INTERNACIONAL

Rusia desmiente un alto el fuego permanente en el este de Ucrania

03/09/2014 09:04 CEST | Actualizado 03/09/2014 11:23 CEST
AFP

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha desmentido el supuesto acuerdo de alto el fuego en el este de Ucrania alcanzado por los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Ucrania, Petró Poroshenko.

"Putin y Poroshenko trataron realmente los pasos para favorecer un alto el fuego entre las milicias y las fuerzas ucranianas. Pero Rusia no puede acordar el alto el fuego porque no es parte en el conflicto" armado, ha precisado Peskov a la agencia RIA Nóvosti.

La Presidencia de Ucrania había anunciado ese acuerdo de alto el fuego. "El resultado de la conversación ha sido un acuerdo sobre un alto el fuego permanente en el Donbass (zona que abarca las rebeldes regiones de Donetsk y Lugansk)", señaló un comunicado publicado en la web oficial de la Presidencia ucraniana . El presidente Poroshenko también lo confirmó a través de su cuenta de Twitter.

Previamente, un portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, había informado de que "los puntos de vista de los presidentes de los dos países coinciden ampliamente sobre las posibles salidas de la grave situación de crisis", según la agencia Interfax.

Las posiciones de los dos países se han distanciado aún más en las últimas semanas, después de que Kiev denunciase la supuesta presencia de militares rusos en el este de Ucrania. Moscú, sin embargo, niega cualquier despliegue y acusa a Kiev de falta de voluntad para resolver el conflicto con los separatistas.

SEGUNDO CONTACTO

Esta conversación telefónica ha sido el primer contacto entre ambos mandatarios después la reunión que mantuvieron en Minsk el miércoles de la semana pasada, que fue el primer cara a cara desde el estallido del conflicto en las regiones orientales ucranias de Lugansk y Donetsk.

En esa reunión se acordó reanudar en la capital bielorrusa las reuniones de del Grupo de Contacto (Ucrania, Rusia y la Unión Europea, con representantes de la milicias prorrusa) para el arreglo del conflicto. Asimismo, Rusia y Ucrania decidieron cooperar en el suministro de ayuda humanitaria a la ciudad de Lugansk, controlada por los rebeldes pero sitiada por las fuerzas gubernamentales desde hace semanas.