INTERNACIONAL

Revista de prensa: Islam y yihad

16/01/2015 09:28 CET | Actualizado 16/01/2015 09:28 CET

El Islam, su encaje en la sociedad europea y la amenaza del yihadismo siguen marcando la prensa de esta mañana

"Prohibidos los muñecos de nieve. Un religioso saudí proscribe estas representaciones por contradecir el Islam". La noticia se puede leer en La Vanguardia y, además de provocar una sonrisa, contribuye a ahondar en los estereotipos que tenemos sobre el Islam. donnaDaniel Innerarity escribe sobre ello en El País, y pone como ejemplo la escena de una película de Almodóvar en la que una de sus protagonistas, que ha roto con su novio árabe, asegura con rotundidad tener un problema "con el mundo árabe". Esa generalización, a juicio del filósofo, se aplica en los análisis que estos días hablan del "terror islamista frente a la civilización occidental" y este reduccionismo beneficia a los terroristas que se identifican con la globalidad de los musulmanes. En una entrevista al Frankfurter AllgemeineAngela Merkel pide que "el clero musulmán aclare la relación del Islam con la violencia" al tiempo que rechaza, como sostiene el movimiento Pegida, que haya una islamización de Alemania. En Francia, Le Monde constata que los suburbios están divididos entre los que son "Charlie" y los "no Charlie". Entre estos está el papa que, como destaca El País, ha dicho: "si insulta a mi madre puede esperar un puñetazo". Un alusión a la violencia que, a juicio de David Gistau está en el centro del debate porque "estamos hablando -escribe en ABC- de si aceptamos o no que se ejerza una violencia brutal para castigar a quien ofende".

Sobre uno de los terroristas franceses y su paso por Madrid, la prensa apunta varias hipótesis de la investigación en curso

donna"Coulibaly cerró en Madrid con una célula del Estado Islámico el atentado de París", aventura La Razón mientras que El País asegura que "se reunió con un "pasador" que debía ayudar a su familia a llegar a Siria". El Mundo apunta a que "Interior investiga si la yihad 'ayudó' a Coulibaly en Madrid". Los pasamontañas vuelven esta mañana a las primeras con una foto de los policías belgas que anoche abatieron a dos yihadistas que "iban a atentar en Bélgica", precisa La Vanguardia. En esa lucha contra el terrorismo: "Los estados quieren controlar Internet" asegura en primera Le Figaro y, en este sentido, La Razón avanza que el PP lleva al Congreso una ley de derechos fundamentales que recoge "multas por insultar y amenazar en Twitter". Más contundente, avanza El País, la posibilidad de que el Gobierno pueda "movilizar bienes privados en caso de amenaza a la seguridad nacional", según el anteproyecto que estudia el Consejo de Ministros.

El adelanto de elecciones en Cataluña causa división de opiniones en la prensa

"Y este cuento se ha acabado", titula Lluis Bassets la 4ª Página de El País, en la que arremete contra el proceso soberanista que "sigue en la medida en que sus protagonistas han preferido no matarlo. No hay proyecto de España. El de Cataluña se ha resquebrajado. Y el de Europa -como se ha visto en París- está en peligro". Por el contrario, Enric Juliana aplaude la jugada de Mas, que "gana tiempo, dificulta pactos locales de toda la izquierda y aplaza el factor Podemos". El columnista de La Vanguardia constata que Convergencia Democrática murió como partido con la confesión de Pujol y apunta a un partit del president como el nuevo sujeto político que tome el relevo de la hegemonía de CiU. De hecho, señala El Mundo, "Unió no avala el plan de Mas". En los próximos 18 meses, avanza La Vanguardia, "la hoja de ruta de partidos y entidades soberanistas detalla una serie de actos de soberanía" que culminarían con "la proclamación de independencia si no hay referéndum legal".

En el corto plazo, Europa sigue pendiente del euro y de la marejada generada por el Banco Nacional de Suiza

donna"Suiza aturde a los mercados y achatarra el techo del franco", titula en primera el Financial Times, que atribuye la decisión de las autoridades monetarias helvéticas a "la compra de bonos por el Banco Central Europeo". La prensa alemana no duda en dramatizar la consecuente bajada del euro. Die Welt habla de "tsunami" para la economía de exportación y el Frankfurter de "peligrosa caída". Para Pierre Ruetschi, editorialista de la Tribune de Geneve, el Banco Nacional de Suiza no podía seguir comprando euros a 1,20 de manera indefinida y menos después de la decisión del BCE, lo que no quita para que su decisión sea criticada por los empresarios instalados en Suiza por su estabilidad monetaria.

El caso es que la actuación de Draghi sigue teniendo sus partidarios y sus detractores

Entre estos últimos, el presidente del Deutsche Bank, Jens Weidmann, quien considera que la decisión del Tribunal Europeo de Justicia impone "limitaciones" al BCE que "no puede meterse ni en política monetaria, en la financiación estatal, ni en la política económica, aunque la frontera entre ambos puede estrecharse". Todo ello en medio de una deflación que es "de la buena" a corto plazo para Cinco Días, porque aumenta el poder de compra de la rentas y mejoran el ahorro; pero que puede acabar siendo "peligrosa", como alerta El País en un editorial porque amenaza el crecimiento. De ahí que reclame un cambio en la política de rentas que favorezca un crecimiento moderado de los salarios en las empresas cuyas cuentas  lo permitan".

El tuit de esta mañana, nos introduce ya en lo que va ser el asunto central de la semana que viene: las elecciones griegas

Y sus consecuencias indirectas en España. Es un artículo en El País del líder de Siryza, Alexis Tsipras: "El cambio en Europa comienza en el sur. Los votantes de Grecia y España pueden dar un vuelco a la política". Allá va: