ECONOMÍA

Los españoles de la lista Falciani tenían 1.800 millones de euros opacos en Suiza

09/02/2015 07:38 CET | Actualizado 09/02/2015 20:42 CET
GTRES

El diario digital El Confidencial ha publicado este lunes los nombres de la famosa 'Lista Falciani' en la que figuran miles de clientes del HSBC de Ginebra, entre los que destacan el fallecido presidente del Santander Emilio Botín, el futbolista Diego Forlán o el rey de Marruecos Mohammed VI, entre otros.

La lista, elaborada con la información del HSBC de Ginebra que el informático Hervé Falciani grabó en un CD y entregó a la Hacienda francesa en 2009, 've por fin la luz como fruto de una investigación internacional coordinada por Le Monde y el ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación), afirma El Confidencial.

Este diario digital recuerda que "las autoridades galas reenviaron a las españolas la información sobre los ciudadanos de nuestro país que aparecían en la lista. Se trata de unos 2.700 clientes reales", de los que, a partir de hoy, El Confidencial publicará los nombres más destacados.

Según El Confidencial la familia Botín tenía una fortuna oculta en el HSBC de Suiza de más de 2.000 millones de euros y añade que también utilizó un entramado societario en Panamá y las Islas Vírgenes con testaferros "para esconder quién estaba detrás de sus cuentas".

El piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso, cuyos asesores han explicado al diario digital que "su situación ha estado y está en regla y que nunca ha tenido problemas con la Hacienda española ni con las de otros países" también aparece entre los nombres que publica hoy El Confidencial.

Michael Schumacher, Valentino Rossi, el rey Abdalá II, la modelo Elle MacPherson o el tenista Marat Safin son otros de los nombres publicados en El Confidencial, entre los que también destacan los del piloto de Fórmula 1 Heikki Kovalainen, los cantantes David Bowie y Tina Turner, el empresario Flavio Briatore o el actor Christian Slater.

Hervé Falciani colabora desde 2009 con la justicia de varios países a las que aporta información -de la que se apoderó cuando trabajaba en la filial suiza del banco HSBC- de más de 130.000 supuestos evasores fiscales que podrían tener dinero en bancos suizos.