POLÍTICA

Los cinco pasos del Gobierno para frenar la consulta catalana

28/09/2014 21:15 CEST | Actualizado 28/09/2014 21:15 CEST

Cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmó este sábado el decreto de convocatoria de la consulta soberanista del 9 de noviembre, el Gobierno puso en marcha la maquinaria para frenar la consulta impugnando la ley de consultas catalana y del propio decreto de convocatoria al entender que son inconstitucionales.

Esa maquinaria es compleja y consta de varios engranajes, pero esta vez se mueve deprisa. Estos son los pasos que el Gobierno va a dar para frenar los planes de Mas.

1-. El informe del Consejo de Estado

El Gobierno solicitó este sábado al Consejo de Estado, el principal órgano consultivo del Ejecutivo, la elaboración de un dictamen sobre la constitucionalidad de la ley catalana de consultas y del decreto de convocatoria de la consulta soberanista.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría avisó el sábado de la importancia de que esos informes se enviasen en un plazo de 48 horas.

Dicho y hecho. Este mismo domingo, el Consejo de Estado ha aprobado por unanimidad los dictámenes en los que apoya que el Gobierno recurra ante el Tribunal Constitucional la ley de consultas catalana y el decreto de convocatoria de la consulta.

2-. Reunión del Consejo de Ministros

Antes de presentar las impugnaciones ante el Constitucional, el Ejecutivo tiene que dar un paso intermedio. Lo hará este mismo lunes, cuando el Consejo de Ministros se reúna de forma extraordinaria presidido por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para analizar el texto del Consejo de Estado y acordar la presentación de los recursos.

La fecha de esta reunión era uno de los quebraderos de cabeza del Gobierno, dado que como el jefe del Ejecutivo ha estado de viaje en China hasta el sábado, existía la posibilidad de que Mas convocara la consulta en esos días y fuera Sáenz de Santamaría quien tuviera que presidir el Consejo de Ministros.

3-. Presentación de los recursos

Una vez celebrado el Consejo de Ministros, será la abogacía del Estado quien presente ante el Tribunal Constitucional los recursos contra la ley de consultas y contra la consulta.

La intención del Ejecutivo es que los recursos se registren este mismo lunes. Una vez que el Gobierno los haya presentado, el presidente de la institución, Francisco Pérez de los Cobos, deberá decidir cuándo convoca un pleno extraordinario para debatirlo, ya que no hay ninguno ordinario previsto para la próxima semana.

La convocatoria del pleno se hará con tres días de antelación, salvo que, a juicio del presidente, "la urgencia del caso no permita cumplir ese plazo", según la normativa.

4-. Admisión a trámite del Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional no se pronunciará en un primer momento sobre el fondo de la cuestión cuando se reúna para admitir a trámite los recursos del Gobierno. La suspensión que dictará tendrá una vigencia de cinco meses y, si para entonces no ha dictado sentencia, deberá decidir si mantiene la paralización o la levanta hasta que resuelva el asunto.

Admitida la demanda, el tribunal de garantías dará traslado de la misma al Congreso, al Senado y a la comunidad autónoma para que se persone y formule alegaciones en quince días.

El Constitucional ya ha analizado la validez de convocar una consulta por parte de una comunidad autónoma. La última vez tuvo lugar el 25 de marzo de 2013, cuando anuló la declaración soberanista catalana y afirmó que en el marco de la Constitución una comunidad "no puede unilateralmente convocar un referéndum de autodeterminación para decidir sobre su integración en España".

En septiembre de 2008, rechazó también la consulta planteada por el lehendakari Juan José Ibarretxe y avalada por la mayoría del Parlamento vasco por vulnerar el artículo 149.1.32 de la Constitución, que reserva al Estado la competencia exclusiva de autorizar la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum.

5-. Suspensión temporal de la consulta y de sus acciones derivadas

Sáenz de Santamaría recordó que el Ejecutivo solicitará al Alto Tribunal que suspenda la aplicación tanto de la ley como del decreto y que esta será efectiva con la admisión a trámite de los recursos. La suspensión, que tendrá una vigencia de cinco meses, tendrá efectos desde la misma entrada en vigor de los dos actos recurridos "y una vez suspendidos, no puede llevarse a cabo ninguna actuación tendente a ejecutarlos", advirtió.

La vicepresidenta avisó este sábado contra la interpretación de Convergencia de que, puesto que la suspensión es cautelar, la Generalitat podría tomar medidas también cautelares para desarrollar el decreto de convocatoria.

"La suspensión es automática y produce el efecto de que no puede producir ningún efecto, de ninguna naturaleza, ninguno, ni con carácter preventivo. Se suspende y deja de producir efectos, porque se suspenderán los dos elementos, la ley y el decreto", respondió la vicepresidenta.

MOVILIZACIONES

¿Cómo se va a responder desde Cataluña? Mas va a dejar en ese momento el protagonismo a las movilizaciones. Los grupos soberanistas han avisado desde el primer momento que van a convocar protestas en las calles, previendo la segura suspensión de la consulta por parte del Tribunal Constitucional.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC), por ejemplo, ha llamado a la protesta si no hay votación y también está poniendo a punto su maquinaria para responder a la decisión. Ya ha convocado protestas este mismo lunes a las 19.00 en las puertas de los ayuntamientos. "Entendemos que la mejor respuesta es democracia, democracia y democracia", dijo Carme Forcadell, presidenta del organismo.

También la CUP ha subrayado que la movilización ciudadana es el mejor garante de la consulta.

TAMBIÉN TE PUDE INTERESAR...

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

Las imágenes de la convocatoria