INTERNACIONAL

La Policía mata al presunto autor de dos tiroteos con víctimas en Copenhague

15/02/2015 09:44 CET | Actualizado 15/02/2015 10:07 CET

Dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas en dos tiroteos separados por horas y ocurridos en un centro cultural y cerca de una sinagoga de Copenhague que el Gobierno calificó de "terroristas".

La Policía danesa ha confirmado que ha abatido a tiros esta madrugada a un hombre que protagonizó los dos tiroteos. "Asumimos que es el mismo responsable el que está tras ambos incidentes y también asumimos que el sospechoso abatido por la Policía en la estación de Norreport es la persona responsable de estos asesinatos", ha explicado el inspector jefe Torben Molgaard Jensen en rueda de prensa.

Además, Jensen ha señalado que no hay indicios que apunten a que haya más de un responsable de estos atentados contra una sinagoga y contra un acto a favor de la libertad de expresión.

El primer tiroteo sucedió el sábado por la tarde en un centro cultural donde se debatía sobre la blasfemia, el islam y la libertad de expresión. El acto incluía un homenaje a la revista satírica francesa Charlie Hebdo, objeto de atentados yihadistas el pasado mes de enero y que causaron la muerte de 12 personas.

Las autoridades calificaron este primer tiroteo en Copenhague de atentado terrorista, de ahí que fuera elevado al máximo la alerta en la capital danesa, aunque no está confirmado que el objetivo fuera el artista sueco Lars Vilks, presente en la sala al igual que el embajador de Francia en Dinamarca. Ambos salieron ilesos.

Vilks vive con protección policial por las amenazas de grupos islámicos tras caricaturiza a Mahoma como un perro en un diario en 2007. En este atentado, en el que se dispararon según testimonios presenciales entre 30 y 40 tiros, resultó muerto un civil de unos 40 años y heridos de levedad tres agentes, dos de ellos de los servicios de inteligencia.

TIROTEO CERCA DE UNA SINAGOGA

Horas después, ya entrada la madrugada del domingo, un tiroteo cerca de una sinagoga causó la muerte de un joven judío y heridas a dos policías, que están fuera de peligro, según declaró Allan Teddy Wadsworth-Hansen, de la policía de Copenhague, en una conferencia de prensa.

"Un civil se ha visto afectado, y ahora falleció. No tengo más comentarios al respecto", declaró el portavoz. Con anterioridad, la Policía había informado de que en el tiroteo en un civil recibió un disparo en la cabeza, que posteriormente le causaría la muerte, y que dos agentes de policía fueron heridos en un brazo y una pierna. La céntrica estación de metro y de tren de Nørreport, una de las principales arterias de la capital, ha sido evacuada por la Policía.

El joven fallecido "era un miembro de La Sociedad Judía en Dinamarca y estaba haciendo un control de entrada junto a la sinagoga en la calle de los Cristales porque había una confirmación judía", declaró al canal TV2 News Dan Rosenberg Asmussen, portavoz de esa asociación.

Según la hipótesis policial, elaborada sobre todo a través de grabaciones de vídeo, el individuo abrió fuego contra el centro cultural donde se celebraba un debate sobre blasfemia. De allí se trasladó en un vehículo que fue encontrado a tres kilómetros del lugar y luego tomó un taxi a la dirección en el barrio de Nørrebro donde fue abatido de madrugada, después de protagonizar el segundo tiroteo.

El individuo -descrito como un joven de entre 25 y 30 años de "rasgos árabes"- permaneció unos veinte minutos en ese lugar, localizado gracias a la ayuda del taxista y desde el que se dirigió al centro de la capital, donde de madrugada mató a el joven judío delante de la sinagoga.

Las autoridades no han facilitado más datos sobre la identidad o los motivos del sospechoso, aunque este sábado sí difundió imágenes de él.

(Sigue leyendo tras la imagen...)

ATENTADOS EN DINAMARCA

Dinamarca ha sufrido varios intentos de atentado en los últimos años tras su intervención en las guerras de Irak y Afganistán, y la publicación en 2005 de una famosa serie de caricaturas de Mahoma por el diario conservador "Jyllands-Posten", que provocó un conflicto internacional con varios países musulmanes.

La sede de "Jyllands-Posten" y el caricaturista Kurt Westergaard, autor de un dibujo de Mahoma con un turbante-bomba, han sido el blanco preferido, aunque los servicios de inteligencia daneses habían abortado hasta ahora todos los intentos.

EL RELATO DEL EMBAJADOR

El embajador francés en Dinamarca, François Zimeray, presente en el centro cultural, afirmó sentir que vivía otro asalto como el que tuvo lugar el pasado 7 de enero en la redacción del semanario satírico galo Charlie Hebdo en París.

"No me podía creer que volviera a suceder lo mismo que en París, pero en unos segundos me di cuenta de que estábamos volviendo a vivir lo mismo que en Charlie Hebdo", indicó el diplomático al semanario Le Journal du Dimanche.

Encargado de abrir el coloquio, el diplomático había acabado su intervención y se quedó a escuchar la de la militante Femen Inna Shevchenko cuando comenzó el tiroteo.

Zimeray relató que las cuatro decenas de asistentes al coloquio sobre la libertad de expresión se tumbaron en el suelo y trataron de arrastrarse hasta la salida, donde seguían produciéndose disparos.

El embajador aseguró que fue "un milagro" que no hubiera más muertos y agradeció la actuación de la policía que había acudido porque en el debate se encontraba el dibujante sueco Lars Vilks.

Tiroteo en Dinamarca

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter