POLÍTICA

Consulta catalana: ERC pregunta al Gobierno qué alternativas tiene al 9-N

15/10/2014 08:01 CEST | Actualizado 15/10/2014 09:37 CEST
EFE

Tras la comparecencia de este martes del president catalán Artur Mas, en la que explicó su plan alternativo al referéndum independentista del 9-N y dejó muy claro que el "adversario" de Cataluña, en su opinión, es el Estado español, la consulta vuelve este miércoles a Madrid. El diputado de Esquerra Republicana (ERC) Alfred Bosch ha reclamado este miércoles al Gobierno que aclare cuál es su respuesta al "anhelo democrático" del pueblo de Cataluña y cuál es la alternativa que propone al 9-N tras la suspensión cautelar acordada por el Tribunal Constitucional. Carles Campuzano, de CiU, opina que la relación entre Cataluña y España es "insoportable".

"¿Van a prohibir la propuesta de Artur Mas sobre la consulta del día 9?", ha preguntado Bosch en la sesión de control al Gobierno. Le ha respondido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que después de decirle que "es muy estimulante intelectualmente", le ha respondido: "Todos los españoles somos iguales ante la ley en derechos y obligaciones, y usted también. Su grupo político puede prentender cambiar las leyes y la Constitución. Proceda a ello, pero no se salga de la ley".

Bosch ha opinado en la Cámara Baja que el PP "se dedica a prohibir, a amenazar". "Impedir el voto no es un derechos. La libertad es un derechos. Impedir la libertad no es un derecho", ha remarcado.

En Barcelona se celebra también en el Parlament la sesión de control al Gobierno de Artur Mas donde es previsible que las palabras afiladas se dirijan en este caso hacia el president, al que sus socios proconsulta acusan de haber todo el consenso con una alternativa no pactada.

El líder de ERC Oriol Junqueras, que ha criticado al president de la Generalitat por plantear un "nuevo escenario" con el que "ha roto la unidad", dijo sin embargo que aunque la alternativa planteada por el Govern no le gusta, el 9-N ayudarán "con todas sus fuerzas". Junqueras apuesta por la declaración unilateral de independencia, una posibilidad que igual que la consulta inicial, tampoco se ajusta a la legalidad. En la misma línea belicosa que Mas, Junqueras dijo el martes que "el principal rival de la democracia en Cataluña es el Gobierno español, el PP y la oligarquía política española". "No olvidemos esto", remarcó.

En opinión de Alfred Bosch, si el voto del pueblo catalán no puede ser tan "sencillo y directo" como les gustaría, es por el bloqueo del Gobierno de Mariano Rajoy, que impide un "referéndum a la escocesa". Rajoy recordó este martes en un foro económico que a diferencia de Reino Unido, donde la soberanía reside en el Parlamento -que aprobó el referéndum-, en España esta emana del pueblo y queda recogida en la Constitución, que debería ser modificada para que la consulta sea legal. Rajoy dijo que él no puede hacerlo, aunque tampoco ha mostrado grandes intenciones de empezar el recorrido necesario para reformarla.

Para ERC, "si no se puede hacer un referéndum ni una consulta", la solución "pasa por unas elecciones que genere mandato democrático", unas elecciones que "tienen que llegar lo antes posible". Si tras las elecciones hubiera "una mayoría para declarar la independencia, hay que declararla", según Junqueras.

RELACIÓN INSOPORTABLE ENTRE CATALUÑA Y ESPAÑA

El diputado de CiU, Carles Campuzano, considera que la relación entre el Estado y Cataluña ha llegado a un punto en que es "insoportable" y ha pedido al Gobierno que preste atención a "las manifestaciones que exigen que se escuche la voz de los catalanes" ya que ello no implica "saltarse las leyes".

Durante la presentación del libro Cataluña, 10 horas de independencia, el diputado dijo este martes que independientemente de lo que ocurra el 9-N, si no se aborda el problema a fondo las relaciones "tenderán a complicarse".

Ha afirmado que la ley no contempla soluciones para la situación actual, por lo que ha avanzado que el conflicto se puede "enquistar" y convertirse en una cuestión "aún más difícil" de resolver. Campuzano ha pedido al Gobierno y al resto de fuerzas políticas "un esfuerzo de empatía" sobre esa demanda para encontrar soluciones que lleven a "una salida democrática".

DURAN RECHAZA LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha rechazado la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, como propone ERC y ha desaconsejado adelantar las elecciones autonómicas porque considera que "nadie las quiere" y que es preferible que CiU busque un pacto que dé estabilidad al Gobierno de la Generalitat.

En los pasillos de la Cámara Baja, Duran ha explicado que Unió (UDC) apoyará "cualquier paso" que dé el Govern "siempre que esté marcado en la legalidad", razón por la cual, ha dicho, el partido que lidera discrepa de ERC, que insiste en celebrar la consulta pese a la suspensión.

"No es que no votemos porque no queramos, sino porque no podemos, porque no se nos permite, que es cosa distinta", ha recalcado el líder democristiano, quien también ha desechado la idea de ERC de promover una declaración unilateral de independencia porque, según sus palabras, "no es positiva".

NO A LAS ELECCIONES

Según ha defendido, los problemas de los catalanes no se acaban el próximo 9 de noviembre, al margen de que se vote o no, y ha llamado a buscar "una solución política" a un problema que, según ha subrayado, es "político".

En este punto, el portavoz de los nacionalistas catalanes ha remarcado que a Cataluña le convendría un periodo de estabilidad política y, por ello, se ha mostrado contrario a convocar elecciones anticipadas.

De hecho, considera que "todo el mundo" debería hacer un "acto de sinceridad" porque, a su juicio, "nadie las quiere" pese a que el propio Mas no las descarta si son de carácter plebiscitario y el líder de ERC, Oriol Junqueras, las reclama. "Hay que buscar una mayoría que garantice la estabilidad de gobierno y si esa mayoría existe, hay que continuar gobernando", ha concluido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La comparecencia de Mas, en frases



Reacciones