POLÍTICA

Zapatero con Castro en Cuba: Margallo habla de "deslealtad" y el PSOE dice que informó por "vía oficial"

26/02/2015 13:20 CET | Actualizado 26/02/2015 18:42 CET

La reunión del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con Raúl Castro en Cuba ha levantado ampollas en el Gobierno. La visita se ha conocido a través del diario estatal cubano Granmma que explica que Zapatero estuvo acompañado del exministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos y que durante el "cordial encuentro" se abordaron "temas de mutuo interés de la agenda regional e internacional".

La reunión sorpresa no ha gustado al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, que ha afirmado que supone "una extraordinaria deslealtad".

(Sigue leyendo después de la imagen...)

zapatero

En declaraciones a los periodistas antes de ofrecer una conferencia sobre la marca España en Alicante, ha declarado que desconoce qué asuntos trataron Zapatero y Castro, y ha añadido que se enteró del viaje porque hubo que tramitar los permisos de los escoltas y porque se pusieron en comunicación con el embajador en La Habana para informar de su presencia en Cuba.

Según Margallo, Zapatero sólo informó de datos técnicos de su viaje pero no "de las reuniones que se iban a celebrar". El jefe de la diplomacia española ha mostrado una carta remitida a Exteriores por la Oficina del Presidente Zapatero y fechada el 17 de febrero en la que se comunican los vuelos, los alojamientos y los datos de los escoltas del expresidente y del exministro Moratinos.

En dicha carta, según informa EFE, se informa del viaje de Zapatero a La Habana y a La Paz (Bolivia) y se pide que se notifique a los embajadores de ambos países. "Las agendas aún no las tengo en mi poder, en el momento que estén concretadas las remitiré a ambas embajadas", dice la carta firmada por la secretaria de la Oficina de Zapatero, Gertrudis Alcázar.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

margallo

Margallo muestra la carta enviada por la Oficina de Zapatero (EFE)

El ministro de Asuntos Exteriores afirma que "en ningún caso" se informó de "cuáles eran las reuniones que se iban a celebrar, las autoridades políticas a visitar" o "los mensajes que se iban a transmitir". Según Margallo, tampoco se preguntó "cuáles eran los mensajes que el Gobierno de España consideraba oportuno que las dos personas que han visitado Cuba hiciesen, que es lo que verdaderamente importa".

"No me importa tanto el saber cuáles son los escoltas o vuelos sino saber a quién se va a ver, para qué se va a ver y qué se va a decir y con qué propósito; y si eso ayuda o no para un mejor desarrollo de la política española", ha agregado.

"La visita no es sólo un ejemplo de deslealtad sino ejemplo de inoportunidad" ya que, ha proseguido, actualmente España y el resto de la Unión Europea se halla en un proceso de negociación con las autoridades de la isla, "siempre que el régimen cubano dé pasos en respeto a los derechos humanos básicos y la apertura a la Democracia".

MORATINOS: "NO VOLVERÁ A PASAR"

Ante tanto revuelo, el exministro Moratinos ha hablado este jueves por teléfono con Margallo para disculparse por lo ocurrido y para informarle personalmente sobre la visita a Cuba y Bolivia.

Una portavoz del Ministerio ha informado de que en esa conversación Moratinos le ha dicho al ministro que no era su intención haber generado esta polémica y se ha comprometido a que "no volverá a pasar" algo así.

Moratinos ha querido rebajar la polémica subrayando que informaron al embajador español en Cuba de su visita y que éste conoció el programa de su viaje cuando fue a recibirles al aeropuerto. Sin embargo, este programa no incluía la reunión con el presidente Raúl Castro, pues este tipo de encuentros se cierran a última hora.

El exministro ha explicado que la visita se enmarca en la iniciativa internacional que Zapatero lidera para abolir la pena de muerte en el mundo (la Constitución cubana mantiene la pena capital, aunque no está practicando ejecuciones).

PSOE: "SE INFORMÓ POR VÍA OFICIAL"

Sin embargo, antes de esta llamada desde el PSOE ya habían rechazado las quejas de Margallo, afirmando que se informó del viaje por "vía oficial" al Ministerio de Asuntos Exteriores.

La portavoz de Asuntos Exteriores del Congreso, Trinidad Jiménez, ha confirmado que Zapatero notificó su visita a Cuba el pasado día 17 por la "vía oficial" aunque admite que no la agenda de contactos porque aún no la tenía cerrada. "La comunicación oficial en todo momento se ha producido y se ha establecido ese diálogo", ha afirmado Jiménez, para quien es "absolutamente inadmisible" la queja de Margallo.

De hecho, a la exministra le parece "muy bien" que se hayan entrevistado. Jiménez, quien fue ministra de Exteriores con Zapatero, ha avalado la entrevista y ha recordado que el pasado mes de diciembre Estados Unidos y Cuba acordaron retomar sus relaciones diplomáticas tras décadas de distanciamiento.

"Me parece muy bien que Moratinos y Zapatero viajen a Cuba, es un momento muy especial el que se está viviendo en Cuba con la reapertura de relaciones con Estados Unidos", ha afirmado, apuntando además que "es bueno que haya un fortalecimiento de las relaciones entre España y Cuba".

A PEDRO SÁNCHEZ LE PARECE "PERFECTO"

También a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, le parece "perfecto" que Zapatero se reúna con Castro, según ha dicho en los pasillos del Congreso de los Diputados.

De igual modo se ha pronunciado Antonio Hernando, portavoz parlamentario socialista, quien no lo considera "en absoluto" una deslealtad ya que, asegura, el Gobierno "estaba suficientemente informado".

Fuentes socialistas han informado a EFE de que Zapatero informó con antelación al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sobre su viaje y la reunión que iba a mantener con Castro.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:



OFRECIDO POR NISSAN