POLÍTICA

Lagarde apuesta por la igualdad salarial: entrevista de Arianna Huffington (VÍDEO)

24/02/2015 21:22 CET | Actualizado 24/02/2015 21:23 CET
HuffPost

La igualdad salarial entre hombres y mujeres no sólo es "un imperativo moral"; también es beneficiosa para la economía. Lo defiende Christine Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional, al tiempo que el FMI publica un informe titulado Juego limpio: Leyes igualitarias para brindar igualdad de oportunidades laborales para la mujer.

En una entrevista concedida al HuffPost Live, Lagarde ha conversado con Arianna Huffington, fundadora del Huffington Post, y se ha mostrado optimista con respecto a la situación de Grecia.

Si bien ha reconocido que "queda mucho por hacer", la directora del FMI ha sido rotunda sobre la posible salida de Grecia de la Eurozona: "No forma parte del orden del día". La semana pasada se demostró que existe "una voluntad colectiva de escucharse, de consolidar la confianza y de permanecer unidos", ha añadido.

Lagarde considera que deben tenerse en cuenta "los esfuerzos del pueblo griego, las grandes dificultades a las que se enfrenta y los sacrificios que ha hecho". Desde su punto de vista, se tiene que "restaurar la confianza" para "garantizar que la economía griega sea más sólida, más efectiva y cree empleo de forma sostenible".

LA PARIDAD, PRIORITARIA

La igualdad de género -especialmente en el sector del empleo- ha constituido el otro eje de la entrevista, ya que, como revela el informe y señala Lagarde, la mayoría de países pone trabas "contra el acceso de la mujer al mercado laboral".

La presidenta del FMI es consciente de que, aunque "no contabilice dentro del PIB", el peso del trabajo en casa suele recaer sobre las mujeres. Por ello, estima que deben llevarse a cabo políticas que favorezcan la conciliación y la situación de guarderías y otros centros de atención infantil. Japón en los últimos años y Francia desde la época de De Gaulle son buenos ejemplos. "De Gaulle entendió en los años 50 que para mantener la natalidad había que apoyar a las mujeres", ha defendido.

En cambio, opina que Francia tiene menos posibilidades que Estados Unidos para ver la llegada de la primera presidenta mujer. Y, ante la pregunta de si ella se postularía en su país, la respuesta de Lagarde ha sido contundente: "De ningún modo".

Aquí puedes ver la entrevista completa:

Y a continuación, un extracto de la entrevista de Arianna Huffington a Christine Lagarde:

A: Seguro que en muchas ocasiones es usted la única mujer de la sala. ¿Cree que debe explicar a los hombres que la igualdad de género no sólo va con las mujeres, que en realidad es un principio económico fundamental que puede afectar al crecimiento y a la estabilidad económica?

C: Sí. Es una cuestión moral, un imperativo moral, diría. Pero, aparte de eso, cuando demuestras a políticos, a miembros de un Gobierno, que tiene sentido económico y que puede acarrear más crecimiento, una sociedad más diversa que es más integradora y, en definitiva, que puede ser más provechosa desde el punto de vista de la economía global, entonces cruzas la brecha de la falta de confianza y seguridad en el mundo empresarial.

A: ¿Qué cambiarían las mujeres si dirigieran la economía? Usted afirmó que si Lehman Brothers fuera Lehman Sisters, seguiría funcionando. ¿Por qué es tan difícil considerar todas estas evidencias y hacer más para fomentar la igualdad de género?

C: Estamos en proceso de cambio y el cambio siempre es doloroso porque es mucho más cómodo quedarse dentro de tu zona de confort, hacer las cosas como hasta ahora se hacían y aceptar que la innovación puede ser más beneficiosa en su conjunto. Creo que lo interesante en el último estudio que estamos elaborando actualmente es que no va en detrimento de los hombres. Dicho de otra manera, en las sociedades que han eliminado y reducido las barreras legales para las mujeres no ha aumentado el desempleo masculino. Abrir el espacio a las mujeres para que accedan al mercado laboral, para que contribuyan a la economía, no significa que haya menos trabajo y menos oportunidades para los hombres. En esta situación, todos ganan. Mejora el crecimiento y la integración de la sociedad, y no es una amenaza para nadie, ni de un lado ni de otro.

A: Uno de los mayores obstáculos es el cuidado de los hijos. Fue una gran prioridad para el presidente Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión. En Francia se observa una diferencia. Allí, la crianza es una prioridad y hay mucha más participación de las mujeres en el mundo laboral. ¿Qué se puede hacer? Existen diferentes prácticas y muy diferentes expectativas en todo el mundo. ¿Qué puede hacer el FMI o qué pueden hacer las instituciones centrales para promover una mejor atención infantil?

C: Creo que lo primero que hay que hacer es instruir al mundo empresarial y convencerles de que, desde un punto de vista macroeconómico, tiene importancia y conlleva más y mejor crecimiento. Ése es el punto número uno. En segundo lugar, porque, como ha explicado, es cuestión de cada sociedad, de cada cultura. Creo que tenemos que estudiar a fondo un país desde su base: cuáles son los obstáculos y, si existen, cómo se pueden suprimir. Pondré un ejemplo. En Japón llevamos a cabo un estudio especial. El primer ministro [Shinzo] Abe estaba dispuesto a adoptar algunas de las recomendaciones políticas que afectan especialmente a guarderías. Por tanto, una buena parte del último presupuesto que se ha firmado va a parar a las guarderías. Es una forma de tratar la cuestión. La segunda consiste en liberalizar la creación y apertura de guarderías, y no hacer de ello una maraña de trabas burocráticas. Japón también ha puesto esto en marcha. Pienso que el proceso allí fue, en parte, un empeño personal del primer ministro, pero también una decisión económica. Una sociedad envejecida, trabajo no lo suficientemente cualificado ni competente… Y, al mismo tiempo, Japón tiene mujeres con mucho talento, muy cultas, que quieren entrar en el mercado laboral.

[...]

A: Con respecto a Grecia, ¿se muestra optimista? ¿Cree que el acuerdo de extender el rescate al menos cuatro meses va a ser una solución real y no sólo una prórroga?

Confío en lo que ocurra en el transcurso de estos cuatro meses y a corto plazo. En que los cambios tengan en cuenta el esfuerzo del pueblo griego, las grandes dificultades a las que se enfrentan, los sacrificios que han hecho. Todo esto debe reconocerse. Y se tiene que llevar a cabo un proyecto que promueva el crecimiento, que sea razonable y sólido desde un punto de vista económico y fiscal, y que además sea sostenible para construir el futuro del país [...]. Pienso que se debe retomar el diálogo y consolidar la confianza [...]. Consiste en garantizar que la economía griega sea más sólida, más efectiva y cree empleo de forma sostenible.

A: Una de mis mayores preocupaciones es la fuga de cerebros. ¿No será un error poner tanto énfasis en el pago de la deuda en lugar de centrarse en el crecimiento, que, al fin y al cabo, es la forma más rápida para pagar la deuda?

C: El primer objetivo es mantener la estabilidad y centrarse en el crecimiento, teniendo en cuenta que Grecia debe adoptar reformas profundas -y a veces difíciles- y que tendrá que enfrentarse a intereses particulares, profesiones protegidas y rigidez en ciertos mercados. Espero que el nuevo gobierno entienda que las reformas aumentarán el potencial y la productividad. Que sin esas reformas, los sacrificios y el esfuerzo que se han llevado a cabo no darán lugar a un crecimiento sostenible, significativo y sustancial. Aún queda mucho por hablar, pero ahora es el momento de ponerse manos a la obra. Ambas partes tienen que escucharse y entender sus respectivas posturas.

A: El FMI es uno de los tres mayores acreedores. ¿Qué papel tendrá en las próximas semanas y meses?

C: Estamos totalmente disponibles para ayudar a las autoridades griegas a resolver el orden de prioridades. Qué reformas quieren y necesitan emprender en primer lugar. Cómo pueden avanzar. Estamos dispuestos a ayudar.

A: Si Grecia acaba saliendo de la Eurozona, ¿hasta qué punto afectaría esto de forma negativa al futuro de toda la zona euro?

C: La salida de Grecia de la Eurozona no está en el orden del día. La semana pasada se hizo evidente la voluntad colectiva de escuchar, de consolidar la confianza y de hacer lo posible por permanecer unidos. Todo el mundo debería centrarse en esto.

[...]

A: La austeridad afecta a las mujeres en primer lugar. Las que tienen un menor sueldo y las pensionistas son quienes peor lo pasan.

C: En el estudio que acabamos de publicar manifestamos que queremos un campo de juego justo e igualitario. Que las leyes impositivas no conspiren contra las mujeres, que los presupuestos se aprueben teniendo en cuenta las bajas de maternidad y las guarderías […]. De los 150 países que analizamos, el 90% tenía al menos una restricción que, como digo, conspira contra el acceso de las mujeres al mercado laboral. [...] Incluso cuando la ley es justa e igualitaria, hace falta cavar un poco más profundo. [...] Muchas mujeres tienen al menos dos trabajos contando el de casa, que suele recaer sobre ellas aunque no contabilice dentro del PIB.

[...]

A: En la pregunta final pido una predicción. ¿Dónde cree que habrá antes una presidenta mujer: en Francia o en Estados Unidos?

C: En Estados Unidos.

A: ¿Y hay posibilidades de que usted llegue a ser la primera presidenta en Francia?

C: Ninguna.

NOTICIA PATROCINADA