre existe una oleada" migratoria, algo que pasó "el año pasado" con el fin "del ramadán".

La delegada ha reconocido que la llegada de inmigrantes ha sido "este año de forma excepcional" y debe llevar al Gobierno, a los demás organismos públicos y a Marruecos a "reforzar controles" y "establecer mecanismos para tener mejor coordinación".

Preguntada por la posibilidad de que Marruecos haya bajado la guardia, Crespo ha eludido responder y ha remitido a la reunión que el Ministerio del Interior celebra en la mañana de este miércoles para tratar el asunto.

¿BRAZOS CAIDOS DE MARRUECOS?

Según fuentes cercanas a la policía y también de una ONG de asistencia a los emigrantes consultadas por EFE, los agentes de la Gendarmería Real y las Fuerzas Auxiliares marroquíes (cuerpo de apoyo antidisturbios) han estado concentrados en las dos grandes ciudades de la región, Tánger y Tetuán, pero ausentes de las costas del Estrecho.

Estas dos ciudades, como las del resto de la costa marroquí, están estos días con máxima ocupación turística. Fuentes consultadas por El Mundo relatan "una reciente falta de control de la policía de Marruecos en una zona de costa que abarca 70 kilómetros aproximadamente".

Este martes por la noche, la ciudad gaditana de Tarifa ha abierto un segundo polideportivo para atender a los 835 inmigrantes que han sido rescatados de aguas del Estrecho durante todo el día.

Los inmigrantes, que suman ya más de 1.100 en las últimas 36 horas, están siendo trasladados hasta el puerto de Tarifa (Cádiz), donde son atendidos por un dispositivo de Cruz Roja.

TAMBIÉN EN LA VALLA DE MELILLA

Por otra parte, unos 600 inmigrantes subsaharianos han protagonizado en la madrugada de este miércoles un nuevo intento de salto a la valla de Melilla y 80 de ellos permanecen encaramados.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas y marroquíes han desplegado un amplio dispositivo desde minutos antes de las 04.00 horas pero no han conseguido evitar la llegada de los inmigrantes a la valla, según ha informado RNE.

Los inmigrantes permanecen subidos con la esperanza de tener el mismo destino que sus 50 compañeros de ayer que, después de siete horas de espera, lograron quedarse en Melilla en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), en lugar de ser devueltos a Marruecos como ha sido habitual hasta ahora. La Guardia Civil y la Policía han cortado el acceso a la zona y han desalojado a los medios de comunicación.

NOTICIA PATROCINADA