INTERNACIONAL

Israel y EEUU se ausentan de una reunión de la ONU sobre Gaza

23/03/2015 17:40 CET | Actualizado 23/03/2015 17:40 CET
EFE

Israel y Estados Unidos se han ausentado de la sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, donde se analizaban las violaciones de derechos humanos en los territorios palestinos y, en especial, la ofensiva israelí sobre Gaza del pasado verano.

El representante de Israel no ha dado ninguna explicación por su ausencia en una cita que iba a repasar los supuestos abusos de su país, pero una fuente cercana al Consejo dijo que su ausencia se ajustaba a un intencionado "boicot", indica la agencia AFP.

Los Estados Unidos tampoco han estado presentes, lo que ha desatado también especulaciones sobre si se trataba de un signo claro del enfriamiento en las relaciones entre los dos aliados, ya que esa ausencia hacía que no pudieran defender a Israel. Pero EEUU lo ha negado, diciendo que la política de Washington es la de de no participar en los debates del Consejo sobre un tema específico sobre Israel, porque su Gobierno entiende que se "singulariza injustamente" sobre la actuación de Israel.

Keith Harper, el embajador norteamericano ante el Consejo, dijo en un comunicado que siguen "profundamente preocupados" el enfoque sobre Israel en reuniones y resoluciones de la ONU, una fiscalización que, cree, no se aplica a otros estados.

Por tanto, EEUU se ha alineado nuevamente con su aliado israelí, pese al tirón de orejas que el presidente Barack Obama dio este fin de semana al primer ministro Benjamín Netanyahu en una entrevista a The Huffington Post. Washington ha advertido de que podría retirar su apoyo inquebrantable a Israel en la ONU y otras instituciones internacionales por la postura dura de Netanyahu sobre los palestinos y su estado.

Israel cortó todos los lazos con el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2012 por sus críticas a la ampliación de colonias en suelo ocupado palestino y no volvió a aparecer en las reuniones hasta finales de 2013.

La sesión del lunes había sido originalmente programada para discutir la ofensiva contra la franja de Gaza del pasado verano, que duró 50 días, y las conclusiones de la comisión de investigación nombrada por la ONU para determinar si se produjeron crímenes de guerra, no sólo por parte de Israel sino por parte de las milicias palestinas también. Sin embargo, los investigadores han visto prorrogado el plazo para entregar su informe, ante las complicaciones para lograr pruebas -Israel les vetó el paso a Gaza- y por la dimisión de su presidente, denunciado por Tel Aviv como parcial.

"El proceso no puede ser apresurado", sostiene el ex juez de Nueva York Mary McGowan Davis, quien ha asumido el cargo de jefe del equipo. Ahora los investigadores tienen hasta junio para analizar lo ocurrido.

DENUNCIA SOBRE LOS NIÑOS DETENIDOS

A la espera de saber más de lo ocurrido en Gaza, el relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos, Makarim Wibisono, ha solicitado a Israel que "cese los malos tratos a los montones de niños" que retiene en centros de detención, más de 2.000. "Estoy tremendamente preocupado acerca del trato prestado a los palestinos, incluidos niños que están en centros de detención en Israel", afirmó Wibisono al presentar su último informe al Consejo.

"Mientras hablamos, montones de niños palestinos están en centros de detención de Israel. Hago un llamamiento a Israel para que tome las decisiones pertinentes de forma drástica e inmediata para cesar con los malos tratos", agregó.

Wibisono se hizo eco de un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que concluye que los malos tratos de niños en el sistema de detención parecía ser generalizado, sistemático e institucionalizado.

"Ningún niño se merece pasar por noches de arrestos terroríficas, abuso físico y verbal, denegación de acceso a un abogado, y humillación", afirmó el relator, quien recordó que los menores israelíes que viven en asentamientos ilegales en los territorios ocupados "no son tratados de la misma forma". Israel lleva a cabo los interrogatorios en una lengua que el niño puede entender, pero eso no ocurre en los casos de los menores que lanzan piedras, que son el cargo más frecuente contra ellos.

En la misma línea, Wibisono recordó el precio que pagaron los niños palestinos de Gaza tras el último conflicto, que dejó 500 menores muertos y 400.000 con necesidad de ayuda psicosocial. Según datos oficiales de la ONU, 2.140 palestinos, la mayoría civiles, y 73 personas en el lado israelí, en su mayoría soldados, murieron en la ofensiva del verano pasado.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

ELECTRIFY THE WORLD