INTERNACIONAL

Netanyahu gana las elecciones israelíes con un claro margen de diferencia

18/03/2015 07:17 CET | Actualizado 18/03/2015 07:25 CET
REUTERS

El partido nacionalista Likud, que preside el primer ministro Benjamín Netanyahu, ha ganado las elecciones celebradas este martes en Israel, por un claro margen de diferencia sobre la coalición de centro izquierda Campo Sionista, que encabeza el laborista Isaac Herzog.

Según los resultados oficiales difundidos esta madrugada por la Comisión Electoral, al terminar el escrutinio de casi el 100% de los votos emitidos, el Likud obtiene 29 escaños, y el Campo Sionista 24, resultado que revalidará a Netanyahu al frente del gobierno israelí por tercera vez consecutiva y cuarta en su carrera política.

Estos son los resultados al terminar el escrutinio, pendientes aún de los votos de militares y diplomáticos que pueden producir, en el mejor de los casos, reajustes muy puntuales de hasta un escaño:

1.- Likud (derecha nacionalista): 29 escaños

2.- Campo Sionista (centroizquierda): 24 escaños

3.- Lista Común (minoría árabe): 14 escaños

4.- Yesh Atid (centro): 11 escaños

5.- Kulanu (centro-derecha): 10 escaños

6.- Hogar Judío (ultranacionalistas): 8 escaños

7.- Shas (ortodoxo sefardí): 7 escaños

8.- Judaísmo Unido de la Torá (ortodoxo askenazí): 6 escaños

9.- Israel Beitenu (ultranacionalista): 6 escaños

10.- Méretz (socialdemócrata pacifista): 5 escaños

La segunda formación ultraortodoxa sefardí Yahad, escindida del Shas el año pasado bajo el mando del ex ministro Eli Yishai, se ha quedado a las puertas de la barrera del 3,25% de los votos que da acceso al Parlamento, lo que supone un duro golpe para esta comunidad que pierde con ello cinco escaños con respecto a la anterior legislatura.

Dada la gran fragmentación del Parlamento o Knéset, que consta de 120 escaños, para formar gobierno se requiere el apoyo de al menos 61 diputados.

"UN GOBIERNO DE COALICIÓN FUERTE Y ESTABLE"

El primer ministro ha anunciado que convocará a su Ejecutivo a todos los partidos de la derecha y a los ultraortodoxos, con los que alcanzará una mayoría estable de 67 escaños

"Hablé con todos los líderes de los partidos nacionalistas y pedí que se unan a mí en la formación de un gobierno de coalición sin demora, porque la realidad no tiene tiempo de espera", ha señalado Netanyahu, en unas declaraciones que publica el periódico israelí The Jerusalem Post.

Tras declararse vencedor de los comicios, al igual que hiciese horas antes su principal contrincante, el líder de la coalición de centro-izquierda Unión Sionista, Isaac Herzog, Netanyahu ha afirmado que va a tratar de formar "un gobierno fuerte y estable" que aborde "los desafíos de seguridad y socioeconómicos" a los que se enfrenta el país.

El primer ministro ha agradecido el apoyo de sus votantes y ha insistido en que el Likud ha logrado "una importante victoria". "Estoy orgulloso de la gente de Israel, porque en el momento de la verdad han sabido diferenciar entre lo que era el verdadero reto y las tonterías, tomando el desafío", ha apostillado.

Y ADEMÁS...

Israel acude a las urnas