INTERNACIONAL

Obama habla de Guerra Fría y advierte a Putin de las consecuencias de entrar en Ucrania

29/08/2014 08:32 CEST | Actualizado 29/08/2014 08:33 CEST
REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido este jueves a Rusia de que su "incursión" en Ucrania le acarreará "más consecuencias", destacando que el país "está ahora más aislado que en ningún otro momento desde el final de la Guerra Fría".

En una comparecencia desde la Casa Blanca, Obama ha revelado que ha hablado por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel. "Y hemos coincidido en que Rusia es responsable de la violencia en el este de Ucrania, en que los separatistas están armados, entrenados y financiados por Rusia", ha dicho.

Obama ha acusado así a Rusia de "violar deliberada y repetidamente la soberanía y la integridad territorial de Ucrania". "La nuevas imágenes de las fuerzas rusas en Ucrania han permitido que el mundo lo vea", ha apuntado.

Así, ha alertado de que "esta incursión de Rusia en Ucrania solo le traerá más costes y más consecuencias", recordando que Occidente ya ha impuesto al país "las mayores sanciones". "Rusia está más aislada que en ningún otro momento desde el final de la Guerra Fría", ha sostenido.

A este respecto, ha apuntado que la próxima semana estará en Europa "para coordinarse con sus aliados y socios". "En la cumbre de la OTAN nos centraremos en los pasos adicionales que se pueden dar para garantizar que la Alianza está preparada para cualquier desafío", ha adelantado.

Además, ha revelado que el próximo mes se reunirá con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en la Casa Blanca para discutir la grave crisis por la que atraviesa el país europeo.

PRESENCIA RUSA

Poroshenko ha denunciado este jueves la entrada de tropas rusas en el país y ha pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para abordar el "deterioro" de la situación en las regiones orientales.

En las últimas dos semanas, Ucrania ha denunciado la entrada de tropas rusas en su territorio. La OTAN ha informado hoy de que hay más de 1.000 soldados rusos "apoyando" y "combatiendo" del lado de los separatistas prorrusos en el este del país.

Rusia ha negado insistentemente estas informaciones y ha explicado que el grupo de soldados rusos que esta semana ha sido detenido en el país vecino forman parte de una patrulla fronteriza que entró por error en el país vecino.