POLÍTICA

Podemos deja en manos de la gente su organización política

19/10/2014 21:53 CEST | Actualizado 19/10/2014 21:53 CEST
AFP

Podemos ya camina solo. La formación liderada por Pablo Iglesias ha culminado este fin de semana el debate de sus propuestas políticas y organizativas dejando en manos de la gente cuál ha de ser su hoja de ruta. Serán los ciudadanos que quieran participar los que opten por las distintos proyectos que se han debatido en el Palacio de Vistalegre de Madrid.

Y aunque Iglesias, aclamado por todos como líder indiscutible, abriera el encuentro rechazando la división, la realidad es que sobre la mesa hay dos modelos diferenciados del camino que la formación ha de seguir.

Si Podemos fuera sólo lo que ocurre en sus asambleas, es muy probable que la propuesta Sumando Podemos, liderada por Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, fuera la más votada. Pero no es así.

El equipo de Pablo Iglesias, que defiende la propuesta Claro Que Se Puede, sabe que su proyección más allá de los muros de Vistalegre le otorgan una victoria casi segura. Ya lo aseguraba Iñigo Errejón, miembro del equipo de Iglesias, a los medios de comunicación, cuando afirmaba que seguirán comprometidos con el proyecto que elijan los ciudadanos, pero que no ser la opción mayoritaria le parecía lo "menos probable".

Aun así, en el antiguo coso de Carabanchel, la victoria de los aplausos y los vítores fue para los ponentes que defendían órganos colegiados a todos los niveles y que los círculos decidan en cada caso la estrategia política de cara a las elecciones municipales de mayo.

"NO SOY UN MACHO ALFA"

La de Iglesias, menos inclusiva y más "eficaz", en sus propias palabras, tuvo la contestación de una gran parte de las ponencias, que respaldaron una organización más asamblearia. Algunos llegaron incluso a rechazar la presencia de "un macho alfa".

"No soy indispensable, no soy un macho alfa, soy un militante", respondió Iglesias, negándose así a liderar un proyecto con el que no esté de acuerdo.

"Este proyecto se hace por mar, pero nosotros decimos que queremos hacerlo en barco y otros dicen que en submarino o en velero. Si la gente se decide por el submarino, sabemos que es por mar, pero la gente ha decidido otra cosa", explica Juan Carlos Monedero, miembro del equipo de Iglesias.

Errejón cree que no puede ser que "salga cualquier persona con la idea que sea". "Personas y convicciones necesariamente van juntas", añade.

"Nosotros no lo vemos así", responde Echenique. "Yo desde el primer día di un paso adelante para aportar trabajo y esfuerzo en una organización que yo no había diseñado", compara. El eurodiputado asegura que cualquiera que lea la propuesta de Sumando Podemos que él defiende verá que con ella Pablo Iglesias "seguirá siendo una figura principal del movimiento y va a poder seguir marcando línea política como ha venido haciendo hasta ahora".

LÍDER PARA TODOS

Tanto Echenique como Rodríguez han defendido durante las dos jornadas que ha durado el encuentro presencial de la Asamblea Ciudadana que Pablo Iglesias ha de ser el líder de Podemos pase lo que pase ya que, lo contrario, "sería una mala noticia". "Es uno de los mayores valores que tenemos en Podemos y la clave de haber llegado hasta aquí. Es prácticamente imposible concebir Podemos sin Pablo".

Pero él se niega y dice estar dispuesto a echarse a un lado. "Si perdemos, habréis ganado vosotros y los compañeros tendrán toda la legitimidad y todo mi apoyo para liderar Podemos y defender su modelo organizativo", dijo este en la primera jornada de la Asamblea. "Si la gente entiende que hay que organizarse de otra manera, me pongo a las órdenes del que haya demostrado que cuenta con el apoyo de la mayoría", ha insistido este domingo.

DISTINTAS POSTURAS

Las principales diferencias entre las dos propuestas más mediáticas radican principalmente en tres puntos: cómo debe ser la Secretaría General, cómo se debe elegir el Consejo Ciudadano y cuál ha de ser la estrategia de cara a las municipales.

Sobre el primer tema, Pablo Iglesias aseguró que "tres secretarios generales no le ganan unas elecciones a Rajoy y a Pedro Sánchez". "Ya me gustaría a mí descargarme de responsabilidad", añadió.

A esto ha respondido este domingo Teresa Rodríguez afirmando que "las elecciones no las gana un secretario general, ni tres, ni diez, sino que las gana la gente". "Hasta ahora no hemos tenido secretario general, sino muchos portavoces en los medios, y hemos conseguido resultados ilusionantes y no paramos de subir en las encuestas. No parece que sea una condición indispensable para ganar las elecciones", apunta Echenique.

Iglesias también ha rechazado que se elija por sorteo la composición del Consejo Ciudadano porque, según dijo el sábado, sería como si un entrenador no pudiera poner a su mejor equipo sobre la cancha y tuviera que dejarlo al azar. "Todos tenemos derecho a proponer qué equipo entendemos que es el más eficaz para ganar las elecciones", dijo en defensa de su proyecto.

El equipo de Echenique aboga por que los círculos decidan en cada lugar qué estrategia seguir de cara a las municipales. "La gente deliberando, trabajando y decidiendo por ella misma es sabia, inteligente y tenemos que confiar en ella", resumía el eurodiputado.

Qué propuesta salga de esta Asamblea, se conocerá el próximo domingo, cuando se cierre el plazo de votación para todo aquel que decida, vía telemática o presencial, inscribirse en el censo electoral.

Será entonces cuando Podemos haya dado su primer gran paso hacia adelante y deba decidir quién o quiénes deberán liderar su proyecto. Y eso, como lo que se ha discutido este fin de semana, estará en manos de la gente.