POLÍTICA

Desmontamos 9 mitos sobre el Estado Islámico

02/10/2014 22:08 CEST | Actualizado 02/10/2014 22:08 CEST
STRINGER / REUTERS

Se ha especulado mucho sobre la historia y las ambiciones del Estado Islámico, el grupo extremista que se ha extendido por Siria e Irak haciendo uso de tácticas terribles. Sin embargo, no todo lo que se afirma sobre la organización, ahora en el punto de mira de Estados Unidos, es cierto. Aquí hay una muestra de algunos de los malentendidos más exagerados y preocupantes sobre el Estado Islámico.

MITO 1: ISIS = AL-QAEDA

ISIS no es al-Qaeda. De hecho, estos grupos no se llevan nada bien. Esta es su historia:

ISIS surgió a raíz de un grupo islamista suní fundado por Abu Musab al-Zarqawi, que juró lealtad a Osama bin Laden en 2005 y llamó a su grupo al-Qaeda en Irak. Pero su relación se volvió tensa y los grupos desarrollaron diferentes tácticas, objetivos y estilos de liderazgo.

Tras el asesinato de al-Zarqawi en 2006 por un ataque estadounidense, el grupo adoptó el nombre de Estado Islámico de Irak. El líder actual del grupo, Abu Bakr al-Baghdadi, decidió extenderse hacia Siria después de que estallara la guerra civil en 2011. En abril de 2013, al-Baghdadi proclamó la separación de su grupo de la rama de al-Qaeda en Siria, el Frente al-Nusra, y llamó a su nueva empresa Estado Islámico de Irak y Siria, ISIS. No obstante, el grupo al-Qaeda negó la alianza, y cuando al-Baghdadi rechazó las órdenes de centrarse en Irak, el líder de al-Qaeda rompió los lazos con ISIS. Desde entonces, ambos se consideran competidores.

MITO 2: ISIS FUE CREADO POR LA CIA

Una de las teorías más inverosímiles sobre ISIS es que se trata de una creación de las agencias de inteligencia estadounidense, británica o israelí. Thomas Erdbrink, reportero de The New York Times, explicó a The HuffPost Live que esta creencia está muy extendida entre los iraníes. La teoría se remonta a un post dudoso que recuperaron los medios iraníes y de otras zonas de Oriente Medio. Los medios conservadores lo utilizan como ejemplo de conspiración gubernamental.

MITO 3: ISIS REPRESENTA A TODOS LOS MUSULMANES

Como explica Alastair Crooke en un artículo para el WorldPost, ISIS lleva a cabo una interpretación ultra-radical del Islam suní.

A finales del pasado septiembre, un grupo de académicos musulmanes de todo el mundo publicó una carta en la que rechazaban la ideología extrema de ISIS. Los académicos calificaban las prácticas del grupo como anti-islámicas, ofreciendo un resumen detallado de los puntos en los que esta ideología difiere de lo que piensan la mayoría de musulmanes. Los expertos explicaban que en el Islam la tortura está prohibida, así como el asesinato de inocentes y la atribución de estos actos a Dios. De esto modo, va en contra de que ISIS mate a los que llaman infieles por no jurar lealtad a un líder musulmán. Los académicos también denuncian otras actuaciones y creencias de ISIS, entre otras, obligar a la gente a convertirse a su ideología, negar los derechos de las mujeres y destruir las tumbas de profetas.

Hay musulmanes de todo el mundo que han condenado la ideología extrema de ISIS. Un movimiento iniciado por musulmanes británicos inundó las redes sociales con la etiqueta #NotInMyName [No en mi nombre], rechazando las tácticas brutales de ISIS y acusando al grupo de "esconderse tras un falso Islam".

"Los musulmanes británicos envían un claro mensaje a los asesinos sectarios de ISIS: #Noenminombre"

MITO 4: ISIS NO TIENE OBJETIVOS

A pesar de sus fines irracionales y sus terribles tácticas, el grupo no actúa sin un motivo y una estrategia en concreto. Su objetivo es establecer un califato, un estado islámico obediente a su líder, Abu Bakr al-Baghdadi.

Ha trabajado para este fin promoviendo la yihad en una tendencia que capta la atención, explota los miedos, atrae a los descontentos, se aprovecha de la debilidad de la región, difunde su mensaje, recluta a nuevos adeptos, y amplía la riqueza y los recursos.


"ISIS revela el mapa del estado que pretende formar, que incluye a Irak, Siria, Jordania, Israel y Kuwait".

MITO 5: ISIS ESTÁ OBSESIONADO CON INFILTRARSE EN EEUU A TRAVÉS DE MÉXICO

Algunos políticos estadounidenses, como Rick Perry, Lou Barletta, Marco Rubio y Trent Franks, además de algunos medios, afirman que la frontera entre Estados Unidos y México podría utilizarse como punto de entrada para las fuerzas de ISIS en Estados Unidos. Sin embargo, estas afirmaciones no se sostienen. De acuerdo con Polifact, un programa de fact check, la afirmación de Franks de que ISIS está presente en México resulta altamente improbable. Las fuerzas de seguridad dijeron que no existían pruebas de de que ISIS fuera a cruzar la frontera de EEUU con México. El Gobierno mexicano calificó esta idea de "absurda".

MITO 6: ISIS ES INVENCIBLE

A pesar de las victorias de ISIS en Irak y en Siria, y de la ineptitud de los militares iraquíes para frenar su avance, los analistas defienden que no es imparable.

Daveed Gartenstein-Ross, académico y miembro de la Foundation for Defense of Democracies, opina que "la estrategia de ISIS es un desastre", ya que se ha rodeado de enemigos. Tanto Gartenstein-Ross como William McCants, experto en Islamismo, apuntan que al declarar el califato, ISIS ha transformado su credibilidad en una idea insostenible.

Zach Beauchamp escribió que hay unos límites geográficos y demográficos que impedirán que ISIS se convierta en una fuerza imparable.

Además, las brutales tácticas del grupo alejan a sus aliados y a sus seguidores potenciales, lo que puede evitar que se extiendan sus apoyos públicos.

Jacob Siegel, reportero de Daily Beast dijo que percibía signos de tensión entre las filas de ISIS, lo que podría llevar a la autodestrucción del grupo.

EEUU y otros oponentes de ISIS consideran que la manifestación del grupo puede encuadrarse en un contexto de "levantamiento rural", según Michael Knights, miembro del Institute for Near East Policy de Washington.

MITO 7: ISIS SÓLO ES UN PROBLEMA REGIONAL

Nos gustaría que fuera real, pero sólo es un mito. Obama ha hecho hincapié en que si ISIS se estableciera como un punto de apoyo permanente en Oriente Medio, los intereses de EEUU estarían en riesgo.

En primer lugar, ISIS ha señalado que aspira a extender su califato más allá de Siria e Irak.

En segundo lugar, hay cientos de tropas estadounidenses en Irak, y las empresas petroleras asociadas a EEUU tienen base en Kurdistán, una región del norte de Irak.

Un Oriente Medio tomado por ISIS sería una incubadora de los ataques dirigidos fuera de la región, según apuntaba Michael Singh, del Institute for Near East Policy de Washington.

Con el control de la propaganda y los medios de comunicación, ISIS busca reclutar a seguidores fuera de Irak y Siria. Los analistas estiman que hay miles de occidentales entre las filas de ISIS, entre ellos, estadounidenses. Los oficiales estadounidenses temen que ISIS lance ataques en Occidente y amplíe sus objetivos.

Por último, ISIS ha decapitado a dos periodistas estadounidenses, a un cooperante británico, a soldados libaneses, y a otras personas en Irak y Siria. Se cree que ISIS tiene más rehenes occidentales y periodistas. Además, otro grupo extremista decapitó en Argelia a un ciudadano francés secuestrado por la participación de Francia en la campaña contra ISIS.

MITO 8: EL AUGE DE ISIS ES CULPA DE OBAMA

El argumento de echarle la culpa a Obama se basa en la retirada de las tropas estadounidenses de Irak en 2011 y en las dudas del presidente a intervenir en la guerra civil siria.

Los críticos argumentan que si Estados Unidos hubiera mantenido una mayor presencia militar en Irak, ISIS no habría sido capaz de recuperarse de sus pérdidas de 2006.

El argumento de que Barack Obama se equivocó al no apoyar a las fuerzas rebeldes moderadas de Siria en la guerra civil fue alimentado hace poco por Hillary Clinton, antigua secretaria de Estado y posible candidata a las presidenciales de 2016, en una entrevista con Jeffrey Goldberg, de The Atlantic. Clinton dijo esto a Goldberg: "El no contribuir a la construcción de una fuerza de lucha del pueblo, de los que protestaban contra Assad (islamistas, seglares y cualquiera con una postura intermedia), dejó un gran vacío que ahora han llenado los yihadistas".

Sin embargo, el crecimiento de ISIS es el resultado de muchos factores. Centrarse sólo en la presencia de las fuerzas estadounidenses en Irak y en las dudas de Obama sobre si intervenir o no en Siria demuestra una falta de conocimiento de otros desarrollos importantes que conciernen a ISIS y al fracaso del mundo para contenerlo, entre otros:

- El Gobierno del anterior Primer ministro iraquí Nouri al-Maliki no dejó elección a los Estados Unidos en la retirada de las tropas de Irak.

- A pesar de su tamaño y su fuerza, la lucha militar iraquí contra ISIS tuvo muchos tropiezos.

- ISIS aprovechó las tensiones entre los chiíes de Irak y los musulmanes suníes.

- El Gobierno de Maliki en Irak echó a los suníes de Irak. ISIS creció gracias al descontento de los suníes y comenzó una guerra sectaria contra los chiíes.

- Entre los esfuerzos de ISIS por ganar apoyo público se incluyen el falseamiento de programas comunitarios, la captación de niños, la distribución de propaganda y la ayuda a personas en condiciones precarias.

- Algunos expertos no creen que una mayor implicación de EEUU en la guerra civil siria hubiera evitado la expansión de ISIS.

MITO 9: JOHN MCCAIN SE REUNIÓ CON ISIS

"El senador John McCain tiene reuniones secretas con ISIS en Siria"

Todo empezó con una foto que publicó McCain de una reunión con soldados del Ejército Libre Sirio durante un viaje que hizo a Siria en 2013. Después se dijo, sin ser cierto, que la foto mostraba a McCain con militantes de ISIS; se publicó en las redes sociales y comenzaron las teorías conspiratorias. Desde ahí, la especulación no hizo más que crecer y se llegó a sugerir que McCain tenía que ver con la creación de ISIS y que mantenía una buena relación con al-Baghdadi, líder de ISIS, todo ello acompañado de fotos manipuladas.

La teoría ha sido ampliamente desmentida. Según The Washington Post, "no existen pruebas de que ninguno de los hombres con los que se reunió McCain estuviera relacionado con el Estado Islámico". Los rebeldes descritos como seguidores de ISIS eran en realidad miembros del Ejército Libre Sirio, que se opone tanto a ISIS como al presidente sirio, Bashar al-Assad.

Traducción de Marina Velasco Serrano