POLÍTICA

Escenas de tensión de familiares y amigos en El Prat

24/03/2015 14:22 CET | Actualizado 24/03/2015 16:49 CET

Día de dolor y tristeza. Familiares y amigos están llegando a la carrera y con los ojos llorosos a la sala de atención a las víctimas de la terminal T-2 en el aeropuerto de El Prat, protagonistas de unas escenas de tensión lógicas por el drama que ha supuesto el accidente del avión que viajaba de Barcelona a Dusseldorf.

Entre los pasajeros de la aeronave accidentada hoy en los Alpes franceses podría viajar algún trabajador de la compañía farmacéutica Bayer, según ha explicado Jordi Campoy, extrabajador de esta empresa que ha acudido a la terminal T-2 del aeropuerto de Barcelona para apoyar a la familia de un excompañero suyo que viajaba en el avión siniestrado.

Campoy está entre los primeros familiares y amigos de los pasajeros que viajaban en el vuelo 4U9525 de la compañía de bajo coste Germanwings que viajaba de Barcelona a Dusseldorf que han comenzado a llegar al aeropuerto de Barcelona, donde han habilitado una sala para atenderles.

Conforme van llegando a la terminal T2, los agentes de los Mossos d'Esquadra los dirigen, corriendo literalmente, hasta la sala. Algunos corren hasta allí con los ojos llorosos.

Jordi Campoy ha explicado a los numerosos periodistas concentrados en la T2 que conoce a dos de las personas que viajaban en el avión: un excompañero de trabajo en Bayer y la esposa de otro excompañero, que viajaba para ver a sus hijos en Alemania.

Campoy ha dicho que ha venido a la terminal "para apoyar a la familia" y que se ha enterado del accidente porque le ha llamado un excompañero de Bayer: "Pero no sé aún nada, sólo sé lo que he oído en la radio y espero que se equivoquen".

A la sala habilitada en la T-2 también han llegado miembros del consulado alemán en Barcelona.

Algunos de los familiares acuden al mostrador de Swissport, la empresa de handling que hace los servicios de tierra para la compañía del avión siniestrado, Germanwings, pero la policía les acompaña a la sala habilitada para atenderles.

TURISTAS Y ESPAÑOLES

Aunque la mayoría de los pasajeros del avión siniestrado eran turistas que habían pasado unos días de vacaciones en Barcelona y Palma de Mallorca, entre el pasaje había 45 personas con apellidos españoles.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ya ha enviado un equipo de médicos y psicólogos al aeropuerto de Barcelona para atender a los familiares de las víctimas del accidente de avión.

El dispositivo de emergencia para atender a familiares y allegados de los pasajeros fallecidos en el siniestro se ha acordado esta mañana en un gabinete de crisis que se ha convocado de urgencia al trascender la noticia de la catástrofe aérea.

Concretamente, el SEM ha enviado al aeropuerto de Barcelona un equipo de profesionales médicos, que va acompañado también de psicólogos expertos en atender a personas que atraviesan situaciones traumáticas.

Un avión se estrella en los Alpes

OFRECIDO POR NISSAN