TENDENCIAS

La semana de la moda de Madrid cumple 30 años: arranca la 60ª edición de MBFWM (FOTOS)

12/09/2014 22:41 CEST | Actualizado 13/09/2014 21:13 CEST
REUTERS

A falta de horas para el desfile, a Modesto Lomba le faltan dos pares de zapatos. Y tan tranquilo. Todo va bien: la ropa está perfecta, planchada y en sus perchas, al milímetro para el cuerpo de cada modelo que saldrá a la pasarela en el primer desfile de esta edición tan especial de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid: la número 60. La que una vez fue Cibeles cumple 30 años, muy lejos ya de aquellos seis primeros desfiles en la Plaza de Colón en febrero de 1985.

MBFWMadrid es hoy una maquinaria muy engrasada. 41 marcas desfilan durante seis jornadas en dos pasarelas paralelas financiadas por 18 patrocinadores, lo que hace ver que las sinergias entre la moda que pisa las calles y la que se sube a la pasarela van cada vez más a la par.

Este año, la cita es un poco diferente. La primera jornada la protagonizó la firma catalana Desigual, una de las que más expectación ha levantado. Se estrenó en Madrid (ha desfilado en Nueva York y en Barcelona) en el primer desfile, una cita fuera de las demás: el jueves a las ocho de la tarde, sin un solo desfiles antes ni después. Con 26 millones de prendas vendidas en 2013, Desigual también celebra que cumple 30 años. "La colección es el ADN de la firma", explica Manel Jadraque, consejero delegado de la firma, que confiesa que esta primera vez en Madrid les hace especial ilusión. Las propuestas de la firma pasaron por sus clásicos estampados, corazones, colores, dibujos... y por una estrella invitada: la top brasileña Alessandra Ambrosio, que levantó el desfile. Pero, ¿qué ofrece una cita de moda internacional a una firma que realiza mil modelos nuevos cada seis meses? "Una mayor difusión. Es un esfuerzo para la marca, pero nos aporta mucha más repercusión", relata Jadraque.

alessandra ambrosio desigual

Alessandra Ambrosio en Desigual

Tras ellos, el viernes, la primera en desfilar fue Devota y Lomba, veterana firma que lleva 25 temporadas presente en esta cita. "Cada colección tiene su propio sello, pero todas siguen el hilo conductor de la firma", relata Modesto Lomba, su creador, un día antes del desfile. El proceso de creación, para el que se necesita tiempo e investigación, lleva meses. "Ya hemos comprado los tejidos para la próxima colección, otoño/invierno 2015-2016", afirma sentado en el camerino número 12 del backstage entre las prendas de verano que todavía no ha enseñado al público, basadas en el modernismo y con apliques de silicona realizados en moldes de cerámica.

"Lo siento, pero la palabra miedo no la conozco", zanja serio Lomba cuando es preguntado sobre la sensación al lanzar una nueva colección, diferente pero continuadora de las demás. "Tenemos libertad, esta es una colección de autor, no imponemos nada. Me encanta cuando veo revistas que cogen un vestido y le dan la vuelta, lo reinterpretan. Miedo cero, libertad, toda. Esto es una democracia absoluta. Yo no puedo hacer que me entienda el 75% del auditorio. A quien no le guste, ¡hay otros 50 desfiles!".

Esta cita también es importante para Lomba por su especial significado cumpleañero, máxime cuando él preside la Asociación de Creadores de Moda de España. "MBFWMadrid es una gran industria que genera puestos de trabajo, y más que generaría si pudiera ser una gran maquinaria. Tenemos todos los elementos y grandes empresas del sector que hacen que esto sea aún mejor, pero nos falta un capitán", reconoce. "Todos estamos de acuerdo en que tenemos grandes sectores de calzado, infantil, novia, que en fast fashion somos número uno... ¿Qué hacemos cada uno por libre? No hablo de subvenciones, sino de esa marca que queremos hacer con el sector que tenemos". Para Lomba, la moda española puede, y debe, convertirse en unos pilares de la tan cacareada (aunque él no la cite en ningún momento) Marca España: " La moda es una herramienta de comunicación, de atraer turismo: miremos cómo lo hacen en París, Milán, Londres, Nueva York... Es un discurso de país, hay que crear una bandera. Este sector es líder. Pero sigue habiendo un cierto miedo al mundo de la moda: no estamos convencidos de que es un sector fuerte".

LA EXPECTACIÓN DE MONTESINOS

"Con todo lo que ha pasado hay que apoyarle. Hemos venido casi todas", susurraba una célebre modelo española de las que triunfaron hace una década en el backstage unas horas antes de que empezara el desfile de Francis Montesinos. El diseñador valenciano ha estado muy presente en la prensa durante meses a causa de un supuesto caso de abusos sexuales cuya causa ya ha sido archivada. Si sus desfiles siempre causan expectación por locos sus estampados, plumas y colores, este año la sala estaba todavía más llena de espectadores que han querido hacerle ver que no han perdido la confianza en él.

Para abrir el desfile se oyó Rien de rien, de Edith Piaf, una clara declaración de intenciones: el tema sonaba sin que saliera ninguna modelo, mientras la sala se iba iluminando poco a poco y se llenaba de aplausos a favor del diseñador. Para cerrar (además de un puñado de niños tirando flores), nada menos que la banda sonora de Carros de Fuego. Para Montesinos han pisado la pasarela Paola Dominguín, cerrando el desfile con un vestido, casi bata de cola, en azul y blanco, Estefanía Luyck, Carlos Lozano, Nicolás Caballero... ante un auditorio repleto. No han faltado a la cita amigos que han querido apoyarle en su primera cita con MBFWMadrid tras la causa: Ágatha Ruiz de la Prada, Modesto Lomba, Elio Berhanyer, Carmen Alborch, Joaquín Torres, Raquel Meroño o Arancha de Benito, ocupando la primera fila y ovacionando al modisto, emocionado al saludar.

(Sigue leyendo después de la galería...)

Francis Montesinos en la 60ª MBFWMadrid

Para los que no lleguen a esas salas abarrotadas y con un aforo limitado, este año se han instalado dos zonas en Madrid en las que se podrán ver los desfiles en directo: el centro cultural Conde Duque y el nuevo espacio Platea, un antiguo teatro recién recuperado en el centro de la ciudad, frente a la plaza de Colón. Para Cuca Solana, directora de la pasarela desde su tercera edición (aunque presente desde la primerísima), esta apertura al público es una de las grandes novedades de este aniversario. El interés por la moda no deja de crecer aunque ella, asegura, lo conoce desde joven: "Tengo 75 años y recuerdo cómo en los pueblos remotos de la Galicia de la posguerra ya importaba el color, el dobladillo, el cuello Balenciaga... La mujer española ha tenido siempre una preocupación, no una adicción por la moda".

En su despacho entre bambalinas, Cuca Solana ya no se pone nerviosa por el comienzo de esta edición, pero siempre hay detalles que rematar, elementos que cambian año tras año: "Todo necesita modificaciones, cada año vas añadiendo". Para ella el hito de estos 30 años fue el cambio de gestión en 1996 a IFEMA, la Feria de Madrid, en la pasarela. "La entrada de IFEMA fue fundamental. Cuando entra esto era algo pequeño, pero asume todo el presupuesto, todos los servicios. Tiene una gran capacidad de gestión", relata.

También ayuda la profesionalización de las colecciones, comercializadas junto a grandes marcas de moda. Por ejemplo, la de Juanjo Oliva, que el diseñador hace para la firma Elogy de El Corte Inglés y que no deja de presentar en pasarela. Para esta edición ha mostrado una serie de diseños geométricos con el blanco y el negro como fondo, y el fucsia, el naranja y el amarillo de coprotagonistas, basados en la obra de la pintora brasileña Lygia Clark.

juanjo oliva

Un diseño de Juanjo Oliva

LA AYUDA PRIVADA

La de IFEMA es una gestión que no sería posible sin el aporte de los patrocinadores al evento. El mundo de la moda siempre anda escaso y en busca de subvenciones, y los diseñadores tienen que aportar unos 4.000 euros al desfile porque el resto (cásting, espacio, backstage, maquillaje..) lo pone la organización. Este año son 18: tres principales (Mercedes-Benz, L'Oréal París e Inditex) y un puñado de colaboradores. La web de compraventa eBay es uno de ellos, y también se implica de forma directa con el mundo de la moda. Por ello ha apoyado también una exclusiva colección de sudaderas realizadas por siete diseñadores españoles emergentes que venderá durante un mes en su web a toda Europa. Su directora comercial en Europa, Susana Voces, afirma que "la moda es una categoría más importantes y de las que más crecen en eBay, es parte de su evolución. Tenemos 20 millones de vendedores y 149 de compradores activos, y nos demandan moda. Por eso apostamos por jóvenes talentos que están empezando, de los que también tenemos mucha demanda". Estas empresas aportan un presupuesto (cifra difícil de obtener) a cambio de, principalmente, visibilidad entre un público muy joven y eminentemente femenino.

De los tres principales patrocinadores, L'Oréal París es la marca más veterana, con 30 ediciones a sus espaldas. Tienen presencia en pasarelas a nivel internacional en distintas pasarelas, y para ellos el maquillaje "es una gran apuesta en el desfile: el remate final está en el look y en el pelo", explica Paula Reyero, portavoz de la firma, en el stand que tienen en el Cibelespacio de IFEMA, por el que pasaron en la anterior edición más de 48.000 visitantes. "El diseñador tiene en mente una inspiración. Los jefes de peluquería y maquillaje se reúnen con ellos a seis meses vista y se decide cuál es el look que mejor va a la colección", relatan. "La nuestra es una marca muy dinámica y que cambia mucho, así que nos reunimos con ellos para que estén informados de las tendencias y los productos de cada año". Como que este, por ejemplo, se lleva el rojo de labios, un clásico.

Uno de los clásicos de L'Oréal en la pasarela son sus dos premios, que se otorgan a la mejor colección y la mejor modelo. "Es algo de lo que estamos orgullosos, porque ves cómo las jóvenes elegidas, desde Alba Galocha a Blanca Padilla [ganadora de la 59ª edición] van triunfando y haciéndose un nombre", relata Reyero. Y por supuesto sus productos de maquillaje, presentes en cada desfile. ¿Cuántos se usan en estos días de pasarela? "Lo que más se gasta es laca: 7.690 botes". Y 3.105 unidades de maquillaje, de ellas 594 barras de labios, más de 400 eyeliners..." Habiendo laca, ¿quién se preocupa por un par de zapatos perdidos?

ana locking

Modelo de Ana Locking

FOTOS: Lo mejor de la primera jornada de MBFWMadrid

NOTICIA PATROCINADA