POLÍTICA

Gallardón dimite tras la retirada de la reforma del aborto y deja la política

23/09/2014 17:41 CEST | Actualizado 23/09/2014 19:49 CEST

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado este martes su dimisión después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzase esta mañana que el Ejecutivo retira la polémica reforma de la ley del aborto y ha comunicado que deja la política.

"No he tenido la capacidad de aprobar como ley el anteproyecto que aprobamos en el Consejo de Ministros", ha reconocido en una rueda de prensa en el Ministerio de Justicia, donde ha señalado que la semana pasada le avanzó su intención al presidente una vez que Rajoy le informó el viernes de que no daría luz verde a la polémica ley.

El Gobierno sólo reformará la actual normativa para asegurar que las menores de 16 años tengan consentimiento de sus padres para interrumpir su embarazo. En el resto de los puntos se buscará el consenso.

Gallardón fue el gran valedor de esta reforma, hasta el punto de que en muchas ocasiones se quedó solo en su defensa incluso dentro del propio Ejecutivo.

ABANDONA LA POLÍTICA: "EL FINAL DE UNA ÉPOCA"

Además, ha señalado que en los próximos días va a comunicar al presidente del Congreso, Jesús Posada, su decisión de renunciar al escaño en la Cámara Baja que obtuvo en las elecciones generales de 2011. "He llegado al final de una época", ha sentenciado el exalcalde de Madrid.

Gallardón ha revelado asimismo que va a dejar sus cargos en el partido y abandonará el Comité Ejecutivo de los populares, aunque ha dejado claro que piensa seguir militando en el PP.

"La decisión que hoy adopto no es solo una decisión de abandonar el Ministerio de Justicia, que por supuesto lo es, sino que dejo también después de 30 años la política", ha declarado, a la vez que ha apostillado: "Mi vida política la debo dar por agotada".

(Sigue leyendo después del vídeo)

¿Y AHORA QUÉ?

Gallardón ha dicho que ha ratificado en las últimas horas su dimisión a Rajoy, a quien le toca ahora gestionar el relevo en el Ministerio y nombrar a un sucesor.

Este nombramiento podría no ser inmediato, debido a que el jefe del Ejecutivo emprende esta noche un viaje a China (donde estará hasta el día 27) y se da el hecho de que el rey Felipe VI se encuentra en Nueva York participando en la Asamblea General de la ONU.

Este anuncio llega en un momento en el que el Gobierno está pendiente de la convocatoria de la consulta catalana por parte del presidente de la Generalitat, Artur Mas. En el plan que tiene el Gobierno para frenar el referéndum el Ministerio de Justicia tiene un papel clave. No obstante, Gallardón ha especificado que el trabajo de su departamento -la preparación de los recursos- ya está listo y que ahora toca el turno de la "política". Corresponde al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas llevar al Consejo de Ministros esa petición de impugnación ante el Tribunal Constitucional.

LA DECISIÓN DE DIMITIR

Gallardón ha reconocido que su marcha se debe a la paralización del anteproyecto de reforma de la ley del aborto, un "compromiso" que asumió "como consecuencia del encargo de responsabilidad" del presidente del Gobierno. La sensación es que Rajoy lo ha dejado solo, pero Gallardón solo ha tenido buenas palabras para el presidente y le ha mostrado públicamente su gratitud.

El ministro ha recordado que ha intentado sacar adelante una reforma de acuerdo a lo establecido en el recurso que presentó el Partido Popular contra la ley del aborto que redactó el Ministerio de Igualdad dirigido por Bibiana Aído en la anterior legislatura.

Según Gallardón, es su "obligación" dejar el cargo después de no haber tenido la "capacidad" de sacar adelante el anteproyecto. "A día de hoy reconozco que no he tenido la capacidad para convertir ese anteproyecto de ley en un proyecto y, por lo tanto, tramitarlo ante las Cortes, como era el compromiso adquirido desde el propio Gobierno", ha afirmado.

Al ver que no se aprobaba la reforma, según ha confesado él mismo, decidió comunicar su marcha a Rajoy. No obstante, no ha querido afearle en público su desautorización y le ha agradecido su apoyo "permanente" durante sus años en el Palacio de San Bernardo. "Mi gratitud y lealtad al presidente ha sido, es y será absoluta", ha sostenido.

LA DERROTA Y EL ADIÓS

No pudo con él Esperanza Aguirre, ni la deuda que dejó el ayuntamiento de Madrid, ni las críticas de la oposición. Ha sido la ley del aborto su tumba política. "Siempre dije que este sería mi último puesto de responsabilidad en la política, he llegado al final de una época fascinante de mi vida, que me ha dado más de lo que yo le he dado a ella. He tenido la oportunidad de intentar la transformación de la realidad", ha dicho.

"No me voy con dolor. La política a veces te da satisfacciones y a veces te las quita pero te da la oportunidad de estar cerca de la calle", ha admitido ante los periodistas que habían sido convocados de manera urgente.

Ahora encara una nueva vida -no ha decidido a qué se va a dedicar-, pero tiene claro que si mira para atrás siempre dirá: "Esta tarea ha merecido la pena".

Así muere un animal político.

Las reacciones

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El 'Tren de la libertad'


La reforma de la ley del aborto, en vídeos