INTERNACIONAL

Dimite la jefa de seguridad de la Casa Blanca

02/10/2014 08:50 CEST | Actualizado 02/10/2014 08:50 CEST
EFE

La directora del Servicio Secreto de EEUU, Julia Pierson, ha presentado este miércoles su dimisión después de que se produjera un fallo de seguridad en la Casa Blanca que ha llevado al presidente Barack Obama a considerar que "se necesita un nuevo liderazgo" en la agencia.

El escándalo surgió el pasado 19 de septiembre, cuando Omar J. González, un veterano de Irak con problemas mentales, logró entrar armado con un cuchillo en la Casa Blanca y acceder al primer piso de la residencia presidencial. Este tejano de 42 años se ha declarado inocente de los cargos de los que fue acusado, por los que podría cumplir 16 años de cárcel.

La primera mujer en dirigir el Servicio Secreto ha confirmado que considera que su dimisión es "lo mejor" para la agencia "y para el pueblo estadounidense".

"El Congreso ha perdido la confianza en mi capacidad para dirigir la agencia. Y los medios han dejado claro que esto es lo que esperaban", ha señalado Pierson en una entrevista con Bloomberg News. "Pero es doloroso para mí abandonar en un momento en que la agencia se está recuperando de una brecha significativa en su seguridad", ha añadido.

Tras conocerse el incidente, los medios de EEUU sacaron a la luz otros casos de presunta negligencia, como el ocurrido en 2011, cuando la agencia tardó cuatro días en descubrir que alguien había disparado contra un piso de la Casa Blanca. Este martes también se supo que el pasado 16 de septiembre en Atlanta Obama subió en ascensor junto a un empleado de seguridad con antecedentes penales que iba armado, un incidente que viola los protocolos del Servicio Secreto.

NO HAY SUSTITUTO PERMANENTE

La Casa Blanca no ha establecido una fecha para nombrar al sustituto permanente de Pierson, pero Johnson ha encargado de momento a Joseph Clancy, retirado del Servicio Secreto en 2011 tras una larga carrera protegiendo a los presidentes, que dirija la agencia de forma interina.

La renuncia de Pierson fue bien recibida en el Congreso. "Esto era algo que tenía que ocurrir. Ella ha perdido la confianza de los hombres y mujeres en el servicio secreto. Tampoco ha sido franca con el Congreso ni ha compartido detalles vitales con el presidente", ha indicado el legislador republicano por Utah Jason Chaffetz al The Washington Post.

El congresista republicano Darrell Issa, no obstante, ha subrayado que la dimisión de Pierson "no resuelve los problemas en el Servicio Secreto" y es necesario examinar en profundidad los "graves fallos en la agencia". Con ese fin, Johnson ha anunciado que se creará un grupo de trabajo para evaluar y hacer recomendaciones sobre la seguridad de la Casa Blanca.

Ese grupo también deberá enviar sugerencias de posibles nuevos directores del Servicio Secreto y estudiar si es necesaria una investigación más amplia sobre esa agencia federal.

ADEMÁS: