POLÍTICA

Tomás Gómez amenaza a Pedro Sánchez con ir a los tribunales

11/02/2015 13:48 CET | Actualizado 11/02/2015 15:21 CET

"Inmenso error con consecuencias desastrosas", "despropósito, golpe a la democracia en el partido socialista", "un hecho sin precedentes", "un atropello", "una decisión autoritaria y antidemocrática". Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y Maru Menéndez, secretaria de organización de esta federación, no han ahorrado en adjetivos de rechazo y sorpresa sobre la decisión del secretario general del partido, Pedro Sánchez, de apartarle de su puesto y crear una gestora. Los madrileños han pedido a Ferraz que rectifique. De no hacerlo no dudarán en acudir a los tribunales, han advertido.

Las puñaladas en la rueda de prensa en la que ha comparecido el PSM para responder a la noticia del día han volado con fuerza en la dirección de Pedro Sánchez, a quien Tomás Gómez ha acusado de subirse "a la construcción del PP de desgaste" a costa del sobrecoste de la obra del tranvía de Parla (Madrid), de donde fue alcalde entre 1999 y 2008. "Lamento que Pedro Sánchez, en la debilidad de su liderazgo, se suba al caballo de ese desgaste de la derecha con un solo objetivo, fortalecer su poder interno", y ha añadido: "Le conozco bien desde hace mucho tiempo, y le conozco porque yo contribuí a ayudarle. Ese es el único problemilla orgánico que ha tenido esta federación en mucho tiempo".

La decisión de Sánchez, que Gómez ha insistido en achacar a su debilidad orgánica y a la necesidad de fortalecer su posición en el partido, "incompatible con ser un buen Secretario General", ha dicho. Su prioridad, ha señalado, debería ser la victoria en Andalucía y en el resto de elecciones que se celebrarán este año. "Lo que ha hecho Pedro Sánchez le hace responsable de lo que le pase al PSOE en los próximos procesos electorales".

Durante su comparecencia ante la prensa, arropado por Menéndez y Antonio Miguel Carmona, candidato oficial a la Alcaldía de Madrid, que ha vuelto a poner sus dos manos en el fuego por la honorabilidad de su "amigo", se han sucedido los arrebatos de aplausos de los militantes.

A VUELTAS CON PEDRO SÁNCHEZ

Según Gómez, se ha enterado de la notica por la prensa, y ha mostrado su "sorpresa por la decisión y por la forma". Después de leer la información ha recibido una llamada de Pedro Sánchez, pero ha negado que este le hubiese convocado a reunión alguna y que hubiese rechazado ir, como se ha publicado. Por teléfono, Sánchez le pidió que diese "un paso atrás", a lo que Gómez contestó que no. "Le dije no a un demócrata como José Luis Rodríguez Zapatero, y le he dicho que no a Pedro Sánchez, que ha intentado una operación no democrática".

"Cuando uno tiene debilidad, uno ve fantasmas en todos sitios", ha dicho sobre las motivaciones del líder de su partido. Gómez, asegura, ha recibido apoyos no solo de militantes madrileños, sino también de militantes y líderes de otros territorios. "Esto está muy lejos de haberse acabado; esto no ha hecho más que empezar", ha asegurado.

"Vale ya con el tranvía a Parla. Nunca se ha imputado a Tomás Gómez", ha dicho, y ha insistido en que la información publicada al respecto es una estrategia del PP. "El Ayuntamiento del Parla no tiene competencia para adjudicar las obras del tranvía, y por lo tanto, no lo adjudicó", ha zanjado.

DEFENDERÁ LOS DERECHOS DE LOS MILITANTES

Tanto Maru Menéndez como Tomás Gómez han asegurado que defenderán los derechos de los militantes madrileños que se han vulnerado, según ellos, con esta decisión. Esperan que Sánchez rectifique, y si no lo hace, acudirán a los órganos del partido, antes de ir, si es necesario, a los tribunales. "Los socialistas madrileños cumplimos escrupulosamente con las normas y vamos a exigir al partido que haga lo mismo", ha afirmado Gómez rechazando que haya rebelión por su parte.

"Los errores se rectifican, y por tanto, los socialistas y las socialistas madrileñas confiamos en que corrijan este tremendo error", ha manifestado la secretaria de organización, que espera poder seguir con un proyecto que, según ha dicho, han conseguido sacar adelante pese a muchas dificultades. "No van a acabar con una federación del partido socialista", ha afirmado. "El PSOE es un partido democrático en el que no manda el secretario general", ha insistido.

La expulsión de Tomás Gómez, en Twitter