POLÍTICA

El hijo de Tejero, ascendido a coronel meses después de celebrar el 23-F con una paella

25/09/2014 15:01 CEST | Actualizado 25/09/2014 15:01 CEST

Antonio Tejero Díez ha sido ascendido a coronel de la Guardia Civil. El hijo de Tejero, a quien el Ministerio de Interior cesó de su puesto en marzo, después de que se supiese que había organizado una paella para celebrar junto a su padre y otros participantes del 23-F el 33º aniversario del golpe, acaba de ser recompensado por el mismo departamento.

Así, por la Orden 160/12104/14 de 9 de septiembre publicado el Boletín Oficial de la Guardia Civil (BOGC) este martes, a la que ha tenido acceso Europa Press, el hasta ahora teniente coronel "asciende al empleo inmediato superior", que en el rango del Instituto Armado es coronel. "El Teniente Coronel don Antonio Tejero Díez del Grupo de Reserva y Seguridad Número 1, Valdemoro (Madrid) asciende con antigüedad de 23 de julio de 2014".

Según se expone en otra resolución del 17 de septiembre relativa a su destino, Tejero Díez "ha estado desempeñando satisfactoriamente, en comisión de servicio, sus funciones en el Servicio de Armamento de la Subdirección de Apoyo, adquiriendo experiencia en la gestión de los recursos que corresponden al ámbito de la SUBAPO -Jefe de Análisis, Optimización y Gestión Interna-, lo que unido a la titulación que ya poseía en dicho campo, le hacen idóneo para continuar prestando sus servicios en dicha Subdirección".

'BILLY EL NIÑO' Y MUÑECAS

Antonio Tejero Díez invitó el pasado febrero a una comida en su acuartelamiento a su padre, Antonio Tejero Molina, y a otras personas implicadas en el 23-F como, entre otros, al excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar, condenado a cinco años por el golpe y reclamado por Argentina, junto al exinspector Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, por torturas durante el franquismo.

Este hecho le costó el cese como responsable del Grupo de Reserva y Seguridad número 1 (antidisturbios de la Guardia Civil), aunque tras recurrir la suspensión, la Audiencia Nacional ordenó su restitución el pasado mayo dejando sin efecto la decisión de cese de Interior.

La Audiencia Nacional emitió un auto en el que ordenaba al Ministerio del Interior a que le restituyese provisionalmente en su puesto hasta que decidiese definitivamente sobre el recurso que el mando presentó contra su cese. Pero la Dirección General de la Guardia Civil, tras asumir ese auto y devolverle a su puesto, inmediatamente después le destinó en régimen de Comisión de Servicios al Servicio de Armamento y Equipamiento policial, dependiente de la Subdirección General de Apoyo.

Tras conocerse la conmemoración del golpe de Estado, Tejero fue cesado por el propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el teniente coronel quedó sin destino, disponible a la espera de una vacante. Los guardias civiles que se encuentran en esa situación ven considerablemente mermada su retribución al perder complementos como el de destino o el de productividad.