POLÍTICA

Ignacio González niega que pidiera ocultar el caso de su ático y acusa a la Policía de "chantaje"

02/03/2015 12:47 CET | Actualizado 02/03/2015 19:23 CET

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha comparecido en rueda de prensa desde la sede del Gobierno regional para rechazar las últimas informaciones acerca del ático de 500 metros cuadrados que adquirió en 2008 en la Urbanización La Alhambra del Golf de Marbella.

González ha acusado a la Policía de "chantaje" después de que este lunes el diario El Mundo haya publicado que en noviembre de 2011 "mantuvo una reunión secreta con varios mandos policiales" en una cafetería de la Puerta del Sol donde les pidió "que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad offshore", es decir, de una empresa radicada en un paraíso fiscal (en este caso, Coast Investors, radicada en Delaware, EEUU).

El presidente de Madrid ha reconocido que mantuvo esa reunión ("un café", ha dicho) con los comisarios García Castaño y Villarejo en la que, asegura, le comunicaron que "había actuaciones policiales en relación con mi ático" y que "si les facilitaba algún recibo del alquiler, podía evitar que vieran la luz". "Como no tenía nada que ocultar", dice González, "no caí en el chantaje".

El dirigente regional ha tildado de "ilegal" la investigación de su ático y ha calificado de "chantajistas" a los agentes que la llevan a cabo. "Se pretende extorsionarme para que retire las denuncias que tengo abiertas contra estas malas actuaciones policiales", dice González, que considera "curioso que coinciden con fechas especialmente relevantes por estar en período electoral".

El presidente madrileño ha recordado que denunció ante un juzgado lo que ha calificado como una "estrategia" en su contra, que el procedimiento continúa en la Audiencia Provincial y que "fruto de ese proceso hay un imputado", el jefe de Policía de Marbella.

González, que ha recordado que el Supremo "archivó" las denuncias contra su "famoso ático", dice que no renuncia a ser candidato a la Comunidad de Madrid y que esto le "ayuda" a "reafirmarse" a "seguir trabajando por los madrileños".

INFORME POLICIAL

Según publicó El Mundo, el dúplex de lujo de González fue adquirido por un testaferro profesional que compartía con los que usaba Francisco Correa, presunto líder de la trama Gürtel, en Panamá.

La Policía considera que el contrato de alquiler que suscribieron tanto González como su mujer, Lourdes Cavero, es ficticio y que el dinero con el que adquirieron el inmueble proceden del cobro de comisiones.

De hecho, según la información publicada este lunes por El Mundo, González pidió a los policías que "de manera discreta" se "facilitara los datos que confirmaran su situación de inquilino de dicho ático" sin facilitar informaicón sobre el arrendador, la cantidad del alquiler ni dónde abonaba dicho importe. "Sólo se limitó a solicitar ayuda para que no trascendiera", añade el informe de la Policía.

Lo más curioso de la información publicada por El Mundo es de dónde procede el informe policial. El diario relata que en marzo de 2013, González pidió a un Juzgado de Madrid la apertura de un procedimiento penal contra los agentes que le investigaban. Dicho juzgado pidió a los policías toda la documentación que poseen sobre este asunto, entre la que se encontraba este documento.

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA