INTERNACIONAL
09/12/2014 16:51 CET | Actualizado 09/12/2014 16:52 CET

¿Qué hace Obama quitándole el sitio a este presentador?

¿Se imaginan al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entrando en directo en el programa El Intermedio y robándole la silla al Gran Wyoming?

Algo así ocurrió anoche en Estados Unidos, donde su presidente, Barack Obama, interrumpió el programa The Colbert Report, donde tenía previsto conceder una entrevista, para robarle la silla a su presentador, Stephen Colbert, y leer un guión en el que el humorista iba a criticarle.

En la silla de Colbert, que se hace pasar por un ultraconservador radical en su programa, Obama dijo de sí mismo: "ese hombre es tan arrogante, apuesto a que habla de él en tercera persona".

También cambió el nombre de una de las secciones más populares del programa, The Word (la palabra), por The Decree (el decreto), en alusión a las críticas que ha recibido por usar su poder ejecutivo para regularizar a 5 millones de indocumentados.

Tras leer todo el texto, en el que también se hablaba del Obamacare y se bromeaba sobre lo mal que había funcionado la web del Gobierno para que los ciudadanos pudieran registrarse en este plan sanitario, Obama confesó haberse sentido "más poderoso" en el sitio de Colbert.

El mandatario estadounidense aprovechó el tono distendido de la ocasión para hacer una confesión personal: suele dejar los calcetines en el suelo, algo que no gusta a su familia. "Nadie (en casa) me trata como presidente. Cuando llego a casa, no hay trompetas (triunfalistas) y Michelle, Malia y Sasha se burlan de mí sin compasión por mis orejas grandes y mis trajes aburridos", explicó.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

Colbert, una vez recuperado el mando del programa, dijo con sorna al presidente: "Ha empleado a mucha gente, especialmente como secretario de Defensa", en alusión tanto a la creación de empleo en EE.UU. como al nombramiento de su cuarto líder del Pentágono, Ashton Carter, en sustitución de Chuck Hagel y tras Robert Gates y Leon Panetta.

Aprovechando la última visita del presidente a su programa, que terminará el 18 de diciembre, Colbert trató de sonsacarle alguno de los códigos nucleares, pero Obama fue tajante en su negativa.

Con la de este lunes, Obama ha participado en tres ocasiones en este popular programa de Comedy Central, la última vez en 2009. El popular presentador, que en realidad es un progresista en las antípodas ideológicas de su personaje televisivo, relevará a David Letterman al frente del Late Show de CBS.

NOTICIA PATROCINADA