NOTICIAS

El Eurogrupo y Grecia acuerdan una prórroga del rescate de cuatro meses

20/02/2015 20:38 CET | Actualizado 21/02/2015 11:38 CET
OLIVIER HOSLET/EFE

Han llegado a un acuerdo. El Eurogrupo y Grecia han aceptado extender el rescate a Atenas cuatro meses más -a pocos días de que expirara la fecha límite del 28 de febrero-, según ha confirmado Jeroen Dijsselbloem. Poco antes ya se había avanzado que el Eurogrupo y el Gobierno griego analizaban un nuevo texto para prorrogar la asistencia financiera a Atenas, que contaría con la aceptación de Alemania y de las instituciones, informaron hoy fuentes de la eurozona y griegas.

El acuerdo ha sido posible gracias a un pacto previo alcanzado por Alemania, Grecia y las instituciones, que luego ha sido ratificado por el resto de los países de la Eurozona. Atenas deberá presentar el lunes una lista de reformas que las instituciones evaluarán y decidirán si consideran suficientes. Solo entonces los Gobiernos de la zona euro decidirán a partir del martes si siguen adelante con la financiación a Grecia. La lista será desarrollada y acordada de nuevo con las instituciones -que forman la troika pero a la que no se menciona- a finales de abril.

Grecia se responsabiliza ante el Eurogrupo de pagar la deuda a todos sus acreedores en los plazos acordados, a no revertir ninguno de los ajustes aprobados por anteriores Gobiernos y a no adoptar medidas unilaterales que pongan en riesgo las metas fiscales. "Grecia ha pasado página", declaró una fuente oficial helena, satisfecha de haber conseguido una inyección de financiación temporal para poder negociar un nuevo acuerdo más adelante.

"Las autoridades griegas se han comprometido a asegurar los superávit fiscales adecuados o los procedimientos de financiación requeridos para garantizar la sostenibilidad de la deuda de acuerdo con el compromiso del Eurogrupo de noviembre de 2012", afirma el comunicado acordado. Un compromiso al que se había negado Atenas hasta ahora y que al Gobierno de Zyriza le costará vender en casa. A cambio, la UE promete "tener en cuenta las circunstancias económicas de 2015".

Alemania ya ha advertido de que ha exigido "mejoras significativas" en las reformas que deberá proponer Grecia antes de aceptar la extensión del rescate. Como ha expresado el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan: "Es un primer paso importante y esperamos que conduzca a otro paso importante el lunes por la noche o martes por la mañana, pero entonces, por supuesto, habrá un tercer paso, que son las ratificaciones en los parlamentos" nacionales de algunos miembros de la Eurozona.

UN ACUERDO COMPLICADO

El texto fue negociado por Dijsselbloem, por separado y en encuentros previos a la reunión extraordinaria, con el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, y el titular alemán, Wolfgang Schäuble. Varufakis y Schäuble no habrían mantenido ningún contacto directo durante estas negociaciones previas, según las fuentes. Igualmente ha contado con la ayuda del comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

"Esta noche hemos dado el primer paso en el proceso para reconstruir la confianza", declaró Dijsselbloem. "Ha sido un proceso laborioso pero finalmente constructivo", señaló Lagarde.

Este jueves Alemania se había negado en banda a aceptar la solicitud de rescate enviada por Grecia, a la que calificó de "Caballo de Troya". La negativa alemana llevó incluso a la Comisión Europea a sugerir que la reunión de hoy, la tercera en dos semanas, terminaría sin acuerdo.

La revista alemana Der Spiegel azuzó aún más la situación al publicar que el Banco Central Europeo (BCE) estaría llevando a cabo preparativos para afrontar una hipotética salida de Grecia del euro.

Finalmente Moscovici tuiteó cerca de las ocho de la tarde: "Avanzamos, avanzamos, avanzamos..."

ACUERDO MARCO CON UNA SEMÁNTICA MUY ESTUDIADA

Las fuentes han detallado que se trata de un "acuerdo marco" político que sirve para resolver el problema de la fecha de vencimiento del 28 de febrero y el calendario que tenían varios países para llevar la petición a sus parlamentos nacionales, como Alemania, Holanda, Finlandia y Estonia.

La redacción del texto acordado no fue sencilla, como explica Reuters. Una versión preliminar fue pincelada por Dijsselbloem, Varoufakis, Largarde y Schäuble. Otros ministros de la zona euro insistieron en que se incluyesen más garantías de que Grecia cumplirá las estrictas condiciones del rescate sobre disciplina presupuestaria y reformas económicas. Atenas está sin embargo decidida a dejar atrás la austeridad para reactivar su economía.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, que se mostró seguro de que este viernes se llegaría a un acuerdo, había hablado por teléfono el jueves con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés François Hollande y el primer ministro italiano, Mateo Renzi, en un intento de salvaguardar las promesas electorales con las que llegó al Gobierno el pasado 25 de enero.

Al mismo tiempo, Tsipras se enfrentaba a una situación potencialmente catastrófica en casa si no lograba financiación europea, con la liquidez agotada a finales de marzo y que podía incluir la salida del euro. La UE, según Reuters, no se fiaba del nuevo ejecutivo radical de izquierda, mientras aumentaba el ritmo con el que los ahorradores griegos sacaban sus fondos de los bancos del país. Finalmente este viernes se ha dado un paso importante para frenar el desastre, pero falta por ver qué precio deberá pagar por el acuerdo el nuevo Gobierno de Grecia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los memes de Yanis Varoufakis

OFRECIDO POR NISSAN