ECONOMÍA

Las claves de la nueva ayuda a parados firmada por Gobierno, empresarios y sindicatos

15/12/2014 10:52 CET | Actualizado 15/12/2014 12:02 CET

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha firmado este lunes con los líderes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente, el acuerdo sobre la nueva ayuda a parados de larga duración.

Esta nueva prestación consistirá en 426 euros mensuales únicamente durante seis meses y a ella podrán acceder los parados de larga duración (más de un año en el desempleo) que hayan agotado todas las prestaciones, carezcan de ingresos y tengan cargas familiares.

Además deberán adquirir un compromiso de actividad. Es decir, los beneficiarios suscribirán un compromiso de actividad y el servicio público de empleo tendrá un mes para diseñarles un itinerario laboral personalizado en base a sus cualificaciones. Tendrán un tutor/orientador y el servicio público de empleo será el encargado de hacerles llegar posibles ofertas de empleo.

Mientras reciben acciones de formación y orientación, los desempleados de larga duración que cumplan determinados requisitos cobrarán esta ayuda, aunque el objetivo final es que vuelvan al mercado laboral. Por eso esta ayuda se inscribe en un programa más amplio para la activación laboral de este colectivo.

¿QUIÉN PUEDE BENEFICIARSE?

Los posibles beneficiarios de este programa son los parados de larga duración que hayan trabajado por cuenta ajena en algún momento, que estén inscritos como demandantes de empleo a fecha 1 de diciembre de este año, que hayan dejado de recibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar la ayuda incluyendo el Prodi, el Prepara y la Renta Activa de Inserción (RAI), que tengan cargas familiares, sin otro tipo de rentas y que hayan dejado de percibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar esta ayuda.

La ayuda tendrá un coste de entre 1.000 y 1.200 millones de euros, elevará la tasa de cobertura de protección por desempleo entre siete y ocho puntos, hasta situarse en el 65% a mediados de 2015, y beneficiará a entre 400.000 y 450.000 desempleados.

Está previsto que el programa dure 15 meses (del 15 de enero de 2015 y al 15 de abril de 2016), aunque tres meses antes de que finalice se evaluarán los efectos que ha tenido y su posible prórroga.

"NO TIENE PEROS"

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado este lunes que el acuerdo "no tiene peros", porque es un acuerdo "positivo" que además ha costado conseguir debido a que el Gobierno no quería incrementar el déficit.

"El calendario de consolidación fiscal era el que era y había que sacar los recursos de debajo de las piedras. Ha sido difícil. Ha habido una reconversión mental de todos los negociadores, seguramente también nuestra, pero me alegro de que se haya producido y espero que ahora esto no se pare aquí, porque las necesidades de mucha gente siguen estando presentes", ha subrayado el dirigente sindical.

Toxo, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha señalado que este acuerdo no ha sido posible alcanzarlo antes porque se rompió el diálogo social, pero ha precisado que "llega en un tiempo adecuado para dar cobertura a mucha gente que ahora no tiene ninguna posibilidad". "Me alegro que, aunque sea tarde, haya llegado", ha añadido.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter