NOTICIAS

¿Qué pasa si veo el eclipse de Sol sin gafas? Las consecuencias de observarlo sin protección

20/03/2015 09:24 CET | Actualizado 20/03/2015 09:30 CET
AFP

Este viernes se produce uno de esos fenómenos astronómicos que a todo el mundo le gusta observar: un eclipse solar que podrá disfrutarse en prácticamente toda Europa de forma parcial y de forma total al norte de Noruega, en las islas Feroe (Atlántico norte) y en las Svalbard (Océano glacial ártico). Para ello es necesario que se tomen ciertas precauciones para evitar que sus efectos pueda ocasionar alguna lesión en la visión.

Desde el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla recuerdan que la observación directa sin protección puede provocar lesiones oculares como la conjuntivitis o queratitits punteada, llegando incluso a afectar de manera grave al centro de la retina, la mácula.

Una quemadura en la retina producida por los rayos ultravioletas e infrarrojos de la luz solar, conocida como heliotraumatismo, se asemeja a la que se produce en la piel cuando se toma el sol sin protección.

En caso de que no se hayan tenido en cuenta las recomendaciones a la hora de observar el eclipse solar es importante acudir al servicio de urgencias si se nota visión borrosa o una mancha en el centro de la visión, en las 24-48 horas siguientes a la exposición.

"Aunque entre el 80 y el 90 por ciento de los heliotraumatismos suelen tener recuperación, es importante administrar los primeros días corticoides y vasodilatadores para disminuir el edema y aportar oxígeno a la mácula dañada", afirma el profesor Francisco Gómez-Ulla.

CÓMO SE PUEDE VER

Para garantizar una observación segura hay dos opciones: utilizar unas gafas de eclipse o un telescopio equipado con filtros de cristal óptico, de polímero negro metalizado o de tipo Mylar. Las gafas de eclipse son unas gafas especiales homologadas con una montura de cartón y unos filtros (según la normativa europea, de tereftalato de polietileno, y con una índice de opacidad 5 o mayor) que eliminan las radiaciones solares dañinas.

También se puede observar de manera indirecta, viendo la imagen proyectada sobre algún tipo de superficie lisa. Estos métodos se basan en el efecto Pinhole (ojo de aguja), un principio por el cual la luz que atraviesa un pequeño orificio proyecta la imagen en un plano posterior, como en una cámara oscura. Por ejemplo, se puede utilizar una cartulina que haga sombra sobre el suelo y abrir pequeño agujero para ver cómo varía el punto de luz sobre el pavimento. O también se puede hacer con una caja de cartón.

Lo recomendable es que el agujero sea muy pequeño y el lugar donde se proyecte la imagen esté a cierta distancia. También se puede utilizar una espumadera, una galleta con agujeritos o un rallador.

Una última opción es verlo a través de internet. En la web Misión Eclipse se retransmite el eclipse total de las Islas Feroe.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter