POLÍTICA

Julio Villarrubia: "El reto del PSOE es recuperar la credibilidad"

27/09/2014 10:01 CEST | Actualizado 27/09/2014 10:01 CEST
FLICKR / PSOE CASTILLA Y LEÓN

25 de mayo. El PSOE se dejaba cerca de 200.000 votos en Castilla y León en las elecciones europeas respecto a las anteriores de 2009. Una auténtica sangría para una federación que no gobierna la comunidad desde 1987. Cinco días más tarde dimitía más de la mitad de la Ejecutiva. El entonces líder, Julio Villarrubia, vio cosas que nunca habría pensado de “compañeros”.

El partido quedó entonces en manos de una gestora en unos meses clave también para el PSOE a nivel federal por la sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba. Sin líder en Madrid y en Valladolid.

El próximo 4 de octubre los alrededor de 10.000 militantes castellanoleoneses escogerán directamente a su secretario general entre Villarubia y el diputado Luis Tudanca. Será la primera gran elección interna en el PSOE tras la victoria de Pedro Sánchez. Un test para todos los sectores del partido.

Y Villarrubia ha decidido no tirar la toalla. Nunca quiso irse y aspira a volver. Palentino de la calle Estrada, 57 años, de familia humilde y numerosa, licenciado en Derecho y uno de los hombres fuertes del PSOE en el Congreso durante el zapaterismo -fue ponente de leyes como la de violencia de género y la del matrimonio homosexual-. Le queda una semana para darle la vuelta a los pronósticos e intentar volver al trono del PSOE de Castilla y León.

¿Por qué se presenta de nuevo?

Sin falsa modestia, creo que puedo ser útil a mi partido y a la sociedad en estos momentos difíciles de grave desafección de la vida pública. Hay que dar ejemplo de comportamiento y que se correspondan los hechos, la forma de actuar y la coherencia. Puedo aportar solvencia, honradez, lucha contra la injusticia y la corrupción y una trayectoria acreditada en defensa de los derechos y las libertades.

Tudanca le ha ganado en número de avales, ¿cómo encara entonces la carrera? ¿Cómo lo interpreta?

No es en absoluto significativo y no hay nada más que mirar la distribución del número de avales. Lo que yo siento es una cercanía, un apoyo y un afecto de la militancia, que se ha traducido en cerca de 3.000 compañeros que, después de todo lo ocurrido, me han pedido que me presente a esta elección frente a ocho, diez, doce muy notables que públicamente no han hecho nada más que salir en los medios instándome a que no me presentara.

Seguro que no han entendido nada de lo que son los nuevos tiempos. Las cuestiones no se deciden ni en restaurantes ni en pequeñas reuniones, sino que es la soberanía de la militancia la que tiene que decidir en libertad.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

julio villarrubia

Se va a celebrar un congreso extraordinario tras su traumática salida por la dimisión de más de la mitad de su Ejecutiva a finales del mes de mayo. ¿Cómo lo vivió?

Voy a contestar por cortesía, pero yo quiero hablar de presente y futuro. No quiero mirar al pasado nada más que para aprender. Desde luego ocurrió algo que yo pensaba que era imposible. En eso estoy, siempre he combatido ciertas actitudes y la injusticia. Lo que se produjo es algo impropio en compañeros y que obedecía a razones que debería explicar cada uno. Lo que es evidente necesita poca explicación.

¿Detrás de esa operación estaba Óscar López -el líder anterior a Villarrubia en la federación y secretario de Organización a nivel estatal hasta julio-?

Sin lugar a dudas, fue quien la encabezó. Pero no voy a hablar para nada de López. Le deseo muy buena suerte en su gestión en el Senado.

“EL RESTO ES RECUPERAR LA CREDIBILIDAD DEL PSOE”

Ese momento se dio después de perder casi 200.000 votos en las europeas. No gobiernan desde 1987 en la autonomía. ¿No es Castilla y León tierra para socialistas? ¿Qué han hecho mal para llegar a esta situación?

Es un problema colectivo. Castilla y León ha sido una zona conservadora, de voto conservador, sobre todo cuando desapareció UCD y el CDS y se produjo una concentración de voto de toda la derecha en el PP, mientras la izquierda estaba dividida.

Mi convicción es que hay una mayoría social que ya que no está ilusionada con el Gobierno del PP. Si bien es cierto también, como autocrítica, que no hemos sido capaces de canalizar esa mayoría y que nos vean con la credibilidad suficiente para otorgarnos su confianza. Ese es el reto colectivo, la recuperación de la credibilidad para que más pronto que tarde se produzca un cambio urgente para una alternancia a un PP cansado y sin ilusión que está atascando la comunidad.

En las pasadas elecciones europeas un 8% de votantes apoyó a Podemos en Castilla y León. ¿Pactaría con ellos para gobernar?

Yo no quiero hablar… Yo creo que lo que procede ahora es defender y consolidar un PSOE fuerte y unido al servicio de la sociedad y que luche contra la desafección con el arma más potente que es el comportamiento, el ejemplo y el cumplimiento de la palabra dada.

Cuando llegue el momento y celebradas las elecciones veremos cuál es el escenario para decidir lo que sea mejor para el conjunto de los ciudadanos. Yo lo que sí digo es que respeto a todas las fuerzas políticas y nos descalifico absolutamente a ninguna.

¿Qué le parece el fenómeno de Pablo Iglesias?

Tiene el caldo de cultivo de la desafección política. Respeto, pero espero que ese caldo de cultivo no se mantenga en el tiempo porque hayan desaparecido o reducido notablemente las causas de la desafección, que es lo que necesita una democracia sana.

“TENGO UNA SINTONÍA TOTAL CON PEDRO SÁNCHEZ”

Es la primera gran elección interna en el PSOE tras la elección de Pedro Sánchez en julio como secretario general. En Castilla y León, sin embargo, ganó Eduardo Madina. ¿Se va a revivir un duelo entre ‘sanchistas’ y ‘madinistas’?

Noooo, no tiene nada que ver. Yo tengo una sintonía total con Pedro Sánchez y con la Ejecutiva Federal. Una de las cualidades de un socialista es la lealtad al proyecto político respetando la legitimidad de quien gana la elección, lealtad que no debe confundirse con sumisión. Un socialista tiene que ser valiente y rebelde, jamás sumiso. Pero, ante todo, también leal.

Nada tiene que ver esta confrontación democrática entre compañeros, no entre adversarios, con cualquier elección anterior.

¿Ha hablado directamente con Pedro Sánchez sobre su candidatura?

Lo que voy hablando no lo voy a comentar en público.

¿Qué opina de Luis Tudanca?

Me parece que ha demostrado valentía al intentar ahora, de repente parece ser, luchar por un proyecto político en un momento tan difícil. Le reconozco ese valor, le deseo suerte y, sobre todo, que sigamos siendo un ejemplo de debate de ideas y de proyecto con respeto y lealtad.

(Sigue leyendo después de la fotografía)

villarrubia madina

Villarrubia y Madina

¿Cuál sería la primera media que tomaría si es elegido secretario general?

Hacer un equipo solvente, sólido y decir desde el primer minuto a los castellanoleoneses que nos miren a los ojos porque no les vamos a engañar ni a decepcionar.

¿Que haría al día siguiente si pierde?

Seguir colaborando con un proyecto político al que he dedicado gran parte de mi vida en otra dimensión y ponerme a disposición para lo que pueda aportar, pero de una forma distinta. Probablemente viviría bastante más tranquilo si sucediera, pero no se va a producir.

PIDE “CONSENSO” SOBRE EL TORO DE LA VEGA

Uno de los temas más polémicos ahora en Castilla y León es el Toro de la Vega en Tordesillas (Valladolid). ¿Lo prohibiría?

Mi opinión es que hay que hacer un esfuerzo de verdad de diálogo entre los detractores y los defensores de esta tradición, de este espectáculo. Este esfuerzo se tiene que intentar hacer antes del próximo año para evitar la visceralidad y esas confrontaciones tan duras y fuertes. Evidentemente las tradiciones también deben y tienen que ser objeto de revisión.

¿En qué consistiría esa solución?

Es el consenso. Yo no la tengo. Ojalá tuviera yo la varita mágica, pero alguna solución que pueda, si no contentar del todo, no enfrentar del todo a detractores y defensores. Yo no soy taurino, vaya por delante.

toro de la vega

Toro de la Vega

Otro tema que preocupa en el PSOE de Castilla y León es la posibilidad de que el alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, vaya por la lista socialista en 2015.

¡Cómo no va a preocupar! Yo tengo la posición muy clara, pero no es que la tengo yo, es que la tiene que tener y la tiene el PSOE. Lo he dicho desde el principio, Folgueral no va a encabezar la candidatura del PSOE en 2015. Siendo cierto que decidirán la mayoría de los militantes, lo harán sobre los candidatos que se puedan presentar. Y Folgueral no podrá concurrir por razones evidentes y conocidas. Decir otra cosa es engañar a los militantes.

El ‘caso Ponferrada’ se produjo cuando usted era secretario general del PSOE en Castilla y León. ¿Por qué se hizo de aquella manera? ¿Qué falló?

Ahora es público y notorio que durante semanas personas con nombres y apellidos se reunieron en restaurantes y llegaron a acuerdos. Yo no estaba en esas reuniones ni las conocía.

“TENEMOS QUE SER INTOLERANTES ANTE LA CORRUPCIÓN”

Formó parte del núcleo duro del PSOE en el Congreso durante la época de Zapatero. ¿El PSOE está pagando todavía aquel mayo de 2010?

Es posible que algo todavía sí, pero estamos en un momento en que tenemos una gran oportunidad y un riesgo. Dependemos de nosotros. Si hacemos lo que decimos que tenemos que hacer, conectaremos de nuevo con la gente, recuperaremos la credibilidad y el año que viene recuperaríamos el Gobierno de España seguro.

¿Cuál fue el mayor error del PSOE?

Lo peor es la desafección, a lo que ha contribuido un 90% o más el PP aunque no es el más damnificado. La mayor parte de la corrupción está en el PP y luego algo salpica al resto de los partidos. Es curioso que donde más se castiga es en la izquierda, en el PSOE, donde más capacidad crítica hay. Por eso tenemos que ser intolerantes ante la corrupción.

Defiendo que en cuanto un cargo público sea condenado por cualquier delito desaparezca en 24 horas del puesto y del partido. Además, hay que adelantar el tiempo de la responsabilidad política al tiempo de la responsabilidad penal con sentencia firme cuando hay serias y fundadas sospechas de delito de corrupción. Como eso suele oler, no se puede esperar a que haya sentencia si queremos que la gente nos crea.

¿Eso afectaría a Manuel Chaves y José Antonio Griñán?

No estoy hablando de ningún nombre. Pero ya que me habla de nombres, yo confío plenamente en la inocencia de Chaves y Griñan, para no escurrir el bulto. Les conozco y creo que son dos personas honradas.

En una semana se enfrentará a las urnas internas, ¿cómo le pediría el voto a un militante en una frase?

Me tienes que votar porque defiendo lo mismo que tú: un PSOE honrado, honesto e intolerante contra la desigualdad, la injusticia y la corrupción.

CUESTIONARIO EXPRÉS: ¿SÍ, NO?

¿Cree que tiene posibilidades algún día de ser presidente de Castilla y León? Muy difícil, pero lo vamos a intentar.

¿Votó a Eduardo Madina en la consulta a secretario general? Sí.

¿Llamaría a Sálvame como ha hecho Pedro Sánchez? No lo sé.

¿Ha pensado en dejar alguna vez la política? Varias veces.

¿Debería haber una consulta en Cataluña? No en el sentido que se está intentando realizar.

NOTICIA PATROCINADA