ECONOMÍA

Ciudadanos frente a Podemos

19/02/2015 10:16 CET | Actualizado 19/02/2015 11:24 CET
EFE

Las encuestas coinciden en que las próximas elecciones generales aparecerán en la escena política nacional dos nuevas formaciones que hoy no cuentan con representación parlamentaria. El partido liderado por Pablo Iglesias, Podemos, ya rebasa al PSOE en los estudios del CIS y aparece con posibilidades incluso de ganar los comicios que se celebrarán a finales de este año. Ubicado en la izquierda, aunque rechaza etiquetas, Podemos recoge votos de desencantados y de personas que en anteriores elecciones votaron a PSOE o IU. Ciudadanos tiene ya una larga trayectoria en Cataluña, pero ahora pretende entrar en el Congreso de los Diputados y algunas encuestas le dan como cuarta fuerza y con posibilidades de influir en un futuro Gobierno en minoría. También rechaza la vieja escala izquierda y derecha, aunque mantiene un tono liberal y su granero de apoyos se encuentra en votantes decepcionados con el PP. Estas son las principales propuestas económicas de los dos partidos.

Renta básica, complemento salarial y sueldo mínimo

Podemos concurrió a las elecciones europeas de 2014 con la propuesta de establecer una “renta básica universal”, una idea que fue matizada meses más tarde cuando los profesores Vicenç Navarro y Juan Torres publicaron un programa económico bajo la firma de la formación de Pablo Iglesias. Podemos, ahora, apuesta por una renta garantizada, es decir, el Estado suministraría recursos a ciudadanos que no tengan acceso al mercado de trabajo. En cambio, la propuesta económica de Ciudadanos, presentada el martes por los economistas Luis Garicano y Manuel Conthe indica que una medida como la propuesta por Podemos desincentiva la búsqueda de empleo. El partido de Rivera aboga por una suerte de impuesto negativo bautizado como “complemento salarial anual garantizado”. A falta de conocer la letra pequeña de la propuesta, la idea es que el Estado abonaría una paga adicional a los asalariados o autónomos con pocos ingresos. La cuantía de la ayuda dependería de la situación familiar, es decir, un trabajador con un sueldo bajo con hijos recibiría más dinero que otro sin descendencia. Ciudadanos asegura que su propuesta serviría de “incentivo a la actividad laboral” en la medida que la ayuda estaría vinculada a tener un empleo. Calcula que cinco millones de hogares accedería al complemento salarial y, en el peor de los casos, el coste sería inferior al 1% del PIB (10.000 millones de euros).

A diferencia de Podemos, Ciudadanos rechaza una subida del salario mínimo –actualmente fijado en 648,6 euros al mes o 9.080 euros al año– porque “expulsa del empleo a los trabajadores peor pagados”. Entiende que su complemento salarial resulta más eficiente que incrementar el sueldo mínimo.

Subir o bajar cotizaciones

La sostenibilidad del sistema de pensiones es uno de los puntos críticos que todo partido político debe incorporar en su programa. Podemos apuesta por un “incremento extraordinario de las cotizaciones sociales empresariales” que permitirían su incremento. La formación de Pablo Iglesias también defiende rebajar la edad de jubilación nuevamente a los 65 años, aunque los economistas de referencia de Podemos recomienda también ofrecer cierta flexibilidad. Ciudadanos todavía no ha concretado sus propuestas en este ámbito, aunque en ningún caso aboga por elevar las cotizaciones a las empresas y defiende una rebaja como premio para aquellas que mantengan su nivel de empleo.

Contrato único y temporal

Ciudadanos abre la vía hacia el contrato único que acabe con “la rotación de los trabajadores temporales”. Así, apuesta por suprimir el contrato laboral y propone un “contrato para la igualdad de oportunidades” que tendría un carácter indefinido y con indemnizaciones crecientes y proporcionales a la antigüedad del trabajador. También defiende fijar un seguro contra el despido que se nutriría "con aportaciones empresariales" y equivalentes al 1% del salario del trabajadores. Este fondo, que se asemeja a la llamada "mochila austríaca" se utilizaría en caso de despido o jubilación.

En el caso de Podemos, el partido propone mejorar el mercado de trabajo rebajando la jornada laboral de 40 a 35 horas. Sobre las contrataciones, defiende eliminar los incentivos a la contratación a tiempo parcial, lo que en su opinión acabaría con la “feminización” de este tipo de relaciones laborales.

Quitas a la deuda privada

Buena parte de la propuesta presentada por Garicano y Conthe se centra en establecer una ley de segunda oportunidad que permita a los ciudadanos deshacerse del yugo de la deuda contraída en el pasado e inasumible hoy. Ciudadanos señala que en el caso de préstamos hipotecarios, la legislación obligaría al banco a aceptar en pago el inmueble y valorado al 100% del precio de mercado en el momento en que se realiza la operación. Actualmente, ya existe la dación en pago, sin embargo, los inmuebles se adjudican a un precio inferior al de mercado. “La valoración del inmueble al 100% de su valor de mercado reducirá el saldo de la deuda remanente más de lo que ocurre en la actualidad”, señala Ciudadanos. ¿Y qué sucederá con el pasivo pendiente? El partido de Rivera propone establecer acuerdos extrajudiciales para acordar una renegociación que suponga una rebaja de los intereses, un mayor plazo de devolución o, incluso, una quita.

El informe de Navarro y Torres no aborda la cuestión de la dación en pago, aunque también defiende “crear una institución de conciliación en la que deudores, acreedores y administración establezcan condiciones para la moratoria, reestructuración o quita de la deuda familiar”. Sobre la deuda pública, Podemos ya no defiende una quita unilateral, aunque mantiene que es preciso una reestructuración negociada en el marco de la Unión Europea.

Reforma fiscal

Ciudadanos defendió el martes la necesidad de abordar una reforma fiscal, aunque no concretó medidas en su informe, que se detallarán en el programa electoral. Podemos ya ha avanzado que su propuesta pasa por fijar más tramos en el IRPF para ganar progresividad y recomienda que el Estado recupere la competencia para fijar un impuesto sobre el patrimonio común en toda España. También defiende incrementar el tipo efectivo en el impuesto sobre sociedades.

El partido de Iglesias no descarta nacionalizar grandes empresas que operan en sectores estratégicos. Una medida que Ciudadanos no plantea. En su lugar, apuesta por destruir “los cárteles y acabar con el capitalismo de amiguetes”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: