POLÍTICA
12/12/2014 08:00 CET | Actualizado 12/12/2014 08:00 CET

El rey pide unidad y respeto a la Constitución en un discurso en Cataluña

Robert Marquardt/GETTY

Nunca pronunció las palabras que delimitan exactamente a qué se refiere, pero nadie dudó de que Felipe VI le dejó caer otra indirecta a Artur Mas este jueves. El rey hizo un llamamiento a la unidad, la convivencia y el respeto al marco constitucional y subrayó que España no puede permitirse la división porque "el mundo camina hacia una mayor integración".

"Hoy más que nunca es necesario unir fuerzas y estrategias", afirmó Felipe VI en el acto de entrega de las Medallas de Honor y los Premios Carlos Ferrer Salat de la patronal Foment del Treball, al que también acudió el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Ante unos 240 empresarios, el monarca incidió en que los retos y problemas de la sociedad "debemos abordarlos juntos", con espíritu de "colaboración, cooperación y solidaridad", y que ahora más que nunca son imprescindibles "las visiones compartidas que permitan respuestas conjuntas a desafíos globales".

"No podemos permitirnos el debilitamiento o la división porque el mundo camina hacia una mayor integración, como consecuencia de la interdependencia que define a nuestras sociedades y a nuestras economías", manifestó el monarca sin referirse explícitamente al proceso soberanista catalán.

QUÉ QUIEREN LOS CIUDADANOS

Felipe VI cree saber qué quieren los ciudadanos. En su intervención aseguró que lo que demanda la sociedad es, ante todo, que los poderes públicos gestionen la resolución de la crisis económica y, especialmente, que se siga luchando contra el desempleo.

Ha recordado, en este sentido, que España, a pesar de la difícil situación económica, es hoy un país mucho más sólido y potente, un progreso, ha apuntado, que "no se puede desligar" de la inserción de España en el ámbito internacional.

El progreso económico y social de España, ha añadido, tampoco podría entenderse sin la estabilidad política y la paz social que ha proporcionado el marco de convivencia constitucional, que "tiene en el respeto al Estado de Derecho la garantía para nuestra convivencia en libertad".

"Garantizar nuestra convivencia en paz y libertad es una responsabilidad ineludible de todos los poderes públicos, es la primera responsabilidad de todas las instituciones", ha destacado Felipe VI, que ha reivindicado los logros que ha alcanzado España y que han hecho "juntos todos los españoles".

EL "PATRIOTISMO" DE PRIM

Durante su discurso, el rey ha recordado el papel del general Juan Prim, un catalán excepcional, ha señalado, que vivió guiado por un "patriotismo irreductible que dedicó con generosidad a España entera"'.

Fue "un gran español, leal a su tierra y siempre al servicio de su país", pero también "la expresión viva del 'seny' (sentido común)". Además, ha agregado, entendió el papel fundamental que Cataluña siempre ha ejercido en el devenir del conjunto de España y su capacidad de liderazgo y visión de futuro.

El acto de Foment del Treball ha congregado a una nutrida representación de la clase empresarial catalana, así como numerosas autoridades políticas, como el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; los consellers Felip Puig y Santi Vila y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert.

CATALUÑA COMO MOTOR DE LA RECUPERACIÓN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reivindicado en su discurso el papel de Cataluña como un "motor significativo e importante" de la reactivación económica de España, "que hay que afianzar", y ha pedido un reparto más "justo" de la riqueza que genera esta comunidad.

Por su parte, el ministro Jorge Fernández Díaz ha expresado la "firme voluntad" del Gobierno español de trabajar bajo la premisa de que "todos unidos somos más fuertes", ya que la estabilidad, ha dicho, "es siempre condición conveniente y necesaria" para lograr el progreso del país.

Aunque tampoco se ha referido abiertamente al proceso soberanista catalán, el presidente de la patronal Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, ha defendido "el diálogo, la negociación y el pacto" como los "valores fundamentales" que deben guiar la acción de la sociedad y ha remarcado que "una sociedad orgullosamente democrática como la nuestra no puede ni debe prescindir de la senda del acuerdo para avanzar".

ESPACIO ECO