POLÍTICA

Castro rechaza el recurso de apelación de la infanta contra su imputación en el 'caso Noós'

09/01/2015 09:50 CET | Actualizado 09/01/2015 10:16 CET
REUTERS

El juez José Castro no ha admitido a trámite el recurso de apelación interpuesto por la defensa de la infanta Cristina contra el auto de apertura de juicio oral del caso Nóos que dictó el pasado 22 de diciembre, en el que abrió proceso contra la hermana del rey por dos presuntos delitos fiscales.

En un auto dictado este viernes, el magistrado acuerda que no ha lugar a la admisión del recurso presentado por los abogados de doña Cristina el viernes pasado, tampoco acepta el recurso de nulidad de la defensa de Diego Torres y Ana María Tejeiro y sí que admite el de los socialistas valencianos en relación al vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Aunque Castro especificó en el auto de apertura de juicio oral que no cabía recurrir dicha decisión, el equipo legal liderado por Miquel Roca y Jesús María Silva pidió al juez que elevara su recurso de apelación a la Audiencia de Palma "en cumplimiento de las garantías constitucionales" y del derecho a un proceso con todas las garantías y alegó que no admitirlo supondría "fraude de ley".

En su recurso, los abogados de la infanta cargaron contra la "absolutamente desproporcionada e injustificada" fianza impuesta a la hermana del rey de casi 2,7 millones de euros, y pedían al juez Castro que se le aplicase la doctrina Botín, que impide juzgar a alguien si sólo le acusa quien ejerce la acción popular, en este caso Manos Limpias.

En el auto recurrido, el magistrado resolvió finalmente no aplicarla sobre Cristina de Borbón. Para justificar la apertura de juicio contra la Duquesa de Palma, Castro considera que su papel fue imprescindible para que su marido, Iñaki Urdangarin, defraudase hasta 337.138 euros a Hacienda a través de Aizoon, empresa presuntamente pantalla de la que ambos son propietarios.

Por su parte, ni la Fiscalía Anticorrupción ni el perjudicado por los delitos presuntamente cometidos, la Agencia Tributaria, apuntan a la existencia de indicios criminales sobre Cristina de Borbón.

Con su resolución, Castro culminó más de tres años de investigaciones en torno a la infanta, cuyo nombre apareció en el foco de las investigaciones del caso Nóos a finales de 2011, prácticamente desde el momento en que la Fiscalía Anticorrupción apuntó a Aizoon como una de las empresas tapadera que integraban el entramado societario dirigido a desviar los fondos obtenidos por parte del Instituto Nóos de las Administraciones públicas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cristina: la vida de una infanta


La infanta declara por el 'caso Nóos'