POLÍTICA

El arzobispo de Oviedo carga contra "los pancarteros" y sus "revoluciones de pacotilla"

06/03/2015 10:47 CET | Actualizado 06/03/2015 10:47 CET
ARCHIDIÓCESIS DE OVIEDO

¿A quién se referirá? El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha criticado lo que considera una "indiferencia globalizada" hacia la decapitación hace unas semanas de 21 cristianos egipcios secuestrados en Sirte (Libia) por parte del Estado Islámico. Y, entre esos indiferentes, el religioso menciona a políticos, a artistas y a "los pancarteros de barricadas financiadas para propagar sus revoluciones de pacotilla".

"En la indiferencia globalizada parece que no toca ahora organizar la consabida movida", afirma en su habitual carta semanal, colgada en la web del Arzobispado. Sanz Montes critica que no ha visto ninguna reacción por parte de "los políticos que se enzarzan en sus tribunas exhibiendo conquistas o vendiendo alternativas, contando encuestas o jugando en sus tabletas", en clara referencia a la viceprisedenta del Congreso, Celia Villalobos, quien fue sorprendida jugando con su iPad durante el debate sobre el estado de la nación.

Critica también a los "poderosos de las divisas, fugitivos en paraísos fiscales sin conciencia y sin iva". "No he visto a los pancarteros de barricadas financiadas para propagar sus revoluciones de pacotilla", subraya, a la vez que carga también contra "los llamados artistas que no cejan en mover su ceja sólo en el palco de sus causas perdidas". Se refiere así a artistas como Miguel Bosé, Joan Manuel Serrat, Miguel Bosé, Ana Belén o Víctor Manuel, que protagonizaron vídeos de apoyo al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, en los que aparecían con un dedo doblado en la frente simulando la ceja del líder socialista.

"MATONES DEL TURBANTE"

"Han matado a 21 cristianos, siguen matando más y más cada día, quemando sus iglesias, destruyendo sus casas y poblados, violando a sus mujeres y niñas, decretando su safari cristianofóbico", ha señalado, en relación a los 21 asesinados a quienes los encontraron fácilmente los "matones del turbante para pasarlos por su puñal de guillotina", concluye el arzobispo.

Sanz Montes es el arzobispo más joven del episcopado español y destaca por su afición a la tecnología. Aficionado a Apple (“su sistema operativo objetivamente me parece el mejor"), utiliza un iPad en las misas, felicita las Navidades por YouTube y es uno de los pocos arzobispos españoles que tiene cuentas de Twitter (con más de 3.000 seguidores y muy activa) y de Facebook, donde tiene como foto de perfil una foto suya con el papa.

"No es que la tecnología me seduzca, pero me permite trabajar con comodidad en algunas cuestiones a las que me dedico como profesor, preparando proyecciones, por ejemplo", dice.

Pero todo eso no significa que Sanz Montes pertenezca al llamado 'sector moderado'. Al contrario, es muy próximo a las tesis de Rouco y ha sido muy combativo con el aborto.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA